martes, 6 de septiembre de 2016

donde se intenta dilucidar la cuestión del sentido de la vida


le dije a esta fulana que
si se arrejuntaba conmigo
la llevaría lo primero a mueblerías del pueblo para que
pudiera escoger el refrigerador
la estufa, la cama, un par de sillas
el armario; yo vivo desde hace años
como un monje budista, mi cama es el suelo,
me alimento de raíces, medito en cuclillas
debajo de un árbol en el patio
de 9 a 5 en un intento
por encontrarle algún sentido a esta puta pendejada que es
la vida
pero ya me cansé, no llego a nada
me aburro allí inmóvil durante horas
practicando esa estúpida autocontención respiratoria
inhalar-pausa de 30 segundos-exhalar-pausa de 30 segundos
y a veces por mucho que reprima
el impulso a manifestarse de mi voz interna
no puedo menos de acabar preguntándome "¿será esta babosada realmente
todo lo que lograron extraer los grandes maestros iniciados
de sus arduas y prolongadas jornadas exploratorias en pos del
método para llegar a vislumbrar el profundo secreto
subyacente al misterio cósmico de la existencia?"
además he comenzada a sufrir
achaques reumáticos, calambres, hormigueo en la punta
de las extremidades, distensión del tendón de la corva
"ya estuvo suave" me dije hace unos días "ya estuvo bueno
de hacerse pendejo" luego fui a
hablar con esta tipa; ahora probaré con ella
el método alternativo consistente en
ponerme a coger como loco, embarazarla, llenarme de
hijos, problemas, amor-odio, neurosis, ganas de matar
a la puta suegra tanto o más que
a su hija, voy a ponerme los grilletes
de una vida ajustada a los parámetros de
la sociedad de consumo, trabajar como cerdo, gastar como idiota, quedar aplastado
bajo una montaña de deudas, quién sabe si al final
descubro que el sentido secreto de la vida es eso, algo tan simple como
dejarse invadir el cerebro por tanta mierda que

ya no puedas pensar en nada más




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...