viernes, 9 de febrero de 2024

isabela se puso filosófica mientras me succionaba el veneno de los huevos


qué es la vida, me preguntas

sacándote por un instante mi verga de la boca

y clavando tu pupila drogadicta en mi pupila alcohólica


¿la vida, mi querida isabela?

no sé realmente qué mierda es la vida

nadie sabe realmente qué es la vida

ni siquiera eschopenhauser, que se pasó la suya

leyendo miles de libracos escritos por los más chingones pensadores

y filósofos griegos, indios, chinos y neozelandeses

pudo jamás acercarse a una respuesta satisfactoria

y que arrojara una poca de luz al respecto

"la vida solo es sueño" dijo lope de vega

pero tampoco nadie sabe lo que son los sueños

"sólo sé que no sé nada" dijo sócrates

el hombre que se sacó de los huevos toda la filosofía occidental 

y que antes de morir declaró

"mientras más conozco a los hombres más quiero a mi perro"

-o tal vez no lo dijo él, pero algo tengo que poner en el puto poema, ¿no?-

y si sócrates, semejante portento intelectual

no sabía nada

qué voy a saber yo, que soy un simple borracho medio loco

"la vida son dos días y uno llueve"

decía mi abuela, que vivió 105 años

y el día de su entierro cayó un diluvio


así, pues, querida isa

no tengo ni puta idea de lo que es la vida

no sé lo que hubo antes ni lo que habrá después de ella

-aunque supongo que no habrá nada-

no sé qué motivos lo traen a uno a este jodido planeta

ni cuál es el propósito de estar aquí repitiendo las mismas pendejadas día tras día 

bebiendo todos los días, cogiendo todos los putos días

maldiciendo todos los días por la inflación, los políticos de mierda, los impuestos

el coche que se volvió a joder, la vecina que no limpia la mierda que su puto perro

caga en la banqueta frente a mi casa

el calor que hace, la contaminación, el ruido, las cucarachas

que se suben a la cama mientras duermes y te andan por el culo

la próstata de mierda que se te volvió a inflamar

la úlcera de mierda que te sangra otra vez

la rodilla de mierda que te amaneció del tamaño de una toronja

las malditas resacas mañaneras en que te das cuenta que no te queda un solo peso

para comprar cerveza y curarte la cruda

tu ex mujer pateando la puerta a las 9 de madrugada

para amenazarte con pagar a un par de sicarios que te partan la madre

si no te pones al corriente con las ultimas 12 mensualidades de la pensión alimenticia

no tengo ni puta idea de nada, no conozco las razones 

por las que las cosas pasan o por las que no pasan

y maldita la falta que me hace conocerlas

lo que sí te puedo decir, hija de la chingada

es que vida es lo que llegará a faltarte

para arrepentirte caso que se te vuelva a ocurrir

interrumpir la mamada que me estás haciendo nomás para soltarme


otra de esas preguntitas pendejas que te gusta hacer





domingo, 28 de enero de 2024

para lo único que sirvo es para encerrarme en mi cuarto a beber alcohol

y bueno, pues eso de ahí arriba es todo el jodido poema
es decir, lo que funge como título de esta cosa
-esa única línea, ese estrafalario enunciado-
ese es todo el jodido poema

un poema corto, por cierto
una frase sin mayores vericuetos filosóficos ni ambigüedades de sentido
la escribiré de nuevo aquí abajo para que la puedan leer otra vez:

para lo único que sirvo es para encerrarme en mi cuarto a beber alcohol

habrá quizás algún lectorcillo por ahí -no lo dudo-
que encontrará desde luego reprobable de mi parte
publicar un poema así de breve y definitorio:

"qué se estará pensando este hijo de puta del villa
¿acaso creerá que tiene como lectores a un puñado de retrasados mentales onanistas
y que dichos retrasados mentales onanistas exclamaremos ¡oh, qué fantástico poema!
cuando nos topemos con la mierda esa que el pendejo escribió allí arriba?"

bueno, tal vez tenga razón
tal vez realmente me haya pasado de rosca
y no sería por tanto una mala idea que añadiera un par de cositas al poema
un poco de shampú que le hiciera adquirir un mayor cuerpo y volumen: 

para lo único que sirvo es para encerrarme en el jodido cuarto
con isabela, un litro de whisky y un paquetito de polvo
a coger, drogarnos y ponernos hasta la chingada de alcohol
como si el mundo se fuera a acabar mañana
y mientras la tierra, ese simpático balón que flota en medio de la nada
completa un giro alrededor de su propio eje

hmm, no sé
les diré que prefiero la concisión y el laconismo de la versión original
ese espléndido punch derivado de su brevedad
y que aterriza en la cara del lector como un escupitajo que lanzara al pasar
aquel perfecto desconocido que uno se cruza por la calle:

para lo único que sirvo es para encerrarme en el puto cuarto a beber alcohol hasta cagar

¿no queda ya todo dicho en esa única línea?
¿no queda ya contenida dentro de esas pocas palabras
todo la carga de fracaso, derrota y humillación absolutas
que puede acumularse en el corazón de un individuo?

tampoco se trata de tomarse literalmente el jodido poema, claro
quiero decir, todo mundo debería entender
que el poeta no va a pasarse todo el puto día encerrado en su cuarto
sobándose los huevos y empinando el codo como un cerdo hasta quedar noqueado:
resulta obvio que además de beber hará otras cosas
montará en bicicleta para ir a comprar café a la tienda, por ejemplo
cogerá el teléfono para hablar con algún familiar uno que otro fin de semana
-"hermanita querida, pónme un giro de 300 dólares en cuanto puedas
porque pagué el puto alquiler y ahora me mantengo con comida para perros"-
bajará a la playa a mediodía para darse un chapuzón en el mar
y beberá un par de cervezas con alguna furcia bajo cualquier ramada 
-con probable ensarte posterior si la dama en cuestión manejase tarifa de supervivencia-

pero, sin importar lo que pudiera hacer en el transcurso del día
el poeta regresará tarde o temprano a meterse a la pocilga en que vive
y, una vez allí, enfrentado a la total vacuidad de su vida
-la soledad, el despropósito, los escombros de un pasado irrelevante-
recurrirá al alcohol para aliviar su desolación:

para lo único que sirvo es para encerrarme en el puto cuarto a beber alcohol hasta cagar

hace rato que vengo pensando que, en el ámbito poético
las cosas que tenía que decir, las cuestiones que tenía que tratar
las dejé ya sobradamente dichas y tratadas en un número más que suficiente de poemas
y que escribir las pendejadas que escribo ya no me causa la menor satisfacción

en otras palabras: hace rato que estoy hasta el culo de todo lo relacionado con la cosa poética

por otra parte, mis neuronas están envejecidas y exhaustas
e incluso el hecho de leer una docena de páginas de cualquier novelita de detectives
basta para inducirme un profundo estado de apendejamiento
¿quién se va a poner a escribir poesía en tales condiciones?
¿quién se molestaría en escribir kilométricos poemas de 100 líneas
para decir algo que puede perfectamente ser dicho en una sola frase?
así, mucho me temo que
mis días como poeta supremo de la galaxia parecen haber llegado a su fin
(esos tiempos donde no era raro que escribiera 10 poemas de una sentada)

hace un par de noches comentábamos el punto con isabela:
"mis días como poeta han quedado en el pasado, querida isabela"
"¿qué harás ahora, villa?"
"gastarme todo el puto dinero en drogas y alcohol
y pasarme borracho y drogado todo el tiempo"
"pero eso es lo que siempre has hecho desde que te conozco..."

"maldita sea, isa, ¿no podrías simplemente quedarte callada alguna puta vez?"








sábado, 4 de noviembre de 2023

una muerte solitaria

 

cuando me llegue la hora

de estirar la pata

voy a hacer como los gatos

que se meten en su escondite favorito

y no vuelven a salir de ahí ni que los maten

para que nadie los vea mientras se los está cargando la chingada

para que nadie los oiga

para que nadie sepa si en efecto finalmente murieron

o emigraron o los abdujo un ovni

para que nadie vaya y les pregunte ¿cómo estás, lindo gatito?

¿te sientes bien?, ¿te puedo ayudar?

¿quieres que llame al puto doctor?

¿quieres que te haga un puto caldito de pollo con verduras?


puede que muera de infarto, es cierto

o que me caiga borracho por las escaleras y me rompa la madre

o puede que al cruzar la calle me aplaste un camión

una muerte repentina, inesperada

y que entonces por lo tanto mi cuerpo quedase a merced de extraños

y así yo no pudiera impedir que hiciesen conmigo lo que les diera su chingada gana

que me metieran en un puto cajón, lo más probable

de esos de madera acartonada que regala el ayuntamiento

con traje negro, corbatita y una pastilla ambientadora con olor a bosque 

para contrarrestar el olor a podrido del difunto muerto

y que luego organizaran un jodido velorio donde los hijos de puta de mis parientes y conocidos

se pudieran dar el gustazo de ir a reírse en mi jeta

de ir a decirme con tonito de burla "que te vaya bien, pendejo"

"que te pudras en el infierno, pinche mamón hijo de puta"

y que después del velatorio me llevasen a la puta iglesia para la misa de réquiem

y yo tuviera que aguantar entonces todas las jodidas monsergas del padrecito

que si la gloria y la misericordia y el perdón de los pecados

que si el alma de nuestro hermano josé villa está por fin ya libre de tribulaciones

que si nuestro padre todopoderoso lo recibió con regocijo a pesar de que nuestro hermano

era en realidad un perfecto cabrón degenerado merecedor del fuego eterno


pero confío en que no ocurra eso, que la muerte no me sorprenda cagando

o durmiendo o cruzando la calle o echando un palo con isabela

confío que me mande una señal premonitoria días antes de cortar el hilo de mi existencia

como un zumbidito en los oídos, una punzada insidiosa en el lado izquierdo del pecho

un sueño recurrente cada noche en el cual aparece un ataúd

y yo me asomo por la ventanita de la tapa y veo allí dentro

a un cabrón con una jeta idéntica a la mía y la mirada perdida del que ya se lo cargó la verga


