sábado, 9 de julio de 2016

y así está la jodida cosa...


saber que a pesar de todos los años
que malgastaste leyendo miles de libros
-eurípides, schopenhauer, rimbaud, freud etc-
tu poesía nunca pasó de mediocre, que ni siquiera es poesía
que sigues escribiendo como el culo; saber
que llegaste a viejo y estás más solo que la una
que nadie te quiere, que vives hundido en la miseria
que viviste una vida en la cual
sus mejores momentos fueron aquellos
que pasaste borracho en la cama con alguna puta
hace más de 20 años, cuando aún se te paraba
(aunque en realidad tampoco fuesen
la gran cagada que digamos)
saber que estás en franca decadencia
irrefrenable, mórbida, sin atenuantes
que te espera cruzar tus peores años
y que en ellos no habrá nadie a tu lado y tendrás que arreglártelas
como mejor puedas;
tener la clara conciencia de que los demás
al mirarte ven un fracasado
un tipo medio loco, huraño, alcohólico
-aunque el cuerpo ya no te permita tomar
más que una puta cerveza de vez en cuando-
y que ni tus propios hijos
consideran que valga la pena
hacer siquiera el esfuerzo
de llamarte a veces para preguntar
"cómo estás, qué cuentas, viejo"
porque al parecer ya no le ven la gracia
a que siempre respondas lo mismo:
"ahórrate el puto rollo, pendejo, y mándame dinero";
saber, en fin, con la afilada certeza
que la edad permite obