domingo, 28 de febrero de 2021

poética


voy siempre a la misma cantina

y me siento siempre a la misma mesa

-al fondo, a tres metros de la puerta del baño-

y me atiende siempre la meche o 

cuando la cabrona no puede presentarse al trabajo por estar demasiado cruda

su sobrina maría del refugio, alias la cukis

y siempre le digo a la meche lo mismo

"¿te sientas un ratito en mis piernas?"

y pido para tomar la misma mierda que pido todas las veces:

un puto whisky con tres hielitos

y pongo siempre las mismas canciones de josé alfredo en la rocola

y una que otra de juan gabriel entreverada

proque a la puta cantina solamente van hombres machos y cabrones

que no oyen canciones de maricones no vaya a ser que les aflore

la parte femenina de su naturaleza y se vuelvan putos

y siempre hay un punto al que llego después de meterme una docena de tragos

donde me asalta la idea de que posiblemente mi vida sea una cagada

"¿crees que agarrar el pedo todos los días sea la conducta apropiada

que el mejor poeta de jalisco y nayarit deba seguir?"

"¿crees que vas a conseguir el puto nobel de poesía

si en lugar de esforzarte por dominar los arduos principios de la composición poética

tu mayor interés consiste en ver la forma de llevarte a la meche a coger?"

"¿crees que tu puto cerebro aguantará inmpunemente sin deteriorarse

que le sigas metiendo diariamente todo ese montón de mierda que le metes?"

y siempre me pone melancólico pensar en estas cosas

de modo que para quitarme la tristeza el desasosiego que me causan

le pido a la meche que me ponga uno doble de lo mismo

y que venga a sentarse un ratito en mis piernas

y siempre resulta que mi táctica funciona

porque al segundo doble que me chingo ya vuelvo a sentirme de puta madre

más animado, más optimista e incluso convencido

de que el puto nobel probablemente me lo terminarán dando este año

y siempre termino hasta la madre de borracho por ahí de las 2 am

y le digo a la meche que es el amor de mi vida y que debemos casarnos

que yo la saco de puta y que le pongo casa

y si la meche está borracha capaz que la convenzo de irnos al hotel a clavar

siempre y cuando no ocurra que mientras yo me voy a echar una meada

y a meterme una raya para controlarme

la muy cabrona no se vaya a culear con algún otro pendejo


y así se me van yendo siempre los días y los años y la puta vida









sábado, 13 de febrero de 2021

experiencias paranormales de un borrachín de mierda


te sentabas

con tu cajetilla de marlboro

en el sillón

y subías los pies

a la mesita de centro

mientras yo

en el sillón de enfrente

le daba de tragos

a la botella de cuervo

y hablábamos

sabrá dios de qué

en la suave penumbra de

la sala

junto a la grabadora panasonic y un casete de juan gabriel en el 

reproductor

tocando

bajito 

alguna rola suave y cadenciosa

como tus caderas

y luego

me pasabas un cigarro

encendido

y yo

te pasaba la botella 

para que le dieras un trago

y no me dejaras

emborracharme solo


no tengo

negra

ni siquiera 

una foto tuya

y hace 20 años

que tus huesos descansan

en un triste agujero

del panteón municipal


pero tengo mi compact de las más perronas

de juan gabriel

tengo

el tequila

tengo un putamadral de noches solitarias

como esta

en que si me pongo a darle al trago no resulta raro

que

horas más tarde

sentada allí enfrente se me aparezca una tipa igualita a ti 

que fuma

un cigarrillo

y me mira

entre encabronada y triste

mientras yo balbuceo

como un puto disco rayado

lo mismo de todas las veces que ella viene a verme


la culpa la tuvo 

esa puta de tu hermana

que se aprovechó que yo andaba hasta la verga de borracho el día de tu enterramiento

para hacer que

me la cogiera allí mismo, de pie

detrás de un árbol en el puto cementerio

mientras el mariachi tocaba, para acabarla de chingar 


no sabes lo jodido que estoy por tu ausencia







viernes, 12 de febrero de 2021

lo que me dijo mi primo eleuterio villa antes de estirar la pata a los 49


todo el dinero que me embolsé
-me dijo mi primo eleuterio 
aquel soleado mediodía
horas antes de estirar la pata-
jugando a los gallos
apostando al póker

todo lo que gané
comprando y vendiendo ganado
y con el cultivo 
a temperatura controlada
de arándanos, moras y frambuesas
que en realidad
acá entre nos
era solo la tapadera
de los jodidos sembrados de maría

todo ese pinche dineral
ya te digo
-continuó diciéndome eleuterio-
me lo gasté
en queridas de las que me aburría
a las tres semanas
macallans y glenfidichs por los que pagaba
5 mil dólares la botella
-y de los que nunca logré distinguir 
sin ver primero la etiqueta
la chingada diferencia respecto a un, digamos
macdowalls de 6 dólares el litro-

y en regalarle a mi mujer, romualda
pa´ tenerla contenta a la cabrona
y que no me fuera a salir inopinadamente
con esa pendejada del divorciamiento
uno que otro collarcito de dos millones
uno que otro relojito de la debora ker

y religiosamente, cada año, desde luego
su viajecito a europa tanto a ella como 
a la perra amargada de mi cuñada 
pa´que fueran a ver al papa a roma
y luego a lourdes a tomar el agua
que les quitara las várices de las pantorrillas y les pusiera duras 
sus jodidas nalgas de guajolotas

y
aprovechando el boleto
ya desvaricosadas, santificadas y pasteurizadas
supongo que también
a darle un poco de vuelo a la hilacha
como quien dice, cogerse
a uno que otro italianito
que acá en el pueblo no podían
echar el gato a retozar
no fuera a ser que el círculo de damas católicas
y la liga de pilares de la decencia
las terminaran tachando de putas

y nunca, en todos esos años
-¿podrás creerlo, primo?-
de puteada y dilapidación
se me llegó siquiera a pasar por la cabeza
que un día todo acabaría
que me saldría un jodido tumor inoperable
en el páncreas
que romualda ya no volvería
de ese último viaje a francia donde conoció
a la pintora abstracta polaca con la que ahora vive
que el puto gobierno mandaría al grupo élite de combate al narcotráfico
a destruir mis plantaciones de maría

y que yo acabaría en la puta calle
enfermo, estigmatizado, abandonado 
por todos aquellos que en tiempos se beneficiaron 
de mi generosidad y mi magnificencia
aquellos hijos de la chingada que se cogían a mis putas
que se engullían mis macallans de 40 años
mezclándolos con coca cola y red bul
que me aceptaban sobornos millonarios sin mover una pestaña
para dejarme trabajar en paz la tierra

y de la puta calle, en cuestión de semanas
como podrás darte cuenta
a terminar despatarrado en un desvencijado camastro
al fondo del pinche anexo para desahuciados
de este hospital de mierda donde me dan para el cáncer
paracetamol cada 8 horas

más solo que un puto perro
con las tripas invadidas por la metástasis
llevo toda la semana agonizando, cago coágulos de sangre
no tarda nada ya
en llevarme la chingada 
y nadie, excepto tú, querido primo
ha considerado apropiado tomarse la molestia
de venir a despedirse 

así que, abusando de tu bondad
quiero pedirte, como la última voluntad de un moribundo
y aunque sé lo mucho que te gusta darle al trago
y lo muy capaz que serías, cabroncete
de no dar cumplimiento a mi petición

quiero pedirte
que vayas a sacar la botella de abercrombi gran reserva suprema de la galaxia
que dejé en la cripta de mi padre, hedoclovio villa
hace un par de años, el día que lo enterramos 
para que si acaso al cabrón vejestorio le daban ganas de refescarse el gaznate
en ese último viaje a lo profundo del averno 
tuviera allí cerca la botella
y no se le fuera a ocurrir, en maldita la hora
volver al mundo de los vivos a procurarse una

y que vendas la puta botella cuanto antes 
y con el dinero que recaudes
me compres un cajón decente que me ahorre
la tremenda humillación y el oprobio 
de acabar metido como una pinche sardina enlatada
y pasarme toda la eternidad apretujado y con las piernas dobladas
en uno de esos jodidos cajones de madera reciclada que el ayuntamiento regala
a los indigentes y drogadictos callejeros que
estiran la pata en completo desamparo

¿me harías este último encargo, querido primo?


pues será la gran reserva de la galaxia y su puta madre 
y hasta habrá pendejos que paguen 80 mil por ella en ebay
pero esta jodida mierda sabe igual que un enjuague bucal...