"bueno, villa", me diré entonces

"he ahí la señal que esperabas para salir cagando leches de este jodido pueblo del nabo"

como hacen los gatos, precisamente

escabullirse a donde nadie pueda alcanzarlos

tirarse de cabeza dentro de una grieta conectada con el inframundo;

así haré yo, desaparecer subrepticia, sigilosamente en medio de la madrugada

furtivo como fantomas, huyendo de mi propia vida

tomaré rumbo al cerro llevando solo unas cevezas y tabaco

y acabaré instalado en una cueva inaccesible en lo alto de la sierra madre

un vil agujero rocoso perforado en la pared de algún acantilado

donde transcurriré las noches y los días masticando peyote y teniendo visiones terroríficas

sobreviviendo a base de hierbas, lagartijas y hormigas

y enloqueciendo progresivamente hasta perder por completo la razón


entonces, ya demente y con los cables del hardware fundidos

cruzaré las puertas que conducen fuera de la realidad

y me echaré a deambular por los recintos donde perviven las formas astrales de los muertos

allí veré a jesucristo, a mi ex suegra, a fidel castro

a cleopatra, a homero, a bukoski

"hey, villa, qué chingados se te perdió por estos rumbos"

me preguntará este último, sacándose el habano de la boca

"¡soy mejor poeta que tú, hijo de la chingada, no vengas a darme pelota!"

"¡me pelas la verga, villa: he vendido 100 millones de mis libros tan solo en europa

y tú, en cambio, nunca has recibido siquiera un puto peso por la mierda que escribes!"


más adelante veré incluso a la muerte:

una mujer joven sentada en un taburete frente a la barra de un barecito en penumbras

guapa, con tacones, putifalda, top de licra resaltando sus tetas

la facha inconfundible de una puta barata

me acercaré a ella, tomaré asiento a su lado

"¿qué te tomas, beibi?", le diré

"déjate de mamadas, villa, es hora de irnos"

"eres más bella y más sensual que cualquiera de esas putas de las kardeishian, nena"

"mira, villa, es tarde ya; tu tiempo para cagarla ha expirado"

"¡me la has puesto más dura que una puta barra de tungsteno, mamasota;

podría traspasarte por el culo y partirte en dos mitades!"

"bueno, mira, ejem... hay un cuartito allá al fondo, ¿lo ves?"


murió bien enchufado a un culo, podrán poner en mi epitafio




viernes, 3 de febrero de 2023

me gusta darle al trago


me gusta darle al trago

en tugurios de mierda, a deshoras de la noche

con furcias de la peor estofa, entre borrachines medio zombis;

jubilados con aspecto de supervivientes del armagedón

cuarentones divorciados, poetas de quinta, alimañas del submundo 

y un heterogéneo repertorio de la escoria humana en su conjunto;

cinco, seis, siete pelotazos de whiski

me encajo entre pecho y espalda en cosa de 40 minutos

con una o dos idas al baño

y empiezo a ser feliz


voy a la rocola, meto unas monedas

y pongo los grandes exitos de juan gabriel, josé josé y los kaminantes

para ahogarme en alcohol mientras oigo esas bellas rolas románticas

que tan hermosos recuerdos me traen de una vida ya pasada

donde yo era joven, buen tipo, tenía mujer y me esforzaba 

por estar siempre a la altura de las circunstancias


me gusta ponerme hasta el culo de alcohol

en cantinas de mala muerte de puebluchos perdidos del sur de jalisco

donde me emborracho alegremente con ex convictos, sicarios en paro, narcos de pacotilla

que me cuentan de sus correrías a las órdenes del cártel jalisco nueva generación

quemando camiones, matando gente del ejército y disolviendo en barriles con ácido

los cuerpos de los hombres del cártel de sinaloa


pinche bola de pendejos, pienso, mientras me chingo mis tragos

y escucho las tremebundas historias de sus sanguinarios lances

con lo bonita que es la puta vida y a estos tarados les vale verga

que probablemente ni siquiera lleguen a los 30

y que a la siguiente semana, al siguiente mes si acaso tienen suerte

terminarán masacrados como perros en cualquier recodo del camino

y su tumba será un agujero en medio de ninguna parte 


me gusta acabar como araña fumigada 

dedicándome a beber duro y macizo

en sórdidos antros de perdición, olvido y decadencia

que me salen al paso mientras recorro sin rumbo en el coche

caminos rurales, carreteras secundarias y brechas que se adentran 

hacia las zonas poco transitadas de mi lindo estado

el jorullo, la presa, guajolotlán, san ubaldino mártir

la yerbabuena, cimarrón, jolutla, el zancocho

tristes caseríos borrados del mapa, donde no vive ni su puta madre

pero en los que siempre hay una jodida cantina con las puertas abiertas

para acoger a las ánimas en pena que recalen a su orilla


allí detengo el carromato, le doy un tiento al botellín de whisky

que cargo siempre en la guantera para reforzarme el ánimo;

enciendo un marlboro, me calo el stetson 6x hasta la línea de las cejas

y me encamino luego rumbo a la cantina

con la mirada brillante y ávida del peregrino que 

después de haber recorrido 1000 kilómetros hasta el templo del santo de su devoción

sabe que en su interior hallará lo que su corazón necesita 


para resarcirse de toda la puta mierda que tuvo que tragar hasta llegar allí




domingo, 17 de julio de 2022

factores explicativos de por qué mi matrimonio duró 30 años, y que no me haya suicidado todavía


el amor, oh, el inefable amor
surtiendo su efecto inesperada y sorpresivamente 
esa lluviosa noche de junio cuando ella y yo
buscamos refugiarnos de la tormenta en aquella solitaria caseta de la parada del bus

el amor, pues, factor principal y determinante 
-"lo que encendió la luz", como dijo arjona-
para el principio y arranque de una historia de casi 30 años
y el pegamento que nos mantuvo juntos, felices y dichosos
tal como lo fuimos todo lo que tardó en deshacerse 
el hechizo de ese efímero y
arrollador sentimiento

el sexo, faltaba más
coger a todas horas y en cualquier lugar
coger como locos fue otro pegamento que nos mantuvo juntos
cuando el amor se degradó y terminó por no servir ya
 como aglutinante de nuestros mutuos sentimientos
-en realidad ya habíamos empezado a odiarnos-
y ciertamente pareció funcionarnos de puta madre
digamos los subsiguientes 7, quizá 8
en realidad no-demasiado-jodidos-años
que siguieron al fatídico domingo de nuestro enlace matrimonial

los hijos, más tarde
cuando aparecieron; primero uno y luego otro
y más adelante un tercero
fueron el tercer factor decisivo
para impedir la quiebra de nuestra cada vez más
malsana y calamitosa relación;
cumpliendo, esos dichosos seres
a la perfección con su papel unificador
de la sacrosanta y bendita y maravillosa
-y aniquiladora infalible de cualquier rastro de individualidad-
institución familiar

empezar a darle duro y macizo
todos los días a la puta botella desde los treintaitantos
me funcionó relativamente bien
para no enloquecer y acabar metiéndome un plomazo en la puta cabeza
o acabar cediendo -alguna cualquiera de aquellas oscuras y amargas noches
compartiendo cama con la insoportable garrapata-
al criminal impulso de hacerle cerrar la puta boca para siempre
estrangulándola

(y me permitió, incluso
aguantar sin vomitar todo el puto día
de la fiesta de nuestro 20 feliz aniversario
de casados)

cogerme a su hermana uno que otro fin de semana
cuando íbamos a lo de sus padres, y pasar a cogerme luego
a su madre, ya sesentona pero
-gracias al yoga y al pilates-
todavía potable, después que su hermana se casara y se fuera a vivir
a niu york
me estuvo funcionando aceptablemente unos cuantos añitos
a modo de compensatoria y consuelo
ante la negativa creciente de la horripilante arpía
a permitirme ejercer mis derechos conyugales

si bien terminaría siendo, de igual manera
la causa que precipitó el desenlace de nuestro matrimonio
el día que repentinamente, justo en mitad de una culeada en la alberca de la casa en cuernavaca
-y a pesar del puto yoga y el puto pilates-
la pelvis de mi suegra tuviera la ocurrencia de 
hacer ¡crak! y quebrarse en dos mitades

escribir poemas realistas de corte pornorromántico
ahora que soy un jodido y maltrecho vejestorio amargado
y que ella y yo no vivimos ya juntos
y que ella, en fin, después del puto divorcio
se acabara quedando con el 75 %
-por daño moral, traumas insuperables
vejación psicológica, cogerme a su hermana, cogerme a su madre
cogerme a su tía solterona precisamente el día de la fiesta de nuestro 20 feliz aniversario etc-
se acabara quedando con el 75 % de mi pensión y con la puta casa
y con el puto depa con vista al mar en acapulco
y con mis ahorros y los hijos y el jodido perro
y con uno de mis testículos para colgarlo en su llavero...

