lunes, 20 de marzo de 2017

vida y muerte de un jodido poeta muerto de hambre


en el único cubículo de los servicios de hombres
de la gasolinera que está adelantito de autlán
por la carretera que lleva a guadalajara
a donde entró a cagar o meterse una raya
o quizás masturbarse de urgencia o a lo mejor escribir
en la puerta un repentino poema impostergable
quedó muerto hace 8 años melanio fornet
hijo predilecto y poeta maldito de juchitlán
autor de un solo libro de poemas
cuya edición de 100 ejemplares solo vendió una docena
y terminó quedando en las mesas de saldo
de la librería de viejo "el búho", en guadalajara
donde hace unos meses compré por 15 pesos
un ejemplar que más tarde leí de corrido
mientras esperaba mi turno en la peluquería que está a dos puertas de "el búho"
lo recogió una ambulancia de la cruz roja de autlán
dos horas después, ya tieso y frío
y lo llevó al depósito de cadáveres del mismo pueblo
donde estuvo sin identificar algunos días
hasta que su madre comenzó a extrañarse de que no volviera
ya que si bien le daba por desaparecerse
cada cierto tiempo sin dar explicaciones
y andar sin rumbo por los poblados aledaños
lo más seguro es que drogándose y haciendo el vago
o quizás prostituyéndose dada su buena facha
por lo regular volvía al cabo de un par de semanas
para recluirse en su cuarto a escuchar reggetón y mierdas por el estilo
y escribir los incidentes de sus aventuras que más adelante
le servirían quizás como material para sus poemas
así que la vieja pidió prestados 200 pesos al cura de la parroquia
y tomó un camión y viajó a autlán
después que se enteró que allí estaba uno
con las señas y la edad de su hijo
y vio que el muerto era melanio y se lo llevó con ella
a enterrarlo en la misma tumba donde estaba enterrado su marido
el padre de melanio, muerto de cirrosis
unos años antes, de 48, maldiciendo hasta el último día
la puta suerte de haber tenido un hijo maricón
que ahora descansaba eternamente a su lado
y encima encostalado con uno de los ejemplares de
"las rocolas no tocan las canciones que me gustan"
-y su colección completa de cd´s de reggetón-
que leí de un tirón en la peluquería aquella vez en guadalajara
incluyendo los datos de la biografía que adjunto aquí arriba
por si alguien lee esta cosa que se acuerde de melanio
(como si eso tuviera ninguna puta importancia)
de melanio que murió a los 26 metiéndose una raya más
de lo que su cuerpo podía aguantar, en el baño de una gasolinera
porque de masturbarse o de cagar no se muere uno
ni de tristeza ni de la maldita pesadumbre de vivir sin objeto

como un papalote que pierde la cola y se va zangoloteando por los aires





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...