viernes, 3 de julio de 2015

un poeta viejo, solo y medio enloquecido


¿y si mandara de una puta vez a la poesía
a tomar por culo?

¿y si me dejara ya de hacer pendejo escribiendo
mis putos poemitas de mierda que nadie lee?

¿y si agarrara todas las libretas que he escrito
a lo largo de los últimos 10 años y las metiera todas
en un puto cartón y luego fuera y pusiera el puto cartón
en la banqueta para que se lo llevara el camión de la basura?

¿y si cogiera un martillo y destrozara a martillazos
mi computadora y me quedara de esta manera
incapacitado para acceder a mis blogs y a los foros
poéticos de internet donde publico mis poemas?

¿y si cogiera luego las tijeras podadoras y me cortara
uno a uno los dedos de las dos manos y
me empujara con ello a caer dentro de una situación
donde por más que quisiera no pudiese ya nunca
volver a escribir un jodido poema en mi jodida vida?
(quizás pudiera cocinar los dedos con salsa de barbacoa y
bajármelos luego con un tinto)

y si después que hubiera hecho todo lo anterior
me entraran de pronto unas tremendas, irresistibles,
apocalípticas ganas de escribir aunque fuese
un mierdosito, despreciable, mísero
pequeño poema de tan solo tres o cuatro rengloncitos

¿cómo haría entonces para no volverme loco?



3 comentarios:

  1. Déjate al menos un dedo jjajaja

    ResponderEliminar
  2. buena pregunta ante tantas respuestas

    ResponderEliminar
  3. Se los dictas al amor de tu vida. Mientras ella escribe tu puedes...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...