escribir, en fin, estos jodidos poemas de mierda
y hacerme una paja cada dos semanas
no digo que sea una cosa que me haga sentir realizado y feliz de la vida
pero al menos resulta ser -quiero creer-
una especie de terapia ocupacional que me ayuda a no empinarme un vaso de cianuro
y a ir demorando el cumplimiento del plazo
en que probablemente acabaré terminando convertido 
en ese clásico ejemplar de patético desecho humano
que deambula por la calle hablando solo, que no suelta la puta botella
y que ultimada y olimpicamente

se caga en todo lo que hay en la tierra, en la galaxia y en tu puta madre de pilón



martes, 5 de julio de 2022

lo que hice las primeras horas en que estuve muerto


el día que me morí

no fue nadie a mi puto velorio

no fue melesio, mi compa de borracheras

-y eso que yo era siempre el que ponía el tonayans-

no fue mi ex, ni mis hijas; no fue ni siquiera un jodido perro

y bueno, estaba el pendejo encargado de la funeraria

pero le entró sueño y terminó quedándose jeta poco antes de la medianoche


¿a qué pinche muerto le gusta estar muerto en una madrugada lluviosa

apretado e incómodo dentro de un cajón 

en medio de un enorme salón vacío?

no a mí, desde luego:

había seguido con puntillosidad el protocolo del difunto reciente

quedándome muy tieso y guardando un mutismo sepulcral

desde el momento en que el médico del municipio

llamado por la casera para dar fe de mi fallecimiento

decretara que su servidor había pasado ya a mejor vida


¿pero de qué servía aquella contracturación y aquella seriedad

los músculos tensos como un alambre de acero

el aguantamiento heroico de la respiración

la retención sobrehumana de la orina en la vejiga

si no había nadie por allí cerca para echarle un ojo a mi cadavérica impavidez?


además me picaba el culo y el pantalón me rozaba los huevos


¿no habrías hecho entonces tú lo mismo que hice yo

de haberte hallado en aquella situación?

¿no te habrías dicho "chingue su madre, voy a tomarme un break de estar morido"

y después de habértelo dicho puesto manos a la obra

de levantar la tapa del cajón, sacar de allí la cabeza, el tronco y luego arreglártelas

para salir del estrecho confinamiento de aquel receptáculo?


y si, como quiera que fuese, ya me había cargado la chingada

y si, como quiera que fuese, dentro de unas pocas horas más

iba a quedar enterrado en un agujero para todo el resto de la eternidad

¿por qué no aprovechar aquella chance que se presentaba

para desentumirme un poco, tomar el aire y darme un pequeño masaje en brazos y piernas?

total, no se trataba tampoco de hacer nada del otro mundo

incluso pensé que aún me daba tiempo

para ir a echarme un último tonayans con aquel hijo de puta desagradecido del melesio

"daría un huevo por ver la puta cara que se le pondría al cabrón

cuando me viera bajar del taxi como un emisario colérico y rabioso de ultratumba"


al final, sin embargo, me comporté con bastante discreción

me serví una taza de la cafetera que había en una esquina del salón

me aflojé el cinturón, me quité los zapatos, deshice el nudo de la corbata

hice tres series de sentadillas y dos de abdominales

me tumbé a hojear una revista de arte en uno de los sofás

descabecé un sueñito, me tomé otro café

cogí un bolígrafo promocional de "funerarias la económica: muérase ahora, pague 

en cómodas mensualidades sin interés"

y en la parte de atrás de un folleto con los precios de distintos cajones

escribí "para anexar al diario personal de josé villa"

y me puse a redactar la página póstuma de mi diario:


querido diario:

acabo de estirar la pata no hace mucho

el corazón comenzó a fallarme de repente y sentí que la vida se me iba por momentos

todavía alcancé a coger el puto celular

pero se había descargado y ya no pude marcar al 911

-ni modo, ya me tocaba-

no acabé cagado del susto ni mucho menos

todavía no he visto ninguna puta luz al final de ningún pinche túnel

tampoco hay un río atravesando una llanura sembrada de pedruscos fantasmagóricos

ni llueve fuego ni tiembla el piso ni su puta madre

quizá cuando termine este apunte me meta al baño a hacerme una paja

quizá decida salir a la calle para echármele encima a la primera mujer que encuentre

-¿quién dijo que los muertos no tenemos fantasías?-

sí, sí, ya sé lo que me vas a objetar:

que voy a dejar deshonrada mi memoria

que los hermanos de la mujer le cortarían el pito a mi cadáver para echárselo a los perros

¿y qué?

¿acaso crees tú que allá donde voy me haría mucha falta?

¿acaso piensas que exista alguna posibilidad

de que nuestro amado señor padre haya cambiado ultimamente?

¿dejado ya de ser el cabrón hijo de puta rencoroso que siempre ha sido?

¿acaso no vamos sólo a que nos den por culo eternamente


por haberla cagado en esta puta vida una y otra vez?





domingo, 3 de julio de 2022

no todo en la vida se trata de escribir poesía


lástima, que justo ahora 

cuando la copiosa ingestión de cerveza que me ha permitido

sobrellevar las melancólicas horas de esta lluviosa noche

ha atraído también, al parecer, hacia mi puerta

la presencia de un cortejo de achispadas musas


que sólo esperan mi aquiescencia para hacer su entrada 

en mi habitación y convertir 

esa vacilante llamita de la inspiración que de pronto ha prendido en mis entrañas

en un volcánico estallido de creatividad bajo cuyos efectos 

no dudo que quizás pudiera serme concedido

antes que la noche diera paso al día

llegar a escribir algún poemita no demasiado jodido ni demasiado mierdoso


por desgracia no me quedan ya, en el refri

mas que las dos tristes latas de cerveza que mañana 

cuando me toque despertar sintiéndome una puta cucaracha fumigada

me servirán como única razón para seguir viviendo

y contar con un motivo para salir de la cama y arrastrarme

no hacia el baño, donde podría colgar una cuerda del tubo de la bañera para ahorcarme

sino rumbo a la cocina para echarle el guante a las cervezas y así empezar de nuevo

otra vez desde cero, contrarrestando la resaca

y juntar luego las fuerzas que me ayuden a meter las piernas en los pantalones,

ponerme lente oscuro, calzarme las chanclas y sacar la jeta fuera de mi madriguera

para recorrer esos infinitos 120 pasos que llevan al expendio de cerveza


así, pues, con la pena

querida poesía, queridas criaturas de las olímpicas regiones

que tan gentilmente han acudido a la morada de este mediocre poeta del nabo

para ayudarlo a escribir sus pinches poemas pedorros

me van a tener que perdonar si por esta ocasión

me veo obligado, dado que estoy por sumergirme en los brazos de morfeo

a recomendarles que en una futura visita vengan más temprano

y a pedirles de la manera más atenta, desde luego


que se vayan a la puta chingada, por favor





















martes, 28 de junio de 2022

reflexiones inconexas de un vejestorio alcohólico y fracasado


afuera llueve, acá dentro tengo una botella

de whisky

y me la voy chingando de a traguitos

despacio, pensativo

con la luz apagada, en pelotas, despatarrado en la cama

un puto alcohólico de mierda en estado puro

no existe nada en toda la extensión de la galaxia

que sea más importante para mí en este momento

que alargar la mano, coger la botella, llevármela a la boca

y meterme una buena cantidad de alcohol por el gaznate

así de sencillo, así de simplificado

oigo la lluviecita repiquetear sobre el tejado

como si a un niño se le hubiera caído al suelo un montón de canicas

de pronto se me ocurre que probablemente

nadie piensa en mí ahora

a nadie le importa una jodida mierda lo que pueda ser de mí

si estoy vivo, si estoy muerto, si me raptaron los extraterrestres

o si estoy siendo sodomizado por un lujurioso doberman

tampoco tiene nada de raro, por otra parte

dado que todos mis viejos compinches de borracheras 

hace años que se los cargó la chingada

al igual que a mis putas y queridas y cuanta madre

¿quién queda que se vaya a poner a acordarse de mí?

¿y a quién quisiera yo realmente volver a ver

de todos aquellos que alguna vez se emborracharon conmigo

la cagaron junto conmigo, se embarazaron de mí

o fueron desgraciados o felices por mi culpa?

a ninguno, para qué me voy a hacer pendejo

independientemente de todas estas consideraciones

y del hecho de que mi vida sea una triste pila de escombros

puedo decir que a lo largo de los años

mi relación con la botella nunca peligró ni estuvo en crisis

y que incluso a mi provecta edad

el whisky me sigue entrando de puta madre, para no variar

así como el tumultuoso torrente de un río entra al mar

así como la primavera entra en el verano y el verano en el otoño

así como entra en el instagram de la kardeishian

la puberta de 12 y piensa luego


yo de grande quiero ser igual de puta










martes, 24 de mayo de 2022

aquellas jodidas crudas de las mañanas de domingo


suponiendo
que me preguntaran
qué es
lo que más extraño 
de 
vivir con una
mujer

yo diría que
no es el hecho de tener a alguien
que
me llevara al despertar 
cada mañana
el café 
y dos galletas en un platito
a la cama

diría 
que tampoco es
la posibilidad de contar
-en esas madrugadas de violentas erecciones-
con aquel receptáculo adecuado que la naturaleza ha instalado 
en la entrepierna femenina
para solaz y consuelo y descargamiento de la brama 
de todos esos hombres que
por principios éticos
o manía
o vete tú a saber por qué otra puta razón

no extienden sencillamente la mano
y se aprietan la puta verga
y le meten a la puta verga una cuantas buenas sacudidas y
se deshacen así 
con facilidad y mínimos efectos colaterales
de la maldita inquietud 
y el insoportable estrés
testicular

ni diría 
que extraño o siento nostalgia
de aquel gesto de cariño
o afecto
brindado por un ser humano a
otro ser humano cuando
éste último 
en el trance rutinario de los avatares existenciales
acaso pudiera llegar a sentirse
desanimado, quizás, o
triste o
melancólico, y 
que
por principios éticos 
o manía
o vete tú a saber por qué otra puta razón
no recurre sencillamente a coger una puta botella
y a darle a la puta botella unos cuantos buenos tragos para deshacerse así 
con facilidad y mínimos efectos colaterales
de la muy jodida
y condenadamente cabrona
depresión

lo que yo diría 
más bien
lo que realmente extraño
de
aquellas veces que
una mujer 
vivió conmigo

es 
la certeza inamovible que invadía mi ser 
en aquellas resacosas mañanas de domingo, apenas despertado
-y cualquier otro día que amaneciera crudo-
de que no tenía más que abrir 
la pinche bocota y gritar con fuerza 
a quienquiera que fuese que anduviese por ahí 
-bien remoloneando en la cocina, bien 
pintarrajeándose los ojos en el baño-

gritar: ¡mueve ese culo, hija de la chingada, y vete como el pedo
a traerme unas putas cervezas que me está cargando la pinche verga!

