sábado, 25 de febrero de 2017

emotivos momentos del ayer


la tipa que me rentaba el cuarto
andaba alrededor de los 50

estuve un mes en aquel pueblo perdido en las montañas;

había ido a escribir poesía

bueno
de hecho escribí poesía

3 hermosos poemas
no muy largos
sólo 4 versos cada uno

a continuación los transcribo
para regocijo de mis lectores:

poema 1

aquellos cerros que se ven allá a lo lejos
son tan bibliotecarios
que quisiera hundir mi espíritu en ellos
y renacer hecho un poemario

poema 2

aquel río que corre allá del otro lado de la cerca
es tan gramatical
que quisiera hundir mi cuerpo en sus aguas
y renacer convertido en hipopótamo

poema 3

aquel par de tetas que se asoman por la ventana del cuarto de mi casera
son tan fornicativas
que quisera hundir mi pepino entre ellas
y eyacular como un tren de 80 vagones

antecedentes históricos

en aquel entonces era yo un joven poeta impresionable
y todavía no había tenido muchos culos que digamos
(era un estúpido, en otras palabras)
por otra parte, rezumaba semen por cada orificio de mi cuerpo

mi casera lo advirtió al primer golpe de vista
y se pasó el mes completo metida en mi cuarto:

chupándomela
masturbándome
drogándome
emborrachándome
sodomizándome con la escoba
sodomizándome con la cazuela
metiendo su coño en mi lengua
introduciéndose mi brazo hasta el codo en su vagina
enseñándome sus falopios
etc

cuando me fui del pueblo
pensé que esos 30 días habían sido tiempo perdido
un tropiezo en mi incipiente carrera poética

actualidad

pero
¿quieren saber una cosa?
hoy
cuando necesito dos viagras para ponérmela dura
y si gasto mis ahorros en viagra luego no me queda
ni un puto peso para pagarme una puta
hoy
cambiaría todas las pendejadas que he escrito
y el premio nobel de poesía que recibiré en algunos años más

por volver a vivir una sola semana de aquellas




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...