domingo, 5 de marzo de 2017

te doy una patada en el culo, gratis


al atardecer bajé al malecón
compré un cornetto y me senté en una banca
aún sobrevivía un resto de luz diurna
pero ya estaban prendidas las farolas
había un tipo con rastas al lado de la estatua de neptuno
que portaba una pancarta al pecho donde decía
se dan abrazos gratis
a veces alguien se acercaba al tipo
y él extendía los brazos y estrechaba entre ellos al advenedizo
como si de veras le importara una puta mierda
como si todo aquello no fuese más que una patética comedia
tan falsa como el décimo orgasmo en menos de un minuto
de mia malkova en uno de esos videos donde la enculan un par de negros vergudos
viendo aquella farsa tuve una idea
caminé hacia el fulano y le descolgué la pancarta del cuello
y en la parte de atrás, con la crema chocolatada del cornetto escribí
te doy una patada en el culo gratis
luego alcé la pancarta sobre mi cabeza
y enseguida comenzó a congregarse a mi alrededor
un variado grupo de personas atraídas por el anuncio
dos adolescentes en minifalda, un pedófilo que cazaba pokemones
un anciano con bastón, un playboy vestido como elvis
un indigente con los ojos enrojecidos de drogarse, un vendedor de globos
un predicador aleluya con peluca de rizos verdes, una tipa como de cuarenta que hablaba por celular
y decía a quien la escuchaba del otro lado de la línea
"justo lo que necesito: que alguien me dé una buena patada en el culo"
me pasé las siguientes dos horas pateando traseros sin descanso
-incluso el de las rastas tuvo que ayudarme vista la afluencia de público-
la gente llegaba, se formaba en la fila y esperaba pacientemente
que llegara su turno de agacharse para que le patearan el culo
-algunos incluso se formaban otra vez para repetir la dosis-
no sé qué explicación sociológica tenga este asunto
al final me cansé de patear culos y me largué de allí

de camino a casa me compré otro cornetto

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...