capaz y hubiera sido mejor que le comprara su cajoncito al pobre de eleuterio



viernes, 5 de febrero de 2021

poemita para el día de san valentín


a quién voy a llevar al hotel  

a coger

este 14 de febrero

si mi ex mujer me dijo

que ni muerta

volvería a coger conmigo

si mi ex amante me dijo

el día que se largó con lo puesto

que si la volvia a buscar

pagaria un par de matones

para que me reventaran un tubo de cañería en la cabeza

si a meche la del tijuana

todavía no le he pagado

las dos mamadas que me hizo

en navidad y año nuevo


creo

que en ese día tan bonito

no voy a tener más remedio

que quedarme metido en el cuarto

aliviándome con unos tragos

la nostalgia de los culos perdidos

y esperando que algún video porno

haga que se me levante el jodido mazacuais

lo suficiente para

poder hacerme una paja


lo mismo de todos los días







domingo, 31 de enero de 2021

cuando se acabe el covit


cuando pase el covit lo primero que haré

será volver a san blas

a la playa del borrego

a la ramada-bar de mi compadre majahuis, ese cabrón borrachín

al que tengo 15 años sin ver

ni saber nada de él

-ni siquiera un rumor, ni siquiera un mensaje telepático-

tal vez haya muerto ya

tal vez

haya acabado de enloquecer

tal vez sea el perro que ladra a la entrada del bar

y se contente si le echan un hueso

volveré a san blas

manejando tranquilo las 3 horas que hay desde sayulita hasta allá

me llevaré una hielera en el asiento a mi lado en el coche

y me iré tomando mis cervecitas sin apresurarme demasiado

disfrutando del viaje, del paisaje, de la mañana y del sol

una mano en el volante y la otra sosteniendo una lata de cerveza

enfilaré hacia san blas sabiendo perfectamente que no hallaré nada allí

de aquello que iré a buscar

no hallaré a mi compadre majahuis

no hallaré la ramada en la playa donde nos emborrachábamos hace 15 años

no hallaré aquella tonalidad de cielo que contemplé al caer la tarde

y me quedó grabada en la cabeza la última vez

no hallaré aquel par de chicas que atendían las mesas

cuyo nombre no recuerdo

morenas, delgadas, con sus dientes tan blancos

no hallaré nada en san blas, no sé qué jodido negocio tengo allí para atender

pero de todos modos voy a ir

cuando se acabe esta mamada del covit

pondré rumbo a san blas y conduciré tres horas sin dejar de beber hasta llegar

como en los viejos tiempos

cuando iba de un lugar a otro empujándome una cerveza tras otra

que compraba de a dos o tres latas por tienda para tomarlas siempre frías

aprovechando que cada pocos kilómetros, de un lado o del otro de la carretera

había un depósito de venta de cerveza a escasos metros de la orilla
 
feliz y agradecido con la vida y el destino

porque me había hecho nacer en un lugar donde se fabrica esta cerveza de puta madre

para colmo barata y que puedes comprar en millones de lugares

no puede uno recorrer ni 2 kilómetros incluso en la carretera menos transitada del país

sin hallar un expendio de cerveza helada abierto hasta medianoche

y lleno hasta arriba de cerveza refrigerada a 1 grado centígrado

puta madre, qué puto pais tan verga es méxico en ese aspecto

podrás no encontrar ni una puta escuela en 200 kilómetros a la redonda

podrás no dar con un hospital de quinta donde te pongan una inyección de urgencia

y morirte después de una agonía de 3 horas por picadura de tarántula

podrás no hallar un solo libro del mejor poeta vivo de jalisco en todo jalisco

por si acaso anduvieras por estos rumbos y quisieras que yo te lo autografiara

pero puedes apostar un huevo que en la siguiente calle en que te metas

vas a encontrar una o dos cantinas, un almacen de vinos con ofertas y promociones

irresistibles para que te surtas para el puto partido de futbol de esta noche

dos camiones de carga de 5 toneladas llenos de latas y botellas de cerveza

una sucursal de la europea, ultramarinos y delicatessen 

y un tugurio de mala muerte infestado de ficheras y taloneras borrachas hasta el culo

que te cogerán del brazo cuando vayas pasando y te atraerán hacia su oscura guarida

para iniciarte en los recónditos arcanos del emputecimiento alcohólico

bueno, en fin, como les decía

cuando se acabe esta vaina del covit

voy a lanzarme en mi viejo cuatro ruedas derechito a san blas

donde no hallaré nada, eso por descontado

donde no estarán mis viejos amigos ni mis cariñosas amigas

donde no habrá nada, solo el mismo mar picado de siempre

la playa de siempre, larga y ancha y barrida por este ventarrón incansable

un viaje que será como un puro gesto simbolico

como una especie de ceremonia de reinicio de las antiguas cosas

que haciamos los hombres en las edades pretéritas

algo por el estilo, qué sé yo

iré a san blas, en el coche, empinando el codo de lo lindo

y al llegar bajaré a la playa y me sacaré la verga y echaré los meados donde revientan las olas


hasta vaciar completamente la vejiga en el mar






domingo, 24 de enero de 2021

un craofaunding para hacer realidad el sueño de jofrey


20 mil dolarillos
es la meta
que busco alcanzar
para pagar el avión y el coche rentado
y las dos docenas de litros de whisky
o cosa así
que me vaya a meter
en aquellos dias
o semanas
y el hotel de mierda, claro
y las big macs 
y una camisola que diga dont fuck texas
y comprar el boleto
de primera fila
para el concierto que dará mili ciruz
en la houston arena el 75 de marzo del 2892
cuando se quite el covit
donde pienso agarrarle el pusy
a esa cabrona de mili
que tanto le gusta arrimarlo y ponerlo al alcance de sus fans
para que ellos lo puedan tocar y acariciar y sobar
y se les olvide un poco
que su voz tampoco es una cosa para tirar cohetes
y yo ya me hice fan suyo
mili, i love yu, beibi
mili héme aquí rebajándome al punto de pedir dinero a desconocidos para [
                                                                                                   poder ir a verte, nena cachonda
a la houston arena
allí voy a estar al pie del entarimado, gritando como una puta virgen histérica desquiciada
esperando que te acerques a la orilla
para alargar el brazo y poner la zarpa encima 
de tu glorioso pusi
oh, mili, ojos de gata bramuda
en esta noche fría y silenciosa llena de estrellas
y el rumor de las olas que sube de la playa
bebo mi ron y me toco los huevos
mientras imagino el momento, en ese lejano 75 de abril del 2894
si antes no me morí por el puto covit o me reventó la próstata o me colgué del balcón
un hombre hundido en la mierda de los dias
el momento en que mis dedos ansiosos y masturbadores
atraviesan el aire de la houston arena por encima de cien cabezas
y hacen contacto al fin con tu pusy humedecido y suave y redentor
por el infinito lapso de tres mili-segundos
y que luego me llevo los dedos a la naríz y aspiro con fuerza 
el olor íntimo de tu esencia multiorgásmica profunda
para metérmelo hasta el fondo de los pulmones
y que mi cuerpo se combustione desde dentro y estalle en una bola de fuego 
como una jodida supernova maldita olvidada en la ciénaga del tiempo 
etcetera etcetera
25 dólares, ay!
25 pinches dólares es todo lo que llevo recaudado
en 3 semanas y pico desde que lancé mi petición de ayuda
una mierda, en pocas palabras
pero a quién se le ocurre, claro
apelar al corazón bondadoso de las personas
haciéndole saber a los probables donadores y simpatizantes de su causa
que uno requiere de su generosidad para poder asistir al próximo concierto de mili cirus
y tocarle el pusy a la susodicha
25 dolares depositados por cierto por un tal jofrey strauberry
masculino de 27 años afincado en ipswich, condado de suffolk, inglaterra
tetrapléjico por accidente de moto en el 2014
"yo no puedo ir a agarrarle el bizcochito a esa nena
no salgo ni de la puta cama
pero ahi te dejo esos putos 25 dolares que me sobraron del pago por incapacidad
para que vayas y le agarres el pusi a esa furcia del demonio
y se lo estrujes y apachurres y hagas que le duela el apretón
y exprimas sus jugos primigenios
y absorbas hasta el último de sus genes calenturientos y fornicatorios
y a ver cuando pueda y me sobre un poco más de pasta
te mando el boleto de avión para que vengas a mi casa y me lo cuentes, cabrón cerdo
qué olores desprendía, si tenía respuesta elástica o se sentía flácido
cómo fue manosear ese jodido coñito rocanrolero del averno
me cuentas y mientras tanto nos chingamos un litro de glenfiddich de 50 años
que me heredó mi viejo, nomás porque el hígado ya no lo dejó tomársela
junto con la puta harley en que me partí la madre"


y tú: ¿vas a permitir que yo le quede mal a jofrey?



domingo, 6 de diciembre de 2020

dios por un día


junto a mi casa
pusieron una iglesia
de los testículos de jehová

todos los días celebran reuniones

los sábados le cantan a jehová
los domingos alaban a jehová
los lunes le lloran a jehová
los martes le rebuznan a jehová
los miércoles le recitan poemas de paulo cuello a jehová
los jueves le lanzan unos mugidos que parecen vacas a jehová

los viernes le rezan a jehová 
para que venga a llevárselos fuera de este mundo infestado de borrachos y fornicadores
y los conduzca luego a la colina brillante al final del arcoiris

todos los días cagando la estaca con su mentado jehová de los cojones

que si jehová tú eres la verdad y la belleza
que si jehová contigo a mi lado no necesito el alcohol y las putas para ser feliz
que si jehová esto y jehová aquello y jehová lo otro y lo de más allá

por supuesto los vecinos ya estábamos hasta la madre de jehová

tanta puta canción 
tanto puto lloriqueo
tanta puta frasecita pedorra y mamona fusilada del pendejo de paulo cuello

incluso el mismo jehová ya estaba hasta la madre de tanto puto mamoneo

esa fue la razón por la que la semana pasada descendió por fin de las alturas celestiales
y vino a echar un vistazo acá abajo

lo sé porque se equivocó de puerta y en lugar de tocar en su iglesia
apretó el timbre de mi casa a la hora de la siesta y justo mientras yo 
me estaba haciendo una paja de emergencia

ding-dong

"¡puta verga, quién chingados llamará a estas horas!"

me guardé el chisme en el pantalón y fui hasta la puerta y abrí

afuera estaba el mísmisimo jehová de los cojones en completo estado de ebriedad

me aparté y lo invité a pasar
lo llevé al sillón y le ofrecí algo de beber
nos tomamos una cerveza sin hablar, como si hubiéramos sido dos viejos compinches
que se reencuentran después de 20 años y saben que nada ha cambiado entre ellos

luego jehová se sinceró conmigo

¡me tienen hasta el culo esos hijos de puta de al lado, villa!

