lunes, 26 de diciembre de 2016

¿por qué lloran los poetas?


porque ya es tarde y está oscuro y afuera llueve
y un viento frío se cuela por alguna parte y qué lejos quedó el amor
qué lejos aquellos días y las grandes cosas que haríamos
y este maldito silencio y este maldito cansancio
y las noches tan largas y el abandono y la traición
y el puñal por la espalda
y porque me siento muy solo y me duele el alma
y me duele la indiferencia y me duele el huevo izquierdo y oh qué sensible soy
y porque mis poemas no los lee nadie a pesar de su grandiosa perfección
y porque aun estando a punto de ser echado del inmundo agujero en que vivo por impago de alquiler
soy incapaz sin embargo de dedicarme a buscar un puto trabajo debido a que
si lo hiciera no tendría tiempo para escribir mis hermosos poemas
y porque todos me tienen envidia de la mala
envidia por lo maravillosamente bien que escribo, por mi sensibilidad artística
envidia porque soy especial y ellos en cambio son una puta bola de mediocres resentidos
que cuando mueran ni siquiera su perro los echará de menos
-mientras que a mí me recordará por siempre la posteridad-
y porque ninguna mujer quiere vivir conmigo dado que no tengo ni un puto peso
y las muy estúpidas no se conforman con leer mis poemas para quitarse el hambre
y porque cada día me hago más viejo y a este paso, a menos que ocurra un milagro
pronto tendré que irme a un puto asilo para indigentes y escoria humana donde las
amargadas y malcogidas fulanas que por lo general asisten en tales lugares
me tratarán sin duda como si fuera un puto perro sarnoso y no el mejor poeta de jalisco
y porque la fama no llega y la gloria no llega ni mucho menos
el reconocimiento mundial por mi poesía y el dinero y los premios
-y quizás lo único que habrá de llegar será tan sólo la puta muerte y el olvido-
y porque hay días en que tengo la leve sospecha de que mi vida fue un puto desperdicio
-una puta equivocación, un puto experimento fallido, un patético error-
y pienso entonces que mejor hubiera sido que mi madre me abortara y no haber nacido
y porque no sirvió de nada haber amado a las mujeres que amé porque al final todas ellas
acabaron odiándome y escupiéndome a la cara y mandándome a la mierda
y ahora que estoy viejo y perdí mi belleza y gracia y necesito
un culo para quitarme de encima el maldito estrés que me causa mi insatisfactorio estado
ninguna de todas esas ingratas furcias viene a verme ni siquiera para hacerme una
sencilla mamada
y porque lo único que obtuve de la vida, a fin de cuentas
fue un puto pedazo de mierda pinchado en un palo

me lamento y me doy de cabeza contra la pared y... lloro




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...