para que 10 minutos más tarde, sin haber salido de la cama

yo estuviera ya empinándome de un trago una lata de cerveza bien helada




domingo, 6 de marzo de 2022

wikibiografía de josé villa


poeta de mierda del sur de jalisco, méxico

-o de por ahí cerca, a quién le importa- 

nadie sabe a qué chingados se dedicaba, de dónde sacaba la plata

para el sufragamiento de sus vicios

murió jodido y viejo y alcoholizado

murió pendejo y ya no se acordaba de nada

murió diciéndole a la pared "chingas a tu puta madre"

-nadie lo oyó, por cierto, pero ese pequeño detalle

los de la wiki nos lo pasamos por debajo de los huevos:

si nosotros decimos que así ocurrió la cosa

es porque así ocurrió la cosa y punto-

bueno

el susodicho villa escribió algunos poemillas que

si bien no son una completa mierda

tampoco es que valgan gran cosa

escribió uno, por ejemplo, donde dijo

que jesucristo cagaba todos los días antes de tomar su desayuno

también escribió uno donde decía que lo enculaba un caballo

-a villa, no a jesucristo-

y otro buen montón en los que, básicamente

hablaba de cómo se pasaba todo el rato viendo porno, bebiendo y sobándose las bolas

-si un lector extraterrestre visitara la tierra en un lejano futuro

y solo quedara para entonces en ella como único vestigio del paso de la humanidad 

un puñado de poemas del villa

el lector e.t. pensaría que los humanos habían sido una raza de onanistas alcohólicos-


no se tienen realmente muchos datos sobre el tal josé villa

él mismo decía que rentaba un cuchitril en un poblado pesquero de nayarit

o que dormía en la playa

o que dormía en el congal donde se emborrachaba

en realidad fue un hombre irrelevante de vida oscura

al parecer tuvo algunos hijos con dos o tres mujeres

con frecuencia le daba por cagarse en dios y en la biblia y en su puta madre

le gustaba contemplar el atardecer con una modelo sueca de 19 a un lado:

villa con una lata de cerveza corona en la mano

la modelo sueca de 19 desnuda mamándole la verga al villa

ahora bien

una cosa es que a un hombre le guste tener un ferrari daytona en su garage

y otra cosa es que el coche que realmente tiene en el garage 

sea un puto nissan del 97 abollado por los cuatro costados y con el parabrisas astillado

-¿se logra captar el ligero matiz?-


la causa de su muerte fue una combinación de

 exceso de alcohol, sobredosis de crack y haberse tomado 3 viagras

unas horas antes 

para poder entregarse sin complicaciones a su acostumbrada sesión masturbatoria

contemplando videos de enormes coños peludos de cincuentonas borrachas;

lo enterraron en un predio habilitado temporalmente

como panteón municipal en las afueras de sayulita

que dos años más tarde fue vendido a una constructora y en el que actualmente

se levanta un edificiote de 15 pisos habitado por pederastas anglosajones de la tercera edad


tras su descenso a lo más profundo del averno

y dadas las deplorables condiciones en que aterrizó

el mismo satanás dio la orden de que se le practicaran al poeta

tres rondas de reanimación cardiopulmonar y una sesión completa de

succionamiento y masaje vergogenital profundo

llevadas a efecto por un experto equipo de enfermeras escandinavas de 19

que no tardaron ni media hora en resucitar y hacer eyacular a nuestro héroe


lo último que se supo de él 

es que vive en un dúplex con vista al mar de lava volcánica del infierno profundo 

que en el dúplex de al lado vive un tal bukoski

que a veces bukoski y villa se emborrachan juntos y que ya en punto pedo

a bukoski le da por chupársela al villa


y que el hijo de puta por fin es feliz






sábado, 1 de enero de 2022

el último mandamiento


cualquier nochecita de estas

voy a quedarme tieso de repente

tumbado en la cama, la botella por un lado

el cenicero repleto de colillas en el piso

y el último cigarrillo al borde de la mesita esquinera

exhalando una tenue fumarola de despedida;

así habrá acabado este puto viaje a ninguna parte

que fue mi vida


de la playa seguirá llegando el rumor de las olas reventando en la arena

en la casa de al lado el vecino le estará metiendo el primero de la noche a la vecina

a lo lejos alguien soltará una risa pronto dispersada por el viento

y en la noche estrellada un ángel de alas doradas atravesará cien galaxias

y se presentará en los aposentos celestiales del gran arquitecto cósmico:

"señor, ha muerto josé villa", anunciará

"¿murió alcoholizado?"

"así es, todavía le dio tiempo a chingarse un litro de jaks"

"¿murió drogado?"

"también; se metió tres putas rayas antes de que le diera el infarto"

"¿pudo alcanzar a cogerse un ultimo culo de esos gordos que le gustaban al cabrón?"

"no, señor, murió sin consuelo eyaculatorio reciente"

"bueno, mira, regresa ahora mismo allá abajo

llévate contigo a dos o tres de las chicas, la lolobrigida, la marilin, la salomé

que se metan a la cama del villa y lo resuciten a punta de mamadas

y se turnen luego a darle el culo hasta que consigan

ponerle la verga más ardiente que el núcleo de un reactor atómico y... "

"¡pero señor, el villa era un pecador, un degenerado, y se cagaba en ti como respiraba!"

"... y que se infarte justo tres segundos antes de correrse

para que el hijo de la chingada tenga que aguantar de aquí a la eternidad

con una hinchazón de huevos que te cagas"


en la casa de al lado el vecino le estará metiendo el tercero de la noche a la vecina...








jueves, 30 de diciembre de 2021

isa, ¡ya déjame dormir, hija de la chingada!


a veces viene isa temprano en la mañana

colgada todavía del último subidón de crak

y le da por coger una de mis playeras raídas del cartón donde echo la ropa

para luego ponerse a sacudir con ella

la ventana y el polvo del techo y las telarañas que se forman

debajo de la cama y en las esquinas y detrás del refri:

un torbellino humano impulsado por torrentes de dopamina

que aún se da tiempo para agarrar la escoba y

barrer hasta el último rincón del piso


el jaleo que arma siempre me termina despertando 

hago un esfuerzo sobrehumano para girar la cabeza

y la miro con ojos resacosos y le digo

isa, bájale a tu puto pedo

y vete a traerme un seis de cerveza


si aceptaras que yo viviera contigo, villa

-la oigo delirar desde el fregadero-

este puto cuarto no parecería una pocilga

podrías incluso sentarte a cagar en ese asqueroso inodoro

sin riesgo de contraer una maldita septicemia por el culo

lavaría tu ropa, la plancharía, la doblaría con esmero

y bordaría tus iniciales en los calzoncillos

me encargaría de hacerte comida decente

que sustituyera tu terrorífica dieta 24/7 de pizza papa john

y te cuidaría cuando enfermaras


si vivieras conmigo, isa, pequeña 

-cierro un ojo para ahorrar energía y poder levantar la voz-

en menos de una semana vería instalarse en esta que tú llamas pocilga

a dos o tres de esos repugnantes homínidos drogadictos cuya compañía frecuentas

ellos se apropiarían entonces de mi cama 

para hacerla teatro de sórdidas cópulas multitudinarias

se beberían mis botellas como si fueran agua

se tragarían mis hawaianas de papa johns de una sentada sin siquiera darme un pedazo

golpearían al repartidor para quitarle el dinero y el celular

y luego me golpearían a mí y me robarían la compu y la vagina de silicón autorregulable

que tantas fabulosas pajas me ha procurado

para irse corriendo a intercambiarlas por droga;

anda, arráncate y tráeme esas cervezas


eso es lo malo de los pinches vejestorios como tú, cabrón

-ahora isa está a medio metro de mi cama

blandiendo la escoba cual avezado caballero medieval curtido en lances de batalla-

que ya perdieron la fe en el ser humano

que padecen paranoia galopante y se imaginan que existe

un complot universal para darles por el culo 

creyendo que todo el mundo es tan hijo de puta como ellos

¿has oído hablar de algo que se llama amor, hijo de la chingada?

¿crees que lo que yo siento por ti puede comprarse con dinero? 

¿crees que es fácil hallar una mujer que soporte coger con un despojo humano como tú

y que además esté dispuesta a cuidarlo y hacerlo feliz? 


otra vez la burra al trigo con el puto amor

-he saltado fuera de la cama para interponer distancia

entre mi molido cuerpo y la escoba en manos de mi exaltada amiga-

¿de modo que tú puedes irrumpir a cualquier hora de la madrugada en mi humilde morada

puesta siempre hasta el culo de crak o alguna otra porquería de esas que te metes

y hacer un buen desmadre con mi ropa y enseres domésticos 

y hablar de modificar mis esquemas alimenticios basados en pizza, cerveza y doritos nachos

sin más argumento que la supuesta existencia dentro de tu corazón

de un profundo e incomprobable sentimiento amoroso? 

no me quieras ver la cara de pendejo, isa

y vete ya por el puto seis

que me está cargando la verga por la jodida resaca


"¿y ahora de qué mierda te has estado inyectando, isa?"