tanta puta cancioncita llena de amaneceres y valles floridos
tanto puto lloriqueo
tanta putas mamonadas copiadas de ese cagado de paulo cuello

nos acabamos la primera cerveza y fui por otras dos

todas las noches regreso a la mansión celestial -siguió diciendo jehová-
harto y cansado después de haberme pasado todo el puto día
tratando de que las criaturas del universo dejen de matarse entre ellas y se dediquen mejor 
a beber y fornicar tranquilamente...

y entonces me tiro en el sillón a tomarme un trago para relajarme
y justo en ese momento oigo cómo los hijos de puta de aquí al lado 
comienzan a invocarme y a repetir mi nombre una y otra vez hasta la extenuación:

que si yo soy la verdad y la belleza eterna
que si yo estoy con ellos no les hace falta ni beber ni coger para sentirse de puta madre
que si yo voy a sacarlos de esta puta tierra llena de cerdos borrachos y fornicadores
para llevarlos cuanto antes a la colina brillante al final del arcoiris

la verdad es que estoy hasta los huevos de ser quien soy,
de tener que fungir como esa figura amorosa que recibirá en sus brazos 
y colmará la sensación de vacío y hará sentirse realizado
a todo aquel ser incapaz de procurarse por sí mismo
y a través de la saludable práctica del bebercio y la jodienda
la dosis de gratificación y concupiscencia necesaria 
para no sentir que la propia vida es una puta mierda

¿te cambiarías por mí aunque fuera una semana, villa
para que yo pueda descansar así de la puta chinga que implica ser quien soy
-el amo absoluto de todo el jodido universo y sus alrededores-
y pasarme unos cuantos días desconectado de la miserable realidad de mi existencia?

desde luego, de pendejo iba a declinar aquella irresistible proposición
y apenas hubo acabado jehová de sugerirlo
y manifestado yo mi aquiescencia a intercambiarnos los papeles,
cuando empecé a sentir cómo mi cuerpo se llenaba de una sustancia etérea omnipresente
y me embargaba enseguida una gran energía y poder cósmico sobrenatural infinito

¡puta madre, me siento como si fuera el jodido superman!

ahora tienes el control del universo en tus manos, villa
y eres dios y la hostia hasta el infinito y más allá

¿entonces puedo pedir que sucedan dos cosas? -le pregunté a jehová-

todas las que quieras, villa; acuérdate que ahora tú eres el jefazo máximo del jodido congal

pero no quise abusar de mis recién adquiridos privilegios
así que sólo hubo dos cosas -en mi infinita omnipotencia y sabiduría-
cuya ocurrencia me complací en ocasionar sin más falta:

la primera fue provocar un temblor de 6 grados en la escala de richter
con epicentro justo debajo de la puta iglesia de al lado
-y que al final la hizo colapsar y dejarla convertida en escombros-

y la segunda fue poner a jehová de rodillas para que me ayudara a terminar

lo que estaba haciendo cuando el hijo de la chingada tocó a mi puerta aquella tarde





domingo, 29 de noviembre de 2020

josé villa, poeta supremo de la galaxia, anuncia su inminente suicidio a ser transmitido por facebook live


como ya me quedó claro 
que
a esta aciaga edad provecta mía que he alcanzado

sin dinero, sin amigos, sin siquiera un puto perro
que me ladre
con el hígado hecho mierda, la próstata, las putas
reumas
el insomnio, la gastritis, las 
rachitas depresivas -que intento contrarrestar
a base de una especie de fluoxetina hecha en la india
que me colorea de violeta los párpados-

las probabilidades que tengo en el sentido
de que mi vida pueda tomar un rumbo distinto al que, desde hace ya rato
la lleva directo a la mierda y sin 
escalas
                                                                    son prácticamente nulas

considero por tanto que
la única alternativa de que dispongo, la última carta que me queda por jugar
-mientras todavía no babeo ni me cago encima 
e incluso aún consigo, si amanezco despejado 
escribir algún poemita-

lo mejor que puedo hacer es suicidarme

así las cosas, pues
quiero aprovechar este poema para
anunciar a todos mis lectores, admiradores y público en general

que de aquí a dos domingos, si dios padre y la virgencita me lo permiten
intentaré quitarme la vida esperando no fallar como todas las putas veces anteriores
a partir de las 10 am, hora de ciudad de mexico
en que comenzaré a transmitir por facebook live
y con admisión irrestricta de cualquiera
el inicio y desarrollo de mi gesta autoeliminatoria
para que todo mundo pueda observar en directo
el grandioso espectáculo que significa el suicidio de un poeta
-en este caso el máximo genio mundial de la poesía moderna, desde luego-
las últimas imágenes de mi estancia en la tierra -este muladar inmundo-
y el patético bulto que de mí quedará en ella después de mi ocaso

tendrá también la oportunidad
cualquiera que así lo deseare
de participar en la votación para determinar
el método que habré de adoptar a efectos de liquidarme
-y así poner fin a mis asquerosos días-
de entre cinco de las siguientes opciones:
ahorcamiento, envenenamiento por cianuro
salto al vacío desde mi balcón a 2.5 metros sobre la calle
empalamiento utilizando la escoba o
plomazo en la cabeza mientras recito mi último poema a aurorita

de igual manera -y mientras tiene lugar
el desarrollo de la ceremonia de votación-
aceptaré con mucho gusto y placer
y siempre y cuando el puto zukie no me congele intempestivamente la jodida cuenta
dedicar mis últimos instantes con vida
a satisfacer las peticiones de mis amables seguidores
aceptando realizar frente a la cámara, sin mayor problema
alguna de las conocidas prácticas a las que suelo aludir en mis poemas
actos sencillos y cotidianos de la vida diaria
tales como masturbarse o rascarse los huevos
chingarse media botella de tequila de una sentada, meterse un dedo en el culo
escupir al piso, mear en un tetrabrik etc
actos naturales y concomitantes a la condición humana
desprovistos por cierto de todo glamour poético
pero que quizás verme hacerlos, para muchos de los enfermos mentales que me leen
pudiera ser el desencadenante de una profusa y satisfactoria descarga eyaculatoria

¿y por qué no habría de darles el gusto de cumplir sus inocuas fantasías?

en el mismo orden de cosas
y siendo yo consciente de que, una vez que me haya cargado la chingada
dejaré tras de mí multitud de impresionables jovenzuelas irremediablemente condenadas
a transitar por el mundo sin tener ya el consuelo
de saber que lo único que necesitan para no sentir que su vida es una mierda 
es acudir a la casa de su poeta favorito -el mítico, legendario y siempre alcoholizado josé villa-
y una vez allí no tener más que dejarse empotrar a pelo por el susodicho
de pie contra la barrita de la cocina del asqueroso cuchitril donde vive el cabrón

aviso a través de este medio, entonces, que
desde ahora dejo la puerta de mi casa abierta 
-calle sierra aconcagua 13, departamento 4 segundo piso
en sayulita de los carcamales, nayarit, méxico (a 50 metros de la playa)-
una botella de whisky llena en la barrita de la cocina
3 docenas de latas de cerveza corona en el refrigerador

y mi esplendoroso cuerpo desnudo despatarrado en el sillón 
de la especie de salita que está pegada a la cocina
-en realidad no me he movido del puto sillón en meses-
enteramente dispuesto a convertirse en presa del furor sexual
de cualquier exaltada damisela que llegare urgida de asistencia copulatoria
y la necesidad inmediata de contentamiento carnal vía introducción por la entrepierna

de un buen pedazo de verga tiesa como un jodido poste de teléfonos


sin más que añadir, me despido de uds. esperando que bla bla bla


(dedico este poema a loli, mi fan número 1 en valencia, españa... loli, ya sabes que te espero por acá para llevarte a pasear en lancha)







jueves, 12 de noviembre de 2020

el regreso del hijo pródigo


 antes que el suicidado se suicidara

todo mundo pensaba que era un hijo de puta
un cabrón degenerado, un ejemplo conspicuo
de las nefastas consecuencias que el abuso del alcohol y las drogas
acarrean sobre sus consumidores
un huevón mantenido que se aprovechaba 
de la invalidez de su anciana progenitora
para quitarle la pensión y gastarse el dinero
con casquivanas y disolutas damas a las que llevaba
a vivir con él durante semanas bajo el mismo techo que aquella que le diera el ser
llegando incluso en algunas ocasiones, el asqueroso cerdo
al aberrante extremo de mandar a la pobre vieja en taxi a casa de alguna de sus hermanas
dado que el cuarto de ella era más amplio y cómodo que el suyo
-en verano podías coger más a gusto en él gracias al aire acondicionado-
y dado que además, la octogenaria mujer
solía ponerse hecha una furia y dirigir toda clase de improperios
a las invitadas de su hijo cuando estas arrojaban descuidadamente
la ceniza de sus cigarrillos encima de la alfombra persa del living
llamándolas desde "putas de mierda" hasta "perras desverijadas malparidas"
y propiciando desde luego con ello
que las susodichas se dieran a tal punto por injuriadas
que sólo pagándoles el doble de su tarifa habitual consentían en quedarse
no sin antes condicionar el otorgamiento de sus favores sexuales
a la inmediata evacuación de la ofensiva y provecta señora
-"está loca, villa; podría acuchillarme por la espalda mientras te hago una mamada"-
aberrante extremo que, unos meses antes de suicidarse
el suicidado rebasó al incurrir de plano
en el inhumano acto de recluir a la infeliz autora de sus días
-ella le echaba en cara cada vez con más frecuencia
haberse enamorado perdidamente de una tal ebony janet
fichera por horas en el maracaibo y el cama de piedra
y a la que nuestro héroe había arrancado de las garras de la perdición
prometiéndole casarse con ella y en un futuro no muy lejano comprarle casa-
recluir a la vieja, digo
en el asilo muncipal para vejestorios con alzheimer y demencia senil
no obstante conservar ella todavía una lucidez y perspicacia fuera de lo común
y la lengua más filosa que la hoja de un bisturí:
"antes por lo menos te gustaban las pendejitas anoréxicas, baboso
y solo gastabas en ellas un par de rayas de coca y para que te aflojaran las nalgas
pero ahora metiste a mi casa a esa furcia tetona con el culo más gordo que una vaca
y la muy puta ya se trajo con ella a sus dos hijos
y a ese fulano barbas de chivo que según eso es su primo
pero con el que yo la he visto cogiendo en el baño
cada vez que tú acabas noqueado por el alcohol:
siempre lo he dicho: saliste igual de pendejo y cagado que tu padre"
 
