sábado, 24 de diciembre de 2016

poeta viene de puta


las únicas poetas que conozco
ni siquiera escriben poesía
nunca abren un libro, no tienen ni puta idea
de quién fue neruda o byron o shakespeare
-ni maldita la falta que les hace-
algunas incluso son analfabetas
y a lo más que llegan en materia de escritura
es a garabatear una "x" en lugar de su nombre
cuando tienen que firmar en el registro de entradas del reclusorio
cada vez que las meten presas por prostituirse;
pero ¡qué poemas las he visto formar en el aire de la nada
cuando se acercan a mi mesa en el congal, montadas sobre sus tacones de 25 centímetros
y se dan la vuelta y se agachan un poco y se suben apenas la faldita
para dejarme echar un vistazo a las luminosas profundidades de su entrepierna!
poemas depilados y olorosos y ligeramente humedecidos
poemas peludos y sudorosos y esmaltados con leves rastros de
semen
poemas de labios abultados sugestivamente entreabiertos
entre cuyos pliegues uno juraría a veces que llegó a entrever
las cúpulas doradas del país de los elfos
poemas fruncidos como la boca de una anémona succionadora de los abismos marinos
poemas que parecen decirte "méteme la lengua y hazme cantar la jodida vieja canción de siempre"
poemas que puedes tocar con la mano y sentirlos vivos y palpitantes
y cuyo contacto te acelera los latidos del corazón y te estremece
¡cuánta poesía puede concentrarse en un espacio de dimensiones tan reducidas!
¡y con qué generosidad le regalan sus poemas al mundo estas impúdicas y noctámbulas poetas!
yo no sé qué mierda es la poesía
no sé qué mierda hace que un poema sea bueno o malo o patético o estúpido
(aunque tenga cierta facilidad para escribir de estos últimos)
pero una cosa sobre la que no tengo la menor duda
es que la máxima emoción poética que se puede experimentar en esta pinche vida

no la voy a hallar en ningún jodido libro de poemas




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...