"acaba ya de encularme, cabrón, y dame esos 200 pesos

que el jimmy no me vende merca si voy a tocarle después de las 9"




lunes, 27 de diciembre de 2021

cocina fácil con josé villa: totopos con guacamole a la cubana


esta receta está diseñada especialmente para mi compadre melesio
marihuano y homeless de sesenta y pico de años
adicto al crak y a la maría de tomatlán
y quien hace unos días que nos vimos
me pidió de favor que le recomendara
un platillo barato y rendidor que le hiciera quedar bien
y ver si pillaba cacho culo
organizando una velada de bienvenida en honor de
las dos jovencísimas y sensualísimas chicas indigentes drogadictas
que recientemente se han estado quedando a pernoctar
debajo del mismo puente donde él también lo hace

ingredientes:

1  bolsa de totopos de los de toda la vida
1/2  kilo de guacamole del que venden ya preparado en walmart
-si lo compras después de las 7 pm te sale a mitad de precio-
2  botellas de ron cubano
300 gramos de maría

modo de prepararse:

te vas ver a la única de tus 4 hermanas
que todavía te dirige la palabra
y la chantajeas con que si no te presta 1000 pesos enseguida
no te quedará más remedio que colgarte al atardecer
de uno de los pilares del puente que
te ha servido como refugio a lo largo de los últimos 18 meses
desde que te echaron del asilo municipal para vejestorios inservibles
-en el que ya llevabas 3 años de feliz reclusión-
por reiterado incumplimiento de la normativa que prohíbe
traficar y drogarse con sustancias ilícitas
dentro de las instalaciones de un inmueble federal

una vez que tienes la pasta en tu poder
te arrancas como el pedo a walmart
y compras allí todos los insumos arriba mencionados
y aprovechando la vuelta una caja de marlboro
por si ya encaminado el asunto me llego a pasar por tu guarida 
a ver si por fin los astros se han alineado para que yo moje la brocha
-la maría ya sabes dónde conseguirla, cabrón-

sirves el guacamole en un plato 
y encima clavas unos cuantos totopos para darle realce a la cosa
llenas de ron hasta arriba tres o cuatro vasos de plástico
-no se te ocurra servirlo en esos putos tetrabriks recortados que usas para echar los meados-
y
una vez que el par de zorras se dignen hacer acto de presencia
me mandas una foto de las susodichas por whatsap
para cerciorarme de que en realidad hay marcha 
y que no vaya a ocurrir lo mismo que la vez pasada
cuando me hiciste perder el valioso tiempo que dedico a mis poemas y masturbaciones
convenciéndome de gastarme mis últimos 600 pesos
en tres gramos de coca y acudir a tu baticueva
porque según eso tenías ya en capilla y encaminadas a ser pasadas por la piedra
a dos gringas amigas tuyas de wisconsin
que estaban dispuestas a dejarse dar por culo a cambio de
unas cuantas esnifadas de polvo blanco y que al final resultó 
que si bien es cierto que peggy ann y sheryl estaban realmente dispuestas
a dejarse la piel en el afán por complacer a sus dos nuevos amigos "meksikanos"
-entre las dos se habían ido turnando a lo largo de los pasados 6 días 
para bajar manejando hasta méxico en un chevy del 87-
el mal pedo fue no tanto que entre las dos cabronas se hayan metido ellas solas
practicamente los 3 putos gramos de coca 
y ni siquiera que sheryl -la que me había tocado a mí-
tuviera un piercing atravesándole el puto coño de este a oeste

no; el mal pedo no fue nada de eso
sino el hecho de que ninguna de las dos tuviera menos de 75 años
y que cada vez que sheryl abría la boca para repetir 
"tú chupar pusy mío para yo dar culo y tú meter gran verga meksikana"
la dentadura postiza se le desacomodaba y le bailaba de arriba abajo 

¿cómo diablos se me iba a poner tiesa la verga en tales condiciones?
¿cómo cabrones le das por el culo a una anciana cuando en lo que estás pensando
es en cuánto resistirán sus rodillas si la tienes puesta en cuatro y cada vez que se la metes
se escucha cómo le cruje toda la puta osamenta igual que cuando aplastas una cáscara de huevo?

bueno, pues me mandas la foto del par de wilas al juatsap y allá nos vemos











domingo, 12 de diciembre de 2021

pequeñas mentiras para fomentar el refocilamiento carnal

 

después de chingarme seis vodkas y medio

esperando que por fin termines de arreglarte

tú sales del cuarto a las tantas sólo para preguntarme

que cómo te veo

bueno, honey, me digo para mis adentros

¿acaso tú te crees que yo soy un pendejo?

si vine esta noche a tu casa con el pretexto de invitarte a salir y tomarnos unos tragos por ahí

es porque llevo tres meses sin comerme una puta rosca

mi plan es soltarle un billete al cantinero para que te ponga borracha

subirnos luego a un taxi y salir cagando leches

rumbo al primer hotel donde pueda pasarte por la piedra

obviamente que me importa un huevo y la mitad del otro 

con qué puto outfit te disfraces

por mí puedes ponerte encima la jodida cortina del baño si prefieres

un pedazo de neumático de bicicleta como adorno en la cabeza

colgarte de cada oreja una pelota playera

y ponerte zapatos de astronauta o amarrarte una puta biblia bajo cada pie

si por mí fuera

te arrancaría ahora mismo la maldita blusa

te arremangaría la falda y te metería la verga traspasándote las bragas

y me pondría a pistonearte la vagina a mil revoluciones por minuto

hasta que empezaras a echar humo del falopio

soltaría entonces allí dentro mi chorrito de miseria humana

y después retomaría la órbita que conduce nuestras vidas

a no cruzarse sino en caso de necesidad extrema;

en aras de la sana convivencia, sin embargo

y como el vodka no ha hecho mas que recrudecer mi urgencia de vaciado testicular

voy a decirte que luces en verdad maravillosa

que el outfit que elegiste se te ve de puta madre

que allá en el congal donde vamos serás la reina de la noche

y eclipsarás con tu belleza a todas las fulanas allí congregadas:

"estás increíble, mi vida, pareces lady diana el día que le pusieron la corona de bukinham"

"eres un puto mentiroso, villa, ya sé que lo dices sólo por compromiso"

"of course not, my sweetheart, simplemente no hay adjetivo que haga honor a tu belleza"


"a menos que godzilla pudiera usarse como adjetivo, pinche gorda pedorra"






lunes, 25 de octubre de 2021

la negra no soltaba el puto marlboro ni cuando cagaba


tenía un cenicero en el buró junto a la cama

otro cenicero en el baño

otro en la cocina y otro en el pretil del balconcito;

y fumaba todo el puto día

yendo de un lado a otro con el jodido cigarrito entre los labios

y dejando un rastro de ceniza allá donde fuera


fumaba en la cocina haciendo la comida

fumaba en el teléfono sosteniendo con sus hermanas

esa interminable cháchara sobre las cuñadas, los maridos y las putas suegras

a la que las mujeres dedican el 90 % del tiempo de su vida;

fumaba mientras yo le metía la verga por detrás cuando la sorprendía

inclinada a medias y acodada sobre el parapeto del balconcito

y en tanto que yo sujetaba sus caderas para poder empujarle más adentro el mazacuate

ella se ponía a formar anillos de humo con la boca 

y a meterles el dedo por el centro antes de que se alejaran

arrastrados por la corriente de aire cálido que recorría la avenida frente al depa


también fumaba echada en la cama, viendo en la tele los ricos también lloran 

-o alguna otra de aquellas telenovelas de mierda que salieron en los noventas-

con una actitud de gran concentración

y cuando yo me echaba a su lado y le bajaba las bragas y la hacía girarse de costado

antes de abrirle las piernas y metérsela

ella le daba las últimas desesperadas caladas al pitillo que trajera en la boca

y con el mismo encendía otro que dejaba sobre el cenicero

disponiéndose luego a la cópula animada por la perspectiva

de que el humeante tabaco estaría listo allí

para poder remachar el eventual orgasmo con un profundo inhalamiento nicotínico 

-nunca llegamos a hablar del asunto 

pero tengo la leve sospecha de que

si bien no mostraba nunca la menor reluctancia

a meterse mi verga en la boca y chupármela

prefería en todo caso tener en ella un puto marlboro que mi verga-


después de coger se encerraba en el baño con una cajetilla entera

porque el sexo le daba ganas de cagar y, según su propia teoría

mientras más fumaba más cagaba y por lo tanto

más flaca y buenota se ponía incluso sin hacer ninguna maldita dieta;

nunca supe si se limpiaba el culo con la misma mano que cogía el cigarro o con la otra

ni si realmente cagaba o solo fumaba como una desquiciada allí dentro del puto baño

pero la veía salir transfigurada y con el aspecto de una juana de arco

que acabara de contemplar la sagrada visión que infundiría a su vida

el sentido divino y grandioso con que alcanzaría la inmortalidad y la gloria

o una pendejada parecida


no me queda ninguna foto de ella

pero recuerdo bien su estampa

una noche cualquiera sentada en el sillón de la sala:

de piernas cruzadas y la mini arremangada dejando ver un buen pedazo de culo,

sosteniendo un vaso de brandy con coca con la misma mano que

sujeta entre dos dedos el sempiterno marlboro a medias

-un delgado hilillo de humo ascendiendo hacia el techo-

y proyectando cierta expresión de tristeza apenas discernible detrás de la media sonrisa

que le ponía siempre en la boca poder acabar otro jodido día

chingándose media botella y la tercera cajetilla en 12 horas


ay, negra, qué pronto te cargó la verga

qué fugaz fue tu paso por esta jodida tierra de miseria, derrota y aflicción;

tu vida, sin embargo, no fue un desperdicio: 

mira, ahora he escrito este poemita inspirado en tus hábitos de empedernida fumadora