después que el suicidado se suicidara

su pobre madre, a la que el desafecto fruto de sus entrañas recluyera en el asilo municipal
tuvo que gastarse 10 mil pesos en pagarle a un loquero que certificara
que la mujer no estaba ni demente ni confusa ni fuera de órbita
gastarse además otros 30 mil en abogados y sobornos para funcionarios e inspectores
que procedieran a llevar a efecto el desalojo de sus bienes prediales
-su casa, para decirlo en términos simples-
usufructuados ilegalmente por la mentada ebony janet
femenina de aprox 40 de oficio encueratriz y fichera por horas en congales varios 
los dos menores hijos de la mencionada y un supuesto consanguíneo 
conocido por el mote de barbas de chivo y en quien recaían sospechas
de fungir en realidad como padrote de la misma
y de haber precipitado al suicidado a suicidarse
al ser sorprendido por el ahora malogrado difunto
en flagrante acto de acoplamiento anal con su presunta pariente
a la que el suicidado amaba ciertamente con toda su alma 
y a la cual por lo visto no había soportado contemplar
en trance de ser enculada hasta el fondo, apoyada en la barra de la cocina
por el tremebundo garrote del cabrón barbas de chivo;
y tuvo que acabarse gastando, en fin, la afligida anciana
3 mil pesos que era todo lo que le quedaba en el mundo
en pagar la edición de 200 ejemplares de un librito con el puñado de poemas románticos
que su suicidado hijo había ido garabateando y dejando desperdigados por acá y por allá
a lo largo de tantos años de puteadera y tomadera
y que la abnegada mujer se había tomado el trabajo de ir recogiendo y pasando en limpio
siempre que su ruin y desalmado retoño no la hubiese echado de su propia casa
en una libreta que conservaba para tal efecto:
-"que por lo menos la vida del pendejo subnormal no haya sido en vano"-
edición que, para sorpresa de todos
se agotó en una semana y dio lugar 
a la tirada de una reimpresión de 5000 ejemplares
que también volaron de las estanterías y comenzaron a cimentar la leyenda del poeta

después que el suicidado resucitara

lo primero que hizo fue volver a recluir a su madre en el asilo
lo segundo fue buscar a la ebony janet en el janitizio -la habían corrido del maracaibo por gorda-
y convencerla de volver a instalarse en casa de la vieja
junto con sus dos menores hijos y el barbas de chivo
-el suicidio, ay, no le había quitado lo pendejo a nuestro hombre-
mediante la promesa de no solo casarse con ella sino además
nombrarla gestora y beneficiaria universal de su obra poética 
-que a raíz de su suicidio y ya ni digamos de su resurrección
se había convertido en un fenómeno de ventas que te cagas-
y lo tercero dedicarse de nuevo al par de cosas que en realidad
siempre habían sido sus mayores aficiones:
vivir pegado a la puta botella y lucir unos putos cuernotes del tamaño de un edificio


moraleja

si tienes un hijo poeta y este se muere inédito

agarra todos sus putos papeles y manuscritos y quémalos junto con el cabrón en cuanto puedas







lunes, 2 de noviembre de 2020

lo que le dije a beatriz cuando fui a dejar una flor sobre su tumba

debo confesarte, negra
que me tuve que chingar un six pak de modelos bien helodias
antes de venir a verte

porque me daba miedo no fuera ser
sabiendo lo mal que siempre llevaste la soledad
que se te ocurriera sacar una mano huesuda por debajo de la tierra
desde el inframundo donde ahora habitas
y me dieras un agarrón de huevos para llevarme arrastrando de ellos
a hacerte compañía en tu jodido encerramiento

vengo a visitarte, beatriz
por una de esas puntadas que a veces uno tiene
-aunque sea con una tardanza de 2 años-
y a traerte esta humilde rosa que robé
del jardincito de mi vecina 

me pregunto si estarás ahora en el paraiso
rodeada de apuestos angeles asexuados 
santurrones, beatas, vírgenes anorgásmicas
tu mamá, tu abuelita, tu tía refugio la solterona
tomados todos de la mano y bailando en círculos como retrasados mentales
bajo la benevolente mirada de nuestro padre dios todopoderoso y eterno

o en el infierno, pasándotela de puta madre
chupando vergas al por mayor y culeando a todas horas
con una buena cantidad de criaturas fornicatorias a tu entera disposición
y bebiendo y drogándote a reventar, tal como solías hacerlo en vida
pero sin que tu mami ni tu abuelita ni esa hija de puta de tu tía refugio la solterona
estén ahí para regañarte ni decirte a cada paso
que "si sigues como vas, beatriz, hija de la chingada
en unos años vas a terminar de puta en una cantina"

me viene a las mientes, asi a bote pronto
la noche que te conocí
borracha en el tropicana, un 31 de octubre del ochentaitantos
con tu putifalda y sin bragas y aquellos putos tacones
de 20 cms que te levantaban el culo mas que a esas putarronas de las kardeishian

te vi la raja cuando abriste las piernas en la mesa contigua
donde tú y dos amigas se empinaban los vasos de vodka como si fueran agua
celebrando que tu noviecito gringo recién acababa de pedir tu mano
y en un par de semanas vendría de california para presentarte a su familia
y casarse y llevarte a vivir con él a su duplex en las colinas de san francisco
con vista a la bahía y el puto golden gate

qué facil fue ligar contigo
qué facil y natural me salió decirte
¿bailamos, señorita?
para que tú aceptaras ipso facto y te levantaras y me acompañaras a la pista
donde luego no dijiste nada ni pusiste el menor reparo
cuando te pasé las manos por detrás del culo y te atraje hacia mi cuerpo
al compás de aquella cumbia de los ángeles azules

y que facil me salió decirte "te meteria la verga aqui mismo"
y bajar luego la mano de tu culo a la bastilla de la putifalda
y alzarla ligeramente para ponerme luego
a deslizar un dedo de una punta a otra -ida y vuelta varias veces-
de tu hendidura vaginal a esas alturas más profusamente lubricada
que si se hubiera tratado del piso de un puto taller mecánico

en realidad todo fue fácil contigo, si a esas vamos
comenzar a toquetearte y cogerte en el coche esa misma noche
hacer que rompieras tu compromiso dos días después
-resulta que tu novio era bisexual; en otras palabras: que era puto-
y terminar yéndonos a vivir juntos una semana después...

hasta mandarte a la chingada diez años después
sin el menor remordimiento y desechándote como si fueras un trasto  inservible
porque habia conocido a otra 20 años mas joven que tú y más buenota
y que no tenía el culo tan fofo como el tuyo

¿sabes, beatriz?, estoy pensando...

estoy pensando si masturbarme y exprimirme un par de gotas de semen
-estoy hecho un puto vejestorio y los huevos ya nomás los tengo de adorno-
y tirarlas sobre tu piedra a modo de homenaje
por aquellos jodidos años que no volverán y blablabla

es tarde y no parece haber nadie en el puto cementerio
podría sacarme tranquilamente el pájaro y empezar a cascármela
¿no te haría un poco menos infeliz si me vieras hacerme una paja?
¿no ayudaría a calmar tu soledad saber que sigo siendo el mismo pendejo medio cerdo
con el que malgastaste tus mejores años?
¿no te sentirías quizá menos a disgusto con tu suerte
si te fuera dado volver a comprobar por enésima vez
lo patéticos y banales que podemos llegar a ser los homo sapiens?

imagino lo que dirías si pudieras hablarme:
"sigues teniendo el puto cerebro lleno de mierda, hijo de la chingada"

y tanto, que en realidad ni siquiera sé qué vergas estoy haciendo aquí
con un botellín de whisky en una mano y mi flácido miembro en la otra
despatarrado a medias junto a una tumba de cemento gris
y hablándole a una puta piedra donde está escrito:

"aquí yace saturnino buenrostro
muerto a los 97 en paz con dios y los hombres
y rodeado por sus amantísimos hijos, nietos, bisnietos y su perro toto
que le sea otorgado el descanso eterno"

y eyaculado por josé villa que se equivocó de tumba, puta madre









domingo, 25 de octubre de 2020

háblame de ti, me dijo ella; pero no le gustó lo que le dije


háblame de ti, me dijo
aquella joven damisela sentada a mi lado
-un tanto ya pasada de tragos-
en un taburete de la barra del maracaibo

qué mierda quieres que te diga, yali, mi amor
¿que soy un puto crak de los negocios
un irresistible don juan que vive de las mujeres
un puto ganadero dueño de 20 ranchos y 50 mil vacas?
nah, lo que ves es lo que hay
un viejo puteado por la vida
un fracasado de mierda ya en las últimas
un obsceno borrachín que se gasta
el poco dinero que recibe del fondo municipal de ayuda al jodido y al minusválido
bebiendo whisky en un jodido tugurio de mala muerte
mientras le mira las tetas a la desinhibida mozuela que lo acompaña
y piensa, por otra parte, el degenerado sujeto
en la patética estampa de degradación existencial
que un observador casual contemplaría si pudiera verlos:

él, un provecto y patético carcamal libidinoso
tratando de pegar la hebra
con una pollita no mucho mayor de 20;
ella, una imberbe mozuela quizás no demasiado avispada
que seguro habrá consentido en seguirle la corriente al chocho rabo verde
pensando "a este pendejo vejestorio
le quedan 3 whiskies para terminar k.o.
3 whiskies para tenerlo enteramente a mi merced
3 whiskies de aguantar oírlo contar
alguna pendeja historia del año de la verga
en que fue joven y las mujeres se arrastraban a sus pies;
3 putos whiskies y me lo llevo al hotel
y le cepillo el reloj y la cartera y antes de largarme
le meto por el culo la pata de una silla
para ver si así se le va quitando lo baboso"

y no creas que no te entiendo, yali, pimpollito hermoso
no creas que no me pongo en tu lugar:
si yo fuera tú también haría lo mismo
y buscaría la forma de beneficiarme de la situación
ahora bien, sin embargo, en todo caso
no quiero que te confundas conmigo, yali, mi vida
no quiero que mañana, cuando te despiertes resacosa y sola
despojada de tu pequeño bolso y adolorida del culo
en la cama del jodido cuarto de hotel donde tú y yo
iremos a terminar acabando en cuestión de minutos
-a culear hasta el amanecer, por cortesía de laboratorios pfizer-
no quiero que te recrimines demasiado por haber sido tan pendeja 
como para dejar que un viejo cabrón como yo
-un hijoputa con el colmillo más retorcido que su propia verga-
te haya ganado la mano de ver quién se jode antes a quién
adelantándose a la puesta en práctica de tus trilladas artimañas de mujer paseada
mediante el simple expediente de haber mezclado en tu bebida
las dos veces que te levantaste a tirar las aguas
un par de valiums que, por tus bostezos

me parece que ya empezaron a doblarte el pico









viernes, 3 de julio de 2020

Saludos a Villa

            Hola Villa. Pasaba por aquí y te saludo. Espero que sigas igual de inspirado que siempre. 

martes, 16 de julio de 2019

las series nórdicas de netflix me dan ganas de irme a vivir a un puto país boscoso y congelado


y allá pasarme enclaustrado todo el tiempo
en un puto establo o henil o cobertizo para herramientas
reconvertido en simpático estudio minimalista
por el dueño de alguna granja medio en ruinas enclavada en un solitario paraje
de la franja sub-ártica al norte de europa
cundo el tipo vio que alquilar sus dependencias por air bnb
le salía más a cuenta que partirse la madre
trabajando la tierra circundante, ordeñando las putas vacas
poniendo plaguicida en las coníferas y los abedules
y bajando cada fin de semana al mercado del pueblo
a vender los quesos, la mermelada y el licor de bayas silvestres
que su abnegada y sufridora esposa avejentada por la mala vida que el cabrón le daba
fabricaba sin quejarse para poder sobrevivir dignamente
en medio de la penuria de estos tiempos globalizados donde todo
se anda yendo a la mierda

enclaustrado en el puto ex establo y pegándole al trago día y noche
-al final acabaría comprándole a la mujer de mi casero toda su reserva de licor de bayas-
sin dárseme una puta chingada de lo que ocurriese
más allá de las cuatro paredes de mi madriguera
sin internet, sin libros, sin el jodido celular
bebiendo a matarme tranquila y melancólicamente
lejos de todas las malditas víboras y demás alimañas ponzoñosas
que solo por ser exmujeres o hijas o parientes cercanos míos
se piensan que tienen derecho a criticarme por ser un jodido borracho que no da golpe
y encima se gasta la pensión con putitas que podrían ser sus nietas

(pero, lo mejor de todo:
lejos de ese asqueroso país donde tuve la desgracia de ir a nacer
lleno de cerdos criminales y gentuza analfabeta
indígenas resentidos por su pasado de abuso y discriminación
mujeres que no te aflojan las nalgas de manera libre y espontánea
porque desde chicas les metieron la idea de que coger equivale a ser puta)

lejos de mi pasada vida de poeta tercermundista muerto de hambre
que nunca terminó de dar el ancho ni como artista ni como persona
-un fracasado, en otras palabras-

lejos, en fin, de aurora -que chingue a su puta madre-
solo saldré de mi refugio algunas tardes ventosas y sombrías
para ver caer las hojas del bosque
caminar entre la bruma como un troll enloquecido de tanto masturbarse
o sentarme en una piedra a orillas del estanque congelado
a imaginar que me hundo y ya no salgo

o para acercarme a la casa de mi casero y comprarle a su avejentada mujer
otro poco de su infernal brebaje alcohólico
sabiendo que ella siempre está sola en la puta cocina
apurada con sus quesos y sus encurtidos y sus compotas de frutas de la temporada
yo podría ofrecerme a echarle una mano
yo podría decirle chapurreando en islandés o noruego o laponio
"¿quieres que te ayude a envasar esa puta mermelada de arándanos?"
o "déjame que cargue en la camioneta
esas putas cajas de crema de leche de reno"

o podría llegar y agarrarle el culo directamente
y subirle la falda hasta la cintura y empujarla contra el fregadero
sabiendo por el amargado gesto que luce todo el tiempo en su cara
y sus involuntarias miradas cargadas de lujuria a mi entrepierna
que el marido dejó de darle su ración de cuello de pavo desde hace años
y que debajo de su fachada de hacendosa y asexuada mujer de campo
subsiste una fogosa valkiria dispuesta a comerle el rabo
incluso a un viejo y degenerado poeta jubilado de mierda

solo abandonaré mi encierro, les decía
para pasear por el bosque o echarle un palo a la mujer del granjero
y después regresaré a seguir con la botella
aguantando estoicamente la progresiva declinación de los días
la temperatura cayendo bajo cero y la irrupción del invierno

que pronto borrará de la faz de la tierra las huellas de los pasos que conducen hasta mi tumba





domingo, 7 de julio de 2019

yo cago, tú cagas


volví a detenerme a cagar
aquel hermoso atardecer de junio
en el mismo lugar a un lado de la carretera
-normalmente la tomaba para ir a visitar a mi abuela,
pero después de morirse la vieja seguía yendo
por cuestiones del rancho que me había dejado en herencia-

el mismo punto por donde en muchas anteriores ocasiones
al llevarme algún asunto a esa parte del sur de jalisco
y tener que agarrar por fuerza aquel camino poco transitado
había cruzado a medida que me adentraba en sus tierras
-en su mayor parte desoladas planicies semionduladas cubiertas de rala vegetación
donde el viento nunca dejaba de soplar
y rodeadas en todas direcciones hacia el horizonte
por un perímetro formado por cerros y lomas de irregular configuración
y entre cuyos accidentados y traicioneros recovecos
era fácil imaginarse un lugar parecido a la comala de rulfo
-en realidad, había un pueblucho llamado comala 50 kilómetros más al sur-
donde las almas en pena se desvelaban cada noche
hablando entre ellas de las jodidas vidas que habían llevado
y lo mucho que se estaba tardando ya la puta muerte
en venir a llevárselas-

puede que en este mismo lugar
-pensé mientras encendia un cigarrillo
bajándome los pantalones y disponiéndome a cagar-
haya cagado rulfo alguna vez
y haya cagado el hijoputa de pedro páramo en medio de sus puterías
e incluso pancho villa de camino a reunirse con zapata en xochimilco
pudo muy bien detenerse justo donde estoy yo ahora
-tal vez haciendo equilibrio agarrado a esta misma piedra-
y arrojado un buen montón de cagada antes de seguir adelante

y la historia no dice nada al respecto
-seguí pensando y fumando y cagando-
pero cuántas de las tribus que poblaron méxico
a lo largo de los siglos precedentes a la conquista española
habrán pasado por esta misma extensa y desolada planicie
y acampado aquí tal vez durante días o semanas
recuperando fuerzas antes de reanudar su peregrinaje rumbo al centro del país
y dejando al irse desde luego todo el maldito lugar
perdido de mierda y huesos de animales muertos y
unos cuantos cientos de cadáveres de hombres y mujeres sacrificados en honor de
sus putos diosecillos sanguinarios de mierda

y ahora por lo tanto yo bien podría estar cagando tranquilamente
mientras doy cuenta de este marlboro
-no dejaba de pensar, agarrado a una piedra para no perder el equilibrio-
exactamente donde estaba el altar de su puto dios supremo
la divinidad cósmica por cuyos favores
los aztecas y los olmecas y los totonacas
les rajaban el pecho para extraer el corazón
a legiones enteras de hombres y mujeres que seguramente
ni siquiera tuvieron tiempo de coger antes de morir porque se suponía
que debían ser puros de mente y alma para que su muerte
tuviera la virtud de conmover el corazón de huitzilopoztli

