sábado, 13 de febrero de 2016

el poeta que olvidó su poema por estar hablando de otras pendejadas


cuando me estoy alcoholizando
sentado al fondo de alguna cantina de mala muerte
acompañado por una puta ya más bien veterana que
también se chinga sus alcoholes a buen ritmo
y a la que de vez en cuando le doy
unas monedas para que se levante y vaya y ponga en la rocola
alguna rola chingona y llegadora del cabrón josé alfredo
al influjo de cuyas notas poder clavarme los tragos con
mayor enjundia y sentimiento
-como si me hiciera falta un puto pretexto para empinar el codo
tomando en cuenta que llevo más de 50 años haciéndolo-
en fin, decía que
cuando me estoy alcoholizando
metido en la retaguardia del más cochambroso tugurio que te puedas hallar en
alguno de esos pueblos sin nombre enclavados en el punto extremo
del polvoriento camino que cruza el país de la desilusión
y tengo sentada a mi lado a una de esas putonas viejas y cínicas y deslenguadas que
ya están de vuelta de todo y sin embargo
aún creen que por ponerse una pinche minifalda de licra pegada al culo
y una ajustada banda elástica de 10 centímetros de ancho ciñéndoles las tetas
y zapatos de teivolera con tacones translúcidos de 25 centímetros
aún creen que tú, un consumado y experto putañero que se las ha visto de todos los colores
aceptarías de buen grado pagarles 500 pesos por irse contigo a un hotel a
echar un paliacate de media hora ("si me das por detrás son 200 pesos más")
en fin, decía que
cuando me estoy poniendo hasta el culo de alcohol
refundido en el rincón más tenebroso del último congal de la tierra
oyendo a josé alfredo en la grata compañia de
una decrépita ruina humana que a la escasa luz reinante en el local
te hace pensar en la abuela zombi de alguna película de resucitados
-ella, no obstante, se siente a tal grado sexi y buenota con su atuendo barato de teivolera
que no piensa aflojarte el culo por menos de 500-
en fin, decía que
cuando estoy agarrando a fondo el pedo...

¿saben una cosa? olvidé de qué mierda trataba el jodido poema


1 comentario:

  1. Feliz San Valentín villita, y cuidado con la abuelas zombis jajajja

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...