lunes, 8 de febrero de 2016

LA MONSTRUACION, DEL BLOG DE CABRÓNIDAS

Lunes, 08 De Febrero De 2016
Mis coetáneos y familiares de menor edad, de forma grupal, se mofan de mí porque escribo en el wasap con tanta corrección como puedo. Parece ser que utilizar todas las vocales, todos los signos ortográficos y de puntuación existentes como corresponde, así como empezar una oración con letra mayúscula y finalizarla con punto final, es una muestra inequívoca, no solo de mi involución, sino también de mi condición como último vestigio de una especie en vías de extinción. No me molestan las burlas en ese sentido, ya que no son malintencionadas y nacen desde el cariño. Y entiendo que esa nueva manera de escribir en un foro, en un chat o en el wasap (bueno, puede que no tan nueva), siendo como es una aplicación de mensajería instantánea, requiere de inmediatez y de expresión escueta y concisa. Pero bien sabe toda persona que me conoce, que modas, tendencias y demás (o como se quiera llamar) me las paso todas por el sacro forro de mis pelotas. Y no por ello, deja de irritarme más allá de lo que me atrevería a confesar, el irrespeto que muestran ellos por el lenguaje escribiendo de forma tan hiriente.


No hace mucho y sin ir más lejos, una conocida que sabe de mi furia al respecto y que no es ninguna analfabeta, me envió un wasap que me dejó sin resuello, como un puñal de hielo clavándose en mis entrañas. Un sudor, frío como una noche de ultratumba, perló mi frente arrugada de desconcierto, y a medida que mis ojos, muy abiertos e inyectados en sangre, intentaban descifrar aquella especie de batiburrillo de pesadilla, tuve que sentarme para no caer de bruces contra el suelo de la cocina recién fregado. La mano con la que sostenía el móvil temblaba más que la de un toxicómano privado de su veneno intravenoso, y empezaba a sentirme más destruido que el disco duro del pc de Bárcenas. Por aquel atentado sin parangón a la escritura, campaban en abundancia emoticonos, una barroca mezcolanza de consonantes, y también puntos suspensivos que iban de cinco en cinco o de dos en cinco. Por el contrario, escaseaban las vocales más que la empatía en el cerebro de un psicópata, y cualquier atisbo apreciable de que un ser humano se estuviera comunicando conmigo. Bien parecía el galimatías de un borracho en plenodelirium tremens o un documento merecedor de estudio de la paleografía.


Pero no, la realidad es cruda y me la sirvieron fría. He aquí el wasap tal y como me fue enviado, pero sin los emoticonos:


"Hol, kpullo......  ya acab mi pseo y mientrs m comi un hldo.. tu ya hs dscansdo? l otro dia stuve x alli cn mi hrmno y a lo mjr vuelvo a psar.. no t enfads si mñna no vengo..... xq mñna tbjo y tngo que hablar con vip.....  enga, m voy ke tngo ke condcir..... tqm hp".


Ya me gusta, y es incluso estimulante, que pongan a prueba mi capacidad intuitiva, pero no para interpretar semejante aberración. Y otra cosa y perdonad mi ignorancia, tropel aniquilador del idioma, ¿por qué cojones ponéis una P al final del sí y del no?




Regurgitado Por Cabronidas @ 9:00

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...