-para lo que le sirvió a los putos indígenas
tanta pinche matazón y ofrendas y rituales pedorros
terminando como terminaron a final de cuentas
siendo masacrados como cucarachas con el advenimiento de los españoles-

después de limpiarme el culo
y terminar de chingarme el marlboro
volví la vista hacia el crepúsculo más allá de las montañas
y pude vislumbrar entonces, inspirado por la visión ultraterrena del paisaje

a un futuro viajero alienígena de un tiempo todavía distante
-la vida en la tierra ya para entonces extinguida
y todo el planeta convertido en un puto montón de escombros-
deteniéndose a cagar exactamente en ese mismo lugar
-y agarrándose a la gran piedra del sacrificio azteca para no perder el equilibrio-

un futuro viajero alienígena conocedor de todas las historias del universo
lector de toda la poesía del cosmos, que se detenía a cagar en ese mismo punto

y pensaba mientras cagaba: aquí cagó hace mil quinientos setenta y cuatro años
un atardecer de junio de 2019
y lo dejó escrito en uno de sus maravillosos poemas

el más grande poeta que alguna vez habitó en esta puta galaxia



miércoles, 3 de julio de 2019

se solicita becaria escribidora de poemas


distinguido poeta romántico y sentimental mexicano
-en realidad uno de los más grandes a nivel mundial de la era moderna-
autor de 5 libros de poemas -de los cuales el último,
vertiendo en él un chorrito de limón y tequila, le como el coño hasta a mi suegra,
ha alcanzado su séptima reedición en menos de un año

por cansancio manual agudo y tendinitis de muñeca, solicita

mujer no mayor de 19 para masturbar al hijoputa escribir al dictado los poemas
que el poeta, dada su creciente incapacidad
para coger y sostener una puta pluma entre los dedos
-y mucho menos para escribir con ella-
ha venido experimentando ya de un tiempo a la fecha
sin que los miles de pesos gastados en sesiones de fisioterapia
honorarios de acupunturista y un pack de pulseras biomagnéticas
-con las que supuestamente acumularía la energía cósmica necesaria
para el reforzamiento del metacarpio y las falanges de la mano-
le hayan sido de alguna utilidad

... para escribir al dictado los poemas, decía 
que el minusválido poeta pueda de pronto verse compelido a plasmar sobre el papel
apenas el divino hálito de la inspiración lo incite
a concebir alguno de sus geniales versos

queda desde luego implícita
-tomando en cuenta que el poeta solo se inspira lo suficiente para escribir poesía
ya sea mientras ve porno y se masturba
o bien alcoholizándose despatarrado en el sofá y rascándose los huevos-
la necesidad de que la chica deba encontrarse disponible y tome parte activa
en los momentos en que el poeta decida entregarse
a los peculiares rituales inductores de su creatividad

para lo cual, asimismo
y en atención a una mayor carga estimulatoria de la génesis poética
-todo sacrificio por el arte siempre es poco-
se requerirá de ella que
no solo vista putifaldas y blusitas de escote generoso
sino que ademas le ponga al bebercio y no deje abandonado
al poeta en su búsqueda de la ebriedad catártica del ser

y que se avenga a pajear al hijoputa
en cuanto la tensión erótica derivada
de ver todos esos culos de los videos porno
lleven la erección del miembro del afectado
a un extremo que haga necesaria la sacudida de rigor
y la consiguiente descarga liberadora del estrés libidinoso

quedando, por otra parte
-en relación al último punto-
al exclusivo criterio de la futura becaria
la opción de chupársela al poeta llegado el caso
o bien incluso cogérselo de plano si la propia interesada
considerase necesario procurarse a sí misma un grado equivalente de deleite carnal
al proporcionado por ella a su empleador
-no significando lo cual, sin embargo
un incremento de su salario ni mucho menos-

se recibirán solicitudes todo el mes de julio

requisitos

mujer menor de 19
soltera sin hijos, de preferencia con medidas 90 60 90
no necesita tener ni puta idea de poesía
(ni siquiera necesita saber escribir, en realidad)

ayuda a un pobre poeta impedido a sacar lo mejor de sus entrañas

comunícate cuanto antes al 322 149 68 60





jueves, 27 de junio de 2019

me dan envidia los pinches poetas que viven en países que son como hieleras


qué puta envidia me dan
por lo fácil que la tienen para dedicarse a su labor creativa
esos poetas oriundos del septentrión
y que desarrollan su vida en latitudes
donde prevalecen temperaturas de congelamiento
días ventosos, tormentas de nieve
espesos mantos de bruma, neblina y escarcha
extendiéndose interminables hasta los confines del ártico
sumiendo ciudades y aldeas, páramos y valles
bajo su aplastante y depresiva red
y llenando el alma de todos aquellos
que se debaten entre sus fluctuantes tentáculos
de pesadumbre, dolor y una constante
necesidad de empujarse un vaso de alcohol
a la primera oportunidad que se presente

qué puta envidia me da que hasta me pongo verde
pensar que con ese asqueroso clima
a los cabrones poetas no les queda otra más que encerrarse
y permanecer aislados del mundo durante semanas
sin contar con más opciones para matar el tiempo que
masturbarse, drogarse y escribir poesía

todo lo contrario a lo que ocurre, por supuesto
con los poetas que vivimos en los malditos países bananeros
con su clima tropical y sus putos mosquitos portadores de mil plagas
sus mujeres semidesnudas pululando incitantes por las calles
su ron barato, sus millones de expendios de cerveza,
sus putos partidos interminables de futbol en las callejuelas del barrio
sus playas llenas de gringas calientes y borrachas
tomando el sol despatarradas y con un puto trocito de tela tapándoles el coño
sus indígenas analfabetos y guadalupanos
que se cogen a todo lo que tenga un hoyo
su muerte bondadosa y protectora en cuyos brazos podremos al fin resarcirnos
de toda la puta chinga que fue nuestra pendeja vida

¿a qué poeta en su sano juicio, me pregunto
se le ocurriría preferir encerrarse a escribir un jodido poema
-un jodido poema que seguramente no leerá ni su puta madre-
en una pocilga ardiente y claustrofóbica
-donde se verá acribillado sin pausa por los temibles aguijones de los putos mosquitos-
cuando con solo largarse a la calle tiene para
bajo el esplendoroso cielo azul de un verano eterno
encontrarse seguro con algún amigote bebiendo cerveza en la siguiente esquina
en la grata compañía de un par de furcias cogelonas y ya medio borrachas
a las que pronto no habrá más remedio que
llevarse a meterles una buena cogida doble
debajo de las palmeras en la playa doscientos metros más abajo?

¿y qué poeta, no siendo un subnormal
-o uno de esos mariconcetes que le cantan al plenilunio tornasolado de tu acuática pupila-
y suponiendo que la inmortal diosa alada de la poesía
hubiese decidido aparecerse en su tercermundista aldea playera
-adoptando la figura de pudibunda doncella de enigmática mirada
que subirá a su buhardilla a inspirarle hermosos poemas de amor-
no la mandaría directamente a que le dieran por el culo
y la cambiaría por una lujuriosa morena en tanga y medio alcoholizada
que nunca en su puta vida ha abierto un libro y a la cual
lo único que le importa es bajar cuanto antes a la playa y
ponerse de culo para que la empotren a fondo?


¿saben algo?
no encuentro la manera de terminar este pinche poema

quizás si no lo estuviera escribiendo metido en el cuchitril donde vivo
asfixiado por el aire caliente y estancado de un mediodía de finales de junio
con el termómetro marcando 35 grados a la sombra
una sensación térmica de 42 grados
un factor de humedad del 95 %
el sol cayendo a plomo sobre el puto tejado de lámina de asbesto
las putas ganas que tengo de bajar a la playa y tirarme en la arena
a tomar cerveza bajo una ramada
y que después de la tercera cerveza llegase la yatziri amaranta o la deisi yamilé
y se agachara a mi lado a hacerme una mamada...

quizá si estuviera en reikiavik a 5 bajo cero y un tanto enloquecido por la soledad y el desconsuelo

quizá allí sabría qué mierda poner ahora para darlo por concluido




martes, 18 de junio de 2019

las maravillosas aventuras eróticas de un viejo caballero conquistador


muchos años después
ya convertido yo en un viejo amargado y puteado por la vida
ya transformada briyit en una oronda cincuentona con el pelo tieso de laca
-y desde luego menos amargada y puteada por la vida que yo-

nos topamos en el entierro de uno de nuestros numerosos parientes
tras no haber vuelto a cruzar palabra ni encontrarnos cara a cara
 -aunque ocasionalmente habíamos llegado a divisarnos en alguna boda o reunión familiar-

desde que yo tenía 23 y ella 14

"¿te acuerdas de aquel verano que estuve viviendo en tu casa, briyit
cuando emigré a california y al principio no hallaba trabajo?"
le pregunté, mientras los dos mirábamos cómo bajaban el cajón del muerto al agujero

"claro que me acuerdo, villa, todavía no estoy tan vieja"

"si supieras todas las pajas que me he hecho pensando en ti
tanto en aquella época como a lo largo
de todos los malditos años que han pasado desde entonces"

"si supieras tú, mi pendejito villa
cómo me quedaba de ardido y despellejado el coño
de tanto cómo me daba yo misma con el dedo pensando en ti
todas las noches de aquel puto verano que estuviste viviendo en nuestra casa"

"¿y si me hubiera metido en tu cuarto una de aquellas noches, briyit
y te hubiera bajado las bragas y te hubiera puesto una buena cogida?"

"te hubiera dejado que me hicieras todo lo que hubieras querido
y que incluso hasta me dieras por el culo
y después te hubiera pedido que volvieras cada noche a repetirme la dosis"

"¿y por qué chingados no me diste ni siquiera una señal
no me dijiste ni siquiera una puta palabra
no me tiraste la menor indirecta y hasta había veces
en que fingías no verme cuando nos encontrábamos durante el día?"