-¿cuántas que vivieron vidas semejantes a la tuya

podrían vanagloriarse de ocupar los afanes de un poeta?-

un poemita sencillo, práctico y limpio

como el cielo de una mañana de abril

un poemita desenfadado, ligero y que no aspira a nada


sino a ser otro más del jodido montón de poemas que a nadie le importan una mierda





jueves, 21 de octubre de 2021

yisuscraiz en el semáforo

ocurrió entonces aquella mañana
de lunes con resaca en que yo
me encontraba en el coche delante del semáforo en rojo
del cruce de constitución y general escoboza,
que vi pasar a jesucristo justo frente al morro de mi nissan
de jeans, blusón blanco desabotonado a medias, sandalias playeras gucci
la melena ondeando al viento como un himno de reconciliación entre los hombres
la mirada fija en el infinito, olimpicamente indiferente
al turno de cruce; escuché y vi su cuerpo quebrarse por el medio
como si hubiese sido uno de esos palitos de pan crujiente 
que uno sumerge en el aderezo de las ensaladas,
cuando un lujoso suv mercedes último modelo
lo arrolló a 90 kms/hr dejándolo hecho un asqueroso revoltijo 
sangriento
embarrado sobre la calzada al pasarle por encima
la tonelada y media de acero, fibra de carbono y rugiente potencia de que aquel estaba hecho;
y vi luego cómo Jesucristo, sin apenas despeinarse
se levantaba de una pieza del asfalto
con la fresca y relajada apariencia de un nómada del desierto que acabara de emerger a las orillas
del jordán una veraniega tarde después de darse
un chapuzón en sus cristalinas aguas;
y lo vi a continuación desplazarse levitando
a 20 centímetros del piso medio centenar de metros a lo largo de general escoboza
hasta llegar al punto donde el maltrecho mercedes había quedado detenido;
entonces pensé "le va a partir toda la madre al pendejo que va al volante
y después hará que le caiga un puto rayo para dejarlo calcinado dentro del coche"
pero jesucristo se limitó tan solo a esbozar un lánguido ademán alzando un poco el brazo
-tan parecido al plasmado en esas mariconadas de pinturas que hay en las iglesias-
bastando, sin embargo, con ello, para devolver 
a la trompa abollada del mercedes su impecable estado original
-el puto carro incluso pareció quedar envuelto en una suave y onírica luminiscencia-
a estas alturas de la película, desde luego
consumado ya el milagro de la reconstitución del mercedes
algunos entre los que asistíamos al espectáculo de aquella sobrenatural experiencia
nos acercamos y formamos una fila frente al divino maestro
con objeto de apelar a su benevolencia y magnanimidad
para el cumplimiento de algún deseo, curación imposible, proyecto irrealizable etc:

los primeros de la fila sólo pidieron un autógrafo y hacerse una selfie,
luego alguien le preguntó por el número del boleto del premio mayor del domingo
y el amado hijo de dios se inclinó suavemente sobre el hombro de aquel sujeto
y le dijo al oído en voz baja el número premiado;
la mujer que iba después le suplicó poder embarazarse a sus 65 
y un tipo gordo en pantalones cortos solicitó un infarto para su exmujer:
"y que la perra viva hasta los 100 años postrada con paraplejia en la cama"
la mujer delante de mí extendió la mano para acariciar la sedosa cabellera
del celestial enviado del señor
y preguntó por la marca de shampoo que usaba:
"loreal de parís, porque yo lo valgo"
fue la mamona respuesta del ungido del creador de los cielos;
luego fue mi turno y le pedí a su sagrada y altísima presencia
que me hiciera crecer la verga 3 pulgadas
pero él arguyó entonces que la batería de su maquinita de hacer milagros se había descargado
y desapareció intempestivamente frente a la multitud que lo rodeaba
como una burbuja de jabón que revienta en medio de una lluvia con granizo

así que mucho me temo que no me quedará más remedio

que seguir con los putos ejercicios de agrandamiento de verga del video de rocco sifredi



domingo, 3 de octubre de 2021

suicidius interruptus


necesito un rifle

o una pistola

y meterme el cañón en la boca

ahora que estoy ebrio 

y que me siento jodido

y que me siento una puta mierda

y encajármelo bien adentro hasta el fondo

como se encajan golosamente en la boca las milfs de los videos porno

las enormes vergas de los negros

y acoger la irrupción del duro metal dentro de mi jeta de perdedor

con entusiasmo y complacencia

como si en lugar de tratarse del instrumento de mi aniquilación

fuera digamos una rebanada de pizza con peperoni y jalapeño

y todo me estuviera yendo bien 

y la vida fuera todavía esa magnífica oportunidad que nos dan a los mortales

para conocer la dicha de ser padres, el embrujo del amor, las tardes futboleras de sábado

bebiendo cerveza fría frente al televisor...


y rozar suavemente con la yema del índice

la forma alargada del gatillo, calcular la presión necesaria

para vencer la resistencia del resorte, visualizar el ángulo óptimo de disparo

que permitiría al proyectil causar el mayor daño posible en mi masa cerebral

-ese conglomerado de horrores, traumas e infinitas visiones de coños humedecidos- 

y a fin de cuentas terminar abortando todo el maldito asunto porque

si muero yo, qué otro hijo de puta quedaría en toda la jodida tierra para que escribiera


cosas tan chingonas como esta 





lunes, 20 de septiembre de 2021

apuntes para una teoría del poema perfecto

 


si consiguiera llegar a escribir

el poema perfecto

-o algo lo más parecido posible a eso-

será porque lo habré de escribir de un tirón 

probablemente una madrugada lluviosa

después de haber estado bebiendo y fumando por horas

-oyendo las más perronas de juan gabriel por horas-

y luego de haber echado una buena culeada con isabela o alguna otra

adicta al crak que se hubiese dejado caer por mi casa sabiendo que podría meterse 

un par de dosis de esa mierda a cambio de sexo


de repente, luego de echar un trago y darle una calada al marlboro

las gloriosas frases del poema perfecto comenzarían a formarse inadvertidamente

una tras otra dentro de mi cabeza

y lo único que yo tendría que hacer para capturarlas

sería sacar la mano del chocho rasurado de mi amiga

coger el celular de la mesita de noche

activar la función grabar y dictar esos maravillosos versos al aparatejo

antes de que las nieblas etílicas hubiesen tenido tiempo de borrármelos del cerebro


"qué mierda estás buscando, villa, concéntrate en lo que estamos haciendo"

"se me acaban de ocurrir unos versos de puta madre, isa, no me distraigas

y bájale al puto juan gabriel para poder grabarlos en el celular"

"siempre tienes que salir con una de tus pendejadas, pinche villa

deja ese puto teléfono y vuelve a meterme la verga que estoy a punto de correrme"


no sé, capaz que el poema perfecto sea aquel que no haya forma de escribirlo


uno que te cae del cielo intempestivamente, como un rayo un mediodía soleado

alguna noche lluviosa y ebria a mitad de un coito con isabela

-juan gabriel cantando que no vuelve a enamorarse entre notas de mariachi-

tu mano tanteando desesperadamente en busca

del celular que dejaste en la mesita de noche

isabela gimiendo y retorciéndose bajo tus noventa kilos de peso

la forma rectangular de tu viejo huawei por fin materializada entre tus dedos


y el poema perdiéndose para siempre porque la puta batería volvió a descargarse












domingo, 11 de julio de 2021

la última mamada


en una puta cantina: allí quisiera morirme

tomandome el veintiavo whisky con una puta cualquiera

y poniendo en la rocola canciones de los temerarios y de aniceto molina;

de pronto comenzaría a sentir una especie de falta de oxigenamiento

y una sensación quemante corriéndome por la región del torax como lava volcánica


"me está llevando la chingada, domitila, vete a conseguir un puto doctor"

"nah, villa, son tus putos nervios; anda, chíngate otro whiskazo"

"te digo que me estoy infartando, pendeja: mueve el puto culo y llama una ambulancia"

"eres un pinche exagerado, villa; empínate ese whisky para pedir otra botella"

"por lo menos métete debajo de la mesa y hazme una mamada, domi

para morir eyaculado y no quedarme con la jodida verga tiesa toda la puta eternidad"

"ya me debes dos cogidas, villa, primero págame y luego te la chupo"

"qué cabrona eres, ni siquiera puedes cumplirle la última voluntad a un moribundo"

"dame 500 y te la mamo hasta que te infartes"


en una puta cantina: allí quisiera estirar la pata

con un vasote de whisky en la mano y con la domitila

arrodillada en el piso, la cabeza metida entre mis piernas

y con mi verga clavada 22 centímetros y medio dentro de su garganta


"ya siento que el espíritu del señor se acerca a recoger mi alma y transportarla

fuera de este mundo imperfecto y pecaminoso hacia las regiones celestiales"

"deja de decir pendejadas, villa, que me haces perder la concentración"

"ya empiezo a ver la puta luz al final del túnel, domi, date prisa"

"¿qué más quieres que haga, pendejo

si tengo zambutida toda tu verga en mi esófago y me estoy tragando también tus huevos?"

