martes, 9 de febrero de 2016

las bragas de mi ex mujer

ella siempre las compraba
en uno de los puestos del tianguis
que se instalaba los sábados a dos cuadras
de la casa en que vivíamos entonces

de la marca seducción
en colores de preferencia neutros
-beige, salmón, marfil, rosa suave-
nunca variaba del modelo que constaba
de un breve triángulo de seda por delante
y por detrás una delgada tira
que se le acababa metiendo inevitablemente
en la raja de su culo medio fofo

la etiqueta decía que si las lavabas
a mano, por separado y con agua tibia
un paquete de tres te duraba aproximadamente
entre 6 y 8 semanas
aunque teniendo ella la jodida costumbre
de echarlas en bola todas juntas
a la lavadora con otro tipo de ropa
y un chorro de cloro además del detergente
las putas bragas nunca le aguantaron
arriba de dos semanas y eso suponiendo
que antes no se las hubiera destrozado yo
alguna de esas noches que volvía borracho
del congal y cuando me metía en la cama
con las prisas por echarle un palo
en lugar de quitárselas despacio y con cuidado
me limitaba a recorrerle hacia un lado
la parte que le cubría el coño o
-si acaso andaba en uno de sus días-
la delgada tira hundida en la raja
de su pinche culo magullado que
después de la que solía caerle encima
más magullado le terminaba quedando

unas de color frambuesa desvaído
que encontré temprano al despertarme resacoso
detrás del respaldo del destartalado sofá
en que me quedé dormido cierta noche
que me puse el pedo en casa del vecino
("me las debe haber robado del tendedero del patio
alguna de esas putas que viven en el piso de arriba")
fueron las últimas que le rompí a la perra
antes de echarle a la calle todas las demás
junto con el resto de su ropa y las maletas

¿y también te robaron el tubo de crema vaginal
que te pones para que no te lastimen mis cogidas
y que vi en el baño de ese hijo de puta cuando fui a mear?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...