"porque yo era practicamente una niña, pendejo
y las niñas no van por la vida diciéndole a los hombres
que vayan a verlas en la madrugada a su cuarto
porque se están muriendo de ganas de que alguien les meta la verga"

después del entierro de ocdulio
y de que briyit aceptara venirse conmigo cuando la invité
a tomarnos unos tragos a mi depa

las cosas se desarrollaron como sigue:

llegamos al puto depa
yo preparé un par de whiskis dobles con hielo y soda
ella se medio tiró en el sofá y se desabotonó la blusa
yo me zampé una viagra discretamente
los dos chocamos los vasos y dijimos "salud"
-yo añadí "y por los putos años perdidos"-
briyit se quitó la prótesis de pvc que llevaba debajo de la blusa
-por mientras llegaba el día en que reemplazarían sus hermosas tetas perdidas por el cáncer
con unos implantes de última generación-
yo me zampé otra viagra discretamente
porque la primera no me había hecho ningún efecto
briyit se quitó los zapatos de tacón
nos acabamos el primer whisky como si fuera agua
fui a la cocina y preparé otros dos, ahora con el doble de whisky
volvimos a chocar los vasos
"por el tiempo que no perdona ni a su puta madre" dijo ella
"salud" dije yo
briyit asintió y se empinó medio whisky de un trago
los minutos transcurrían apaciblemente
mi verga seguía sin acusar efecto de la segunda viagra
le pregunté a briyit qué música le gustaba (para ganar tiempo)
ella se terminó el whisky y me lanzó una mirada melancólica
"¿te volviste puto en estos años, villa?" me preguntó entonces
"deja te sirvo otro whisky"
volví a la cocina y llené los vasos hasta el borde solo con whisky
"por las maravillosas cogidas que nunca me pusiste -brindó briyit-
cuando yo era una vírgen ansiosa de que me la metieran
y tú un jodido maricón que no se atrevía ni siquiera a rozarme el culo al pasar"
"salud" dije yo
"tienes un puto whisky de primera, villa"
"es chivas golden premiere edition de 1795"
"tu depa es una puta pocilga de mierda, eh
pero el whisky es de lo mejorcito que he probado"
"tengo claras mis prioridades, desde luego"
"te la chuparía para ver si con esas te funcionaba la verga
 si no fuera porque el alcohol me afloja el pegamento de la dentadura"
"me tomaría otra viagra para ver si la tercera me pudiera servir de algo
si no fuera porque el doctor me dijo que más de dos me da un infarto seguro"
"pídeme un puto taxi, villa"
"ok, briyit"

así se desarrollaron las cosas entre briyit y yo esa tarde en mi depa después del entierro de ocdulio

y ahora tendré que esperar si acaso me la encuentro en el jodido infierno para poder cogérmela



lunes, 17 de junio de 2019

nunca sabes a dónde te conducen tus pasos


10 años antes de conocerte
-una neurótica desquiciada con cara de niña inocente-
de saber siquiera que existías
de imaginar que un día, ya cuarentón
-instalado en esa amargura cínica de los poetas fracasados-
una muchacha de 16 años aparecería de la nada
y entraría en mi vida para acabar de hundirme,
a cambio de unas cuantas migajas de amor que me daría,
quitarme luego todos mis ahorros junto con el coche
la casa y los hijos que tendría con ella
y al final dejarme en la puta calle
-amén de castrado emocionalmente y condenado ya por siempre
a huir de las mujeres apenas ellas mostraran
el menor indicio de querer ir más allá
de meternos un buen revolcón y aquí no ha pasado nada-

10 años antes de que tu camino y el mío
se terminaran cruzando

una tarde en que volvía manejando
de san blas a sayulita
detuve el coche a la orilla
del pequeño caserío pegado a la carretera
donde transcurrió tu infancia

para echar una meada

había una pequeña tienda un poco más adelante
y una ramada donde vendían cocos y mangos y racimos de plátanos
y más allá había una calle de tierra con algunas casas
de las cuales la segunda a partir de la carretera
-como me fui a enterar 10 años más tarde-
era la casa donde tú vivías entonces
con tu madre y un tipo que no era tu padre
al que le decías "don mario" y que tenía la costumbre
cada vez que tu madre se iba a sembrar al campo
de emborracharse y sentarte encima de sus piernas
para hacerte caballito mientras te decía al oído
"no le cuentes a tu madre lo que hacemos
porque si lo llega a saber te zorraja unos buenos chanclazos"

antes de reanudar el viaje
compré en la tienda un paquete de latas de cerveza helada
y al salir fui a sentarme en un tocón de piedra
bajo la sombra de un solitario arrayán
plantado a medio camino entre la carretera y
aquella callejuela terregosa sembrada de pedruscos y brotes de hierbajos
que ya se hundía en las sombras al caer la tarde

¿habrás sido tú, quizás
 aquella niña que jugaba a ser mamá
a pocos metros del arrayán, sentada sobre el mismo suelo,
con un par de sucias muñecas de plástico envueltas en trapos;
y que mientras yo estuve allí, casi al alcance de tu mano
empinándome tranquilamente una lata de cerveza tras otra
la única señal que diste de haberme visto
-tan abstraída como te hallabas en la fabulación de tu maternidad-
fueron un par de ligeros parpadeos de tus ojos negros
al dirigir la vista por un segundo hacia donde yo estaba
antes de volver a encerrarte en tu inexpugnable mundo interior?

¿te habré quizás dicho alguna palabra
o preguntado tu nombre
o imaginado la clase de vida triste y desolada que te esperaría
en ese jodido lugar perdido en medio de ninguna parte?

¿habré captado ya en ese instante tu aura
y guardado su huella sin saberlo en mi inconsciente
quedando a partir de entonces despojado de toda inmunidad
al virus mortal que tus dardos con el tiempo me transmitirían?

"una tarde, cuando yo tenía 6 o 7 años
-me contaste ya en la última época que estuvimos juntos-
el asqueroso vejestorio alcohólico hijo de puta que se cogía a mi madre en aquel entonces
agarró mis muñecas y les arrancó los brazos y las piernas
y luego me arrastro de las trenzas hasta la cama
y allí me hizo que le hiciera lo que mi madre le hacía
cuando ella volvía del campo al atardecer:

por eso me caga cuando te emborrachas, cabrón
por eso me recontracaga verte la puta cara de carcamal que tienes, pendejo
¡por eso me hubiera gustado matarte cada vez que me pedías
que te chupara tu jodida verga, hijo de la chingada!"


10 años antes de conocerte, por pararme a mear
a un lado de la carretera cuando manejaba borracho de san blas a sayulita

me adentré sin saberlo en un laberinto infernal del que todavía no vislumbro la salida



viernes, 14 de junio de 2019

un jodido poeta de internet


si este poema lo hubiera escrito
en la época antes de internet
probablemente habría quedado para siempre
encerrado entre las páginas de cualquier libreta
de las que entonces solía llenar cada tanto
con poemas y cuentos y arranques de novela
y que después guardaba en cajas de cartón
que cada vez que abandonaba un pueblo por otro
durante aquellos años de vagabundeo
perdía o regalaba o simplemente dejaba atrás
para no tener que cargar con ellas allá donde fuera

habría quedado allí metido
-este poema-
y no habría sido leído nunca por nadie
-como no fueron leídos ninguno de los cientos que escribí-
porque nunca habría sido publicado
-yo era un poeta de mierda y he vivido siempre
entre gente inculta y medio analfabeta-

si este poema lo hubiera escrito entonces
tú, querido lector que posas ahora tu mirada en ellas,
no estarías utilizando el tiempo leyendo estas líneas
pensando quizás mientras lo haces
"me cago en siete, resulta que el villa se puso nostálgico
y a lamentarse de su triste pasado lleno de poemas abandonados
justo ahora que yo quería leer algo sobre putitas cachondas"
ni estarías dejando de hacer, por leerlas,
otro tipo de cosas quizá más productivas
bañando al perro, tal vez
o a lo mejor pintando la cerca del patio
-o puede que solo simplemente tirado en el sofá
rascándote los huevos-

pero no lo escribí en aquellos años
y por lo tanto no quedó metido en ninguna de aquellas libretas
que solía llenar de frases mientras me dedicaba
a darle al trago día y noche
encerrado en sórdidas pensiones del sur de jalisco
y que después dejaba tiradas en cualquier parte

tuvieron que pasar 30 años
y que en ese lapso yo escribiera mil poemas que se los llevó el viento
y que surgiera internet
y que entretanto ocurrieran mis divorcios y encarcelamientos
y aquel tremendo accidente de coche manejando borracho
en que terminé con la cabeza rota
y aquel otro accidente de coche manejando borracho
en que solo me rompí una pierna
y el incidente en que resulté navajeado en un puto congal de etzatlán
por un hijo de perra encabronado porque la fulana que él quería cogerse
prefería coger conmigo y además cobrándome la mitad

tuvieron que pasar 30 años y que mi vida se fuera a la mierda

para que por fin, una aburrida tarde de junio de 2019
-tirado en la cama después de haber bañado al perro y
pintado la cerca del patio-
una fuerza oscura en mi interior me impulsara
a escribir esta cosa y publicarla así a bote pronto para que tú
puedas ahora gozar del placer de leerla


y valió la pena esperar, ¿no crees?




domingo, 9 de junio de 2019

los años perdidos


en los años que pasé
escribiendo mis jodidos poemas

ninguna mujer se plantó frente a mi puerta
esperando paciente durante horas
a que yo por fin saliera -con una puta resaca del demonio
a comprar cerveza y cigarrillos-
para lanzarse encima de mí y decirme
cuánto me admiraba y lo imposible que era ya para ella
seguir viviendo en la tierra sin tener por lo menos
el gran consuelo de que yo
le hiciera un hijo

ninguna tampoco se metió a mi casa
-y nunca le pongo llave a la puerta-
arrebatada de pasión por mi sublime canto
a practicarme en señal de gratitud
una buena mamada de verga

ni me llamaron del ministerio de arte y cultura
para decirme que me habían concedido
una subvención estatal que me permitiría
no tener que trabajar en jodidos empleos retribuidos con el salario de subsistencia
para pagar las putas pensiones alimenticias a mis ex mujeres
y poder a cambio dedicarme a escribir a tiempo completo
para mayor gloria de la poesía mexicana
-e incluso quizás darme el lujo
de darme alguna escapadita a manzanillo o acapulco
para renovar las fuentes de la inspiración cogiendo con las camaristas del hotel
tomando el sol a la orilla del mar y viendo los atardeceres-

lo único que conseguí -aunque de rebote-
gracias a mi noble y desinteresado empeño creativo
fue que todos en la familia dejaran de hablarme
después de que se filtrara en el pueblo
el rumor de que josé villa
encima de que era un puto borracho huevón y desobligado
que se gastaba el dinero de la pensión alimenticia de sus ex mujeres
en irse de putas y ahogarse en alcohol...