"me estoy separando del piso, domitila, la vida se me está yendo del cuerpo"


en una puta cantina, borracho, olvidado de todas las tristezas

aferrado a una botella y con mis genitales recibiendo la extremaunción redentora

de una sacerdotisa del sexo experta en sacarle hasta el último átomo de vida

a un hombre que alcanzó por fin la línea de llegada

de este puto viaje que no lleva a ninguna parte


allí quisiera palmarla, hundiéndome tranquilamente en el abismo infinito

mientras mis huevos revientan en un big bang que podría fundar otro universo




viernes, 9 de julio de 2021

negra


¿te acuerdas los pedotes que agarrábamos?

¿aquellos vasos de litro llenos hasta arriba de bacardi con coca y hielo y agua mineral

que nos zampábamos como si fueran agua?

¿las 3 cajetilllas de marboro que nos tronábamos en una sola madrugada?

¿el palo que te echaba a veces en el sillón mientras oíamos a juan gabriel en el panasonic?


¿te acuerdas, negra?

¿te acuerdas lo enculado que estaba yo contigo?

¿cómo me tenías agarrado de los huevos, cabrona?

¿cómo me mandabas en la bicicleta que te fuera a comprar tacos de asada con queso

a las 3 30 de la mañana al jodido puesto de tacos que quedaba a 15 calles del depa?


pinche negra, hija de la chingada

diez años me tuviste comiendo de tu mano

diiez años de mi puta vida que no hice más que cumplir tus jodidos antojos:

comerte el chocho todos los días temprano aunque la cabeza me reventara por la cruda

ir a comprar cerveza helada en la bici después de comerte el chocho 

-y con la puta cabeza reventándome por la cruda-

al jodido depósito que quedaba a 18 calles del depa

caerme borracho de la puta bicicleta cuando iba por los tacos en la madrugada

comprarte todos los días dos botellas de bacardí y 5 cajetillas de marlboro

emborracharme contigo cada noche hasta quedar los dos bien fumigados etc


diez años que no escribí ningún jodido poema -ni puta falta que me hizo-

diez años que lo único que hice fue meterte la verga y agarrar el pedo

diez putos años enculado con tu maldito trasero afro-antillano donde clavaba la verga y

encontraba la paz y el olvido y la distancia de la vida

¡qué pinches orgasmos me hizo gozar aquel enorme culo tuyo, mi amor!

incluso ahora, veinte años después, amargado, medio idiota y achacoso

le sigo dando gracias a la vida por aquellas culeadotas que me regalaste

incluso ahora, ya convertido en un puto vejestorio y teniendo un pie en la tumba

se me sigue poniendo tiesa la escopeta nomás de acordarme

de tu culazo embadurnado de aceite cuando te cogía por detrás


¿te dejan leer en el infierno mis poemas?

¿qué pensarás cuando te escribo alguno y ves que me la paso hablando de tu culo?

¿"ese pendejo del villa y sus putos poemas de mierda que valen pa´ pura chingada"?

¿"ese asqueroso perro que de poeta tiene lo que yo tengo de doctora en física nuclear"?

pérdoname si no te gusta lo que escribo, mi negrita hermosa, pero 

¿de qué chingados quieres que escriba siendo como soy un pinche maniático sexual?

y como no me sale escribir de los pajaritos ni las florecitas ni el puto amanecer en la ventana

entonces, aunque no te parezca ni te guste

yo voy a seguir escribiendo de los jodidos culos y las jodidas borracheras etc


¿te acuerdas aquellas veces que tu hermana se emborrachaba con nosotros y

terminaba ahogada en alcohol y noqueada inconsciente en el sillón y luego tú

te metías al cuarto a dormir y yo me quedaba solo con tu hermana despatarrada a mi lado?


¿te acuerdas lo contenta que se despertaba la pendeja a la mañana siguiente

y cómo zangoloteaba el culo alegremente de un lado al otro cuando se iba pa´ su casa?




sábado, 3 de julio de 2021

ejemplares de la indigencia: santiago, hombre de 59; orbita en la zona aledaña al parque el retiro en guadalajara, jalisco


si llueve, me mojo

si hace frío, me tapo con un puto cartón húmedo y

espero pacientemente a que amanezca para calentarme al sol 

si hace calor, voy al parque y me tumbo debajo de un árbol y me quito la camisa

si es lunes, me vale verga

si es martes, también

si pasa un día entero y no consigo nada para echarle al tanque

me formo en la fila de losers afuera del centro de asistencia social 

y me zampo un plato con frijoles, arroz y un poco de ensalada de pollo

si hay un eclipse de sol a mediodía, me digo 

"ojalá esto sea el puto fin del mundo

y que nos cargue la chingada a todos de una maldita vez"

si me da sueño estando sentado en el parque mano sobre mano

me recuesto allí mismo y me duermo

si me da sueño andando por la calle de ninguna parte a ninguna otra

me tiro en la banqueta y me duermo

-mirando hacia la pared y con la gorra cubriéndome la cara-

si pasa un perro a mi lado mientras estoy dormido en la banqueta

y el puto perro se detiene y me olfatea y le dan ganas

de mearse encima de mí:

me despierto meado por un perro

si tengo una muda de ropa, me cambio la ropa meada por el perro

si no traigo más que lo puesto, me quedo con la ropa meada puesta

si es domingo, me vale verga

si me siento triste, me pongo a pedir dinero a la gente que pasa

y cuando junto 20 pesos voy y compro un bote de alcohol de farmacia

y luego me escondo en un portal a quitarme la tristeza a tragos

si me dan ganas de masturbarme de repente

me voy detrás de un árbol o de un coche y me hago una paja

si la paja no me quita la calentura

me pongo a pedir dinero a los transeúntes hasta que junto 50 pesos

y entonces voy con la vieja loca que vive en el solar abandonado a espaldas de la iglesia

y le doy los 50 pesos a cambio de que me deje meterle la verga un rato

si me entran ganas de fumar después de coger con la vieja loca

me llevo la mano a la bolsa de la camisa y saco la cajetilla de faros y

me quedó tumbado junto a la vieja loca fumándome un tabaco

y pensando "qué más se puede pedirle a la puta vida"

si la vieja loca me dice que me largue a la chingada si no pienso hacer ya nada con ella

agarro y me levanto y me voy a dar la vuelta por ahí 

si es ayer, me vale verga

si veo pasar por la calle una mujer que me recuerde a mi hija

voy en busca de mi compa melesio y le sableo un churro de maría para marihuanearme y

evitar con ello que la moral se me baje más de la cuenta

si cae un aguacero pillándome a descubierto

me meto debajo del toldo de alguna tienda y prendo un cigarrito

y fumo poniendo cara de profundo pensador mientras reflexiono acerca de 

alguna pendejada sin la menor trascendencia

si me llega a dar un infarto uno de estos días

terminaré tirado en medio de la puta calle como un perro

si me llega a atropellar un carro cualquier día de estos

terminaré embarrado en medio de la puta calle como una enorme vomitona de borracho

y luego en calidad de desconocido en la morgue municipal

si me llegara a caer drogado hasta el culo al dar un paso en falso 

uno de estos días

sobre una coladera destapada del sistema de drenaje y alcantarillado municipal


puedes dar por hecho que me fui a la mierda







jueves, 1 de julio de 2021

palabras escritas en la placa conmemorativa colocada en la azotea del edificio de donde se lanzó al vacío josé villa


desde este mismísimo punto
a una altura de 42.7 metros sobre el nivel del suelo
por ahí de las 5 pm de una soleada tarde de octubre
llena de contaminación, ruido de tráfico y las notas de
una canción de billy joel que la inquilina
del departamento 8 b situado en el piso inmediatamente inferior
tenía puesta en el reproductor justo en el preciso instante
en que ocurría el hecho que aquí se hace constar en bronce
para beneficio de los futuros estudiosos de su vida y obra
desde este punto, botellín de whisky en mano
saltó al vacío el poeta josé villa
cumbre máxima de la poesía mundial de la primera mitad del siglo 21
a la edad de 62 años y unos cuantos meses
cansado de la vida, atormentado por la próstata, hernias lumbares y úlcera estomacal
asfixiado económicamente por el desorbitado pago de pensiones a ex mujeres varias
y acosado, en fin, por oscuros demonios interiores
con un impulso de salida estimado en 98 kgs por metro sobre segundo
-obtenido probablemente mediante un corto sprint-
que lo llevó a salvar sin problemas el pequeño murete
de contención que circunda el perímetro rectangular de la azotea
y proyectarse luego hacia abajo en trayectoria con ligera curvatura centrífuga
cayendo a una velocidad promedio de 35 metros por segundo
hasta terminar impactándose contra la parte superior de la carrocería
de un vehículo automotor mercedes benz modelo slc 300 deportivo
equipado, para desgracia y contrariedad del ya practicamente suicidado poeta
-"a la mierda con todo", cruzó por su mente justo antes del aterrizaje-
con dos bolsas de aire antimeteoritos en el techo
que en este caso sólo sirvieron para frustrar
y neutralizar el afán autodestructivo del suicida
sufriendo el susodicho solo leves rasguños
-el puto coche apenas un arañazo en la pintura-
una magulladura de segundo grado y la imposición por parte del ayuntamiento
de una multa por 175 pesos de resultas del incumplimiento
de la normativa municipal de evacuación de desechos y desperdicios de consumo doméstico
fuera del horario establecido para su recolección
y otra por 699 pesos derivada de contravenir
el artículo 78 del código urbano de vestimenta y exposición en vía pública
-y adjunta a amonestación jurídica vinculada a ulterior proceso penal
que ameritará condena a 6 años en caso de reincidencia-
al haberse tirado en pelotas desde la azotea