¡todavía tenía el puto descaro de publicar en internet
unos pinches poemas de mierda
presumiendo de lo borracho y putañero y cabrón que era
y llevando su cinismo hasta el extremo de autoproclamarse poeta supremo de la galaxia!

en realidad, siendo francos
hubiera podido no haber cogido nunca una pluma
y no haber escrito nunca una sola palabra
-en todos esos años que pasé escribiendo mis jodidos poemas-
y mi vida sería hoy en día más o menos lo que de hecho es:

una sucesión de días en los que, fuera de algún trabajito que sale esporádicamente,
no hago otra cosa más que rascarme los huevos despatarrado en la cama
viendo porno y series de 80 capítulos en streaming de sitios pirata
-ese donde danerys arrasa con desembarco del rey lo vi 3 veces y media-
masturbarme todas las noches como un puto adolescente de mierda
leer una que otra novelita policíaca para no perder la costumbre

y aguantarme las putas ganas de escribir mis jodidos poemas
-he escrito ya demasiados, y nada justifica que los siga pariendo-
hasta que de plano ya no logro contenerme más
y me transformo en danerys montada en el dragón y cada vez más mojada mientras el fuego

purificador de la poesía calcina la estúpida realidad de mi insípida y mediocre vida



domingo, 21 de abril de 2019

anuncio para casting de grabación del intento de record mundial femenino de mamadas


se solicita
varones mayores 18 hasta 65
buen estado de salud, forma física aceptable
presentarse con certificado médico de no enfermedades infectocontagiosas
y prueba reciente de vih
-abstenerse seropositivos, gonorréicos, sifilíticos
y poetas maricones que sólo vienen a ver si pillan cachopolla-
se rechazarán aspirantes con tufo alcohólico
desequilibrados mentales y en general cualquiera
que se halle bajo influencia de las drogas
se recomienda no masturbarse ni mantener relaciones sexuales
en las 48 horas previas a la realización del evento
y darse una buena comilona antes de venir
dadas las características maratónicas del asunto en ciernes;
no se extenderá contrato de ninguna clase
siendo la participación en todo caso voluntaria y ejercida sin coacción alguna
y sujeta siempre al script elaborado por el staff artístico de mirinda love porno productions
o bien a las eventuales improvisaciones que a la propia mirinda love
le llegue a salir de su santo falopio introducir sobre la marcha
y al calor del momento;
se expulsará, eso sí, sin la menor contemplación
-pudiendo recurrir incluso para ello a medidas de fuerza excesiva-
a todo aquel que, ya encajado su miembro en la boca de la antes mencionada pornostar
y hallándose ella como quien dice metida en faena
trate de pasarse de listo empujándole la escopeta despiadadamente garganta abajo
-con riesgo de provocarle desgarro esofágico o asfixiamiento pulmonar-
sin importarle echar por la borda, gracias a su calentura e impulsividad
todo el esfuerzo humano y labores de logística
que a lo largo de meses el equipo de mirinda love -y por supuesto ella misma-
hemos venido realizando a fin de lograr alcanzar la meta que nos proponemos:
grabar el video en hd, transmitiendo en directo por pornoflix
el intento de rompimiento del récord mundial
de mayor cantidad de vergas mamadas con eyaculación
por una sola mujer a lo largo de 12 horas
y que actualmente ostenta, con 774 salchichas ordeñadas
la legendaria nakambuta mutonga de nigeria
-primera porno star africana de la historia, muerta prematuramente a los 22 años
durante la filmación de una escena de zoofilia que incluía a dos caballos y un burro-
queda estrictamente prohibida, por otra parte
cualquier tentativa de culminación facial de las mamadas
no tanto porque a mirinda love no le encante que le pongan la puta cara perdida de leche
-la muy puerca es una verdadera adicta a los lácteos-
sino para evitar la acumulación de demoras innecesarias derivadas de trabajos de limpieza
que pudieran perjudicar la obtención del récord
así como también pretender que ella se trague el semen
una vez alcanzado el punto de no retorno del oral
-a menos, claro, que sea la propia mirinda love quien tome la iniciativa al respecto
y consienta en engullir el producto de la eyección sin mayor problema-
advirtiendo, en relación a los anteriores puntos
que será sometido a descarga eléctrica de 5000 voltios en los putos huevos
todo aquel que infrinja tales reglas;
en cuanto al tema de los emolumentos a repartir
¿no es bastante recompensa, a cambio del "trabajito" a realizar
que les chupe la jodida pirinola una de las más grandes estrellas porno mundiales de hoy?

así que mejor agradezcan que no les cobremos por la mamada, cabrones

interesados acudir el próximo domingo 28 de abril a mediodía
bañados, perfumados y sin liendres en los genitales
a las puertas del gimnasio municipal de sayulita, jalisco

por un mundo libre de neurosis y represión sexual

atte

josé villa, manager y ceo de mirinda-love porno worlwide productions y la chingada








sábado, 6 de abril de 2019

la vez que vi a bukoski vomitando al lado de un vw beetle en el parking de un pizza hut en pasadena


pregunta: qué hice todos los días
de aquel puto verano y parte del otoño que pasé en los ángeles
por ahí de principios de los setentas -72 o 73, ya quién se acuerda-
cuando viví de arrimado con mi tía leonorilda y mis 5 primos
en una casucha con tres cuartos, baño y yarda con césped al frente
en harris avenue, a tres cuadras de compton boulevard y distante cosa de 10 millas
del cuchitril donde, por aquella misma época
se dedicaba a beber cerveza y escribir pequeños relatos de miseria y degradación moral
-encerrado en un cuarto que le alquilaba a una pareja de jubilados polacos-
un ex cartero alcohólico y putañero llamado charles bukoski
al que, como llegué a descubrir 30 años después
no me habría costado más que los 50 centavos del bus
y llevar conmigo un paquete de cervezas
ir a verlo para... qué sé yo...
¿decirle que su rollo me latía?
¿abrazarlo y sentirme un poco ridículo por mostrarme sentimental?
¿hacerle quizás una mamada?

respuesta: masturbarme viéndole las tetas a mi prima chelis
cuando se bañaba mientras yo la espiaba por una rendija en el ventanuco del baño
que daba al caminito que pasaba por detrás de la casa de mi tía





lunes, 1 de abril de 2019

mi discurso de presentación en masturbadores compulsivos anónimos


buenas noches, compañeras y compañeros masturbadores anónimos:
mi nombre es josé villa, soy poeta romántico y
me masturbo desde los 8 o 9 años
ahora voy camino de los 70 y no obstante que
en el lapso transcurrido desde los remotos días de mi infancia
pude hallar y practicar otras formas de aliviar mi calentura
lo cierto es que nunca, en realidad, por muchos culos
que tuviera a mi disposición para desahogarme a sus expensas
-y tampoco fueron nunca tantos como yo hubiese querido-
dejé de recurrir al método manual para obtener autosatisfacción;
nunca, por lo demás, me pareció
que pajearse pudiese ser un acto reprobable
ni motivo de remordimiento ni síntoma de la existencia de alguna tara mental
y si ahora estoy aquí frente a ustedes
exponiendo mi caso a su amable consideración
no es porque haya cambiado de opinión
o porque hubiese encontrado a yisuscraist y quisiera practicar la continencia
-ni por ninguna otra razón de índole filosófica o termodinámica-
sino porque en la etapa de la vida que transcurro ahora
viejo, cansado y sin ilusiones -como dice la canción-
y no teniendo una mujer a mi lado para desahogar en ella mis pulsiones eróticas
he adquirido la nefasta costumbre de pasarme hasta 6 horas diarias
masturbándome frente a la webcam en el chatroulette
-lugar de encuentro en internet al que concurre tanto gente adicta al exhibicionismo
como mirones interesados en echarle un vistazo a los genitales del prójimo
y que seguramente todos ustedes conocerán perfectamente-;
tampoco es que pasarme tantas putas horas sobándome el pinche garrote
me parezca por sí mismo un acto que debiera reprimir
el problema, sin embargo, en mi caso
y el motivo por el cual he decidido acudir a masturbadores anónimos
es que, siendo yo uno de los más grandes poetas mundiales de la actualidad
y dada mi provecta edad, disponiendo ya de tan poco tiempo
para dedicarlo a la creación de mis excelsos poemas
-y culminar asi una obra literaria que me lleve a obtener el nobel antes de estirar la pata-
necesito urgentemente hallar la forma de contrarrestar esta puta manía que tengo
de pasarme las horas largas meneándole el pescuezo al ganso frente a la cámara
-y dándole clik una y otra vez al botón de "next"
buscando que entre tanto pendejo onanista de mierda aparezca milagrosamente en la pantalla
una mujer con el dedo en el clítoris frente a la cual poder tirar por fin el lechazo-
necesito con urgencia quizás una terapia antimasturbatoria a base de fármacos o hierbas
un método oriental para obtener el equilibrio interno del yo
por una vía distinta a la manipulación de los genitales
o alguna chica entre las aquí presentes que se ofreciera a prestar su cavidad bucal
para sacarme el veneno del cuerpo con la mayor economía de tiempo y esfuerzo
en aras de servir a la noble causa de que en mi ocaso
no me falte cada día una buena mamada con eyaculación bucofaríngea incluida
la luz de la poesía no deje de brillar hasta el último aliento que yo haya de exhalar

muchas gracias




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...