"si tiene que matarse a la intemperie, le soltó el poli gordinflón que le puso la infracción
por lo menos tenga la decencia de vestirse antes de hacerlo, hijo de puta"





miércoles, 23 de junio de 2021

chica de jersey


me viene saliendo springsteen con la pendejada

por ahí de las tres de la mañana

-cuando ya voy por el octavo o noveno vaso de vodka-

de que ninguna cosa importa una mierda en todo el jodido mundo ni en la galaxia

y que todos los sueños de un hombre se vuelven realidad

cuando uno está enamorado de una chica de jersey


pero bueno, bruce, ¿de cuál te inyectaste, compadre?

y te voy a decir ahora, ya entrados en confianza

que yo nunca he estado enamorado de ninguna chica de jersey

que ni siquiera conozco la jodida jersey

que francamente me chupa un huevo la jodida jersey y que me chupan el otro huevo

todas las chicas que pueda haber en la jodida jersey

-con sus vestidos azules y yendo a subirse a todas las fabulosas atracciones 

de la maldita feria rural del fin de la cosecha de verano en el condado-


y te voy a decir también, aprovechando esta peculiar vía de comunicación que

ahora mantiene en conexión nuestros espíritus

te voy a confesar que alguna vez estuve enamorado de una tipa de veracruz

y que otra vez estuve encoñado hasta las trancas

de una chola marihuana del este de los ángeles

y que hubo también cierta pendenciera dama en un inmundo rancho de nayarit

que me tuvo cogido de los huevos los 2 malditos años que me duró el enamoramiento de ella


y que a fin de cuentas, ya viéndolo con calma y detenimiento

en realidad no hubo ninguna entre todas aquellas que me hicieron sucumbir a sus encantos

-y esas tres que mencioné no fueron las únicas-

que no me tuviera siempre cogido de los pinches huevos mientras estuve enculado con ella

y eran todas sin excepción unas pequeñas brujas aferradas a su maldito inflexible orgullo 

con aquel efluvio mareante bajo la falda y los distintos perfumes

y el coñito dulce como el sueño de un lactante drogado con medio gramo de fentanilo


entonces, viejo amigo, yo creo que ahí tenemos una enseñanza

y esta es que da lo mismo que sea de jersey, de estambul o de bangladesh

la chica de la que puedas estar enamorado en determinado momento de la historia humana

y que da lo mismo que ella se ponga un vestido azul, una putifalda roja o que solo traiga puestas

un par de botas hasta media pierna con las que atraviesa las verdes praderas del serengueti


porque a fin de cuentas ella también, al igual que todas aquellas que en su momento

me trajeron por la calle de la amargura todo el tiempo que anduve loco por ellas

ella también será siempre en el fondo solo un pequeño reptil insaciable y vengativo

que nunca te quitará la zarpa de encima hasta no haberte hecho tragar una tonelada de polvo

y no haberte dejado los huevos más secos y fruncidos que un jodido cactus del desierto


y ni en la jodida jersey ni en el último rincón de la antártida te librarás de ellas














jueves, 10 de junio de 2021

quizá


quizá más adelante pueda

-en algún momento de la madrugada que ya llega-

y si los siguientes vasos de whisky que me habré de enchufar

me caen tan de puta madre como 

me está cayendo el que me tomo ahora

y si la serie de recuerdos que no han dejado de asaltarme

desde que me senté a dar cuenta de la jodida botella de jak daniels

sigue constando de evocaciones envueltas en esa pátina de nostalgia y tristeza indefinible

de las cosas que se perdieron a lo largo del camino

y ya no volvieron

y si el jodido algoritmo de youtube me sigue poniendo

pura pinche rola depresiva que aumenta las ganas de ya no vivir más

y si la lluviecita tranquila y serena que ahora cae allí afuera en la calle

mantiene el mismo ritmo hasta el amanecer

y si sigo pensando en todas las nenas que podrían estar ahora aquí a mi lado

-haciéndome las cosas que las nenas le hacen a los viejos puercos como yo-

pero que no están

y pensando también en esto y lo otro y lo de más allá

que pude hacer de otra manera pero que al final hice de tal manera que

la terminé cagando


entonces quizá mas adelante pueda escribir

-por simple acumulación de factores desencadenantes del flujo del verbo-

ese poema fantástico y fuera de serie que 

incluso el poeta más mediocre y discapacitado mental atina a escribir

siquiera una sola puta vez en la vida


y mañana coger una cuerda y ahorcarme tranquilo

dejando ahí en la mesa la hoja de papel con mi poema cumbre por fin puesto en palabras

ahorcarme con la conciencia de haber cumplido la misión para la que vine a esta tierra

ahorcarme feliz porque mi poema habrá de sobrevivirme hasta el fin de los tiempos


y así, cada vez que alguno exprese una opinión condenatoria de mi persona 

cada vez que alguno diga, por ejemplo, ese cabrón del villa no valía ni para puta chingada

era un jodido alcohólico, un pedazo de escoria, un mantenido que

le robaba el cheque de la jubilación a su anciana madre para irse con las putas 

cada vez que alguno diga "muerto el villa se acabó la rabia"

habrá quizá algún otro que podrá añadir con toda justificación:

bueno, sí, whatever

pero ese último poema que el hijo de la chingada escribió antes de matarse


ese poema tan jodidamente bueno no te lo escribe un pendejo




domingo, 16 de mayo de 2021

¿dónde quedó mi muñeca?


estas últimas tardes nubladas y melancólicas

sentado en la terracita del cuarto donde vivo, mirando el mar

y más allá el horizonte

me llega a ocurrir con frecuencia

verme de pronto inmerso en un profundo trance especulativo

ocasionado por la tardanza en llegar, desde china

-y eso que pagué los 12 dólares extra del cargo por envío exprés-

de la muñeca para coger modelo jenifer lopes el mismo culo de ahora pero con 20 años menos 

que encargué hace más de 4 meses


¿qué causa el retraso de tu llegada a mis brazos, pequeña mozuela mía?

¿habrá aumentado la demanda de muñecas cogelonas en el mercado doméstico chino

con los putos chinitos abandonando a pasos acelerados su milenaria cultura del hambre

volcándose cada día más al modelo hedonístico occidental de gratificación inmediata del impulso

y ocasionando con ello, como uno de tantos efectos colaterales

un cuello de botella indisoluble en el cumplimiento de pedidos foráneos de 

artilugios sexuales destinados a

satisfacer las ansias carnales de vejestorios degenerados de países tercermundistas?

¿se habrá quemado la fábrica donde te ensamblaban?

¿habrá mandado xin yinping reconvertir las máquinas que formaban tus graciosos miembros

en máquinas para fabricar las putas mascarillas n 95 anticovid?

¿y por qué los hijos de puta de ali expres no me dicen nada

después que me autoinflijo la tortura de abrirme paso perdiendo dos horas de mi vida

a través del infinito menú de opciones de su puta línea de atención al cliente?


¿se habrá caído en mitad del mar de japón

el contenedor donde viajabas empacada junto con otros mil especímenes de tu misma serie

en el barco portacontenedores que te traía a méxico para unir por fin tu vida con la mía?

¿te habrá raptado algún puto marinero sicópata violador degenerado

dos o tres semanas después de salir de shangai

y vives desde entonces secuestrada en su asquerosa pocilga del sótano del barco 

sometida a un constante ultraje copulatorio y sodomizante

por obra de tu secuestrador y su media docena de envilecidos compinches?


¿o habrá quizá llegado a tus manos

por una de esas tortuosas maniobras que el destino utiliza para jodernos la vida

alguna copia de ese librito con versos pornográficos que publiqué en mi juventud

y leer sus asquerosos poemas fornicativos y eyaculatorios acaso rompió en tu alma

aquel débil rayo de ilusión que albergabas sobre la probable naturaleza venturosa

de la vida que podría esperarte al lado de

ese cabrón mexicano de nombre josé villa que por sólo 299 dólares

había pasado a convertirse en el dueño de tu grácil y perfecto cuerpo 

para perpetrar en él y llevar a la práctica

todas esas aberrantes acciones descritas en sus protérvicos versos?


¿te asustaron mis poemas, inocente damisela de mis sueños?

¿es esa la causa de que aún no llegues?

¿preferiste buscar refugio en los brazos de algún asqueroso y degenerado marinero

antes que correr la suerte que la lectura de mis versos te hizo vislumbrar?

¿habrás quizá pensado "mejor ser la puta de veinte marineros

que ir a terminar quedando atrapada en las garras de esa bestia inhumana 

que se hace llamar josé villa?


allá tú si la decisión que tomaste

habría llevado por tanto

a la dolorosa bifurcación de nuestras vidas;

sólo quiero que sepas, única florecilla de mis yermos anhelos

que el autor de aquellos abyectos versos de juventud

no es hoy ya ni la sombra de lo que fue:

la vejez me ha quitado el furor genital

y lo que escribo ahora son mayormente poemas floripondios y loas al amor

habrías podido ser feliz conmigo

y con el tiempo quizás habrías llegado a amarme

sin embargo, no estoy dispuesto a esperar más

y seguir alargando las terribles horas de pesadumbre que me causa tu ausencia

de modo que si mañana mismo no se presenta en el umbral de mi puerta

el puto mensajero de dhl con la caja donde te embalaron

lo primero que haré incluso antes de chingarme la primera cerveza para contrarrestar mi resaca

será cancelar la orden de tu pedido y a continuación

hacer un nuevo pedido donde sólo tendría que pagar 35 dólares extra

para adquirir el nuevo modelo de muñeca cogelona gal gadot con el culo de antes de ser mamá 

enviada por avión supersónico a cualquier parte del mundo y entrega

en 48 horas o "le reembolsamos su dinero y le regalamos una suscripción anual a netflix"


avisada quedas, maldito pedazo ingrato de silicona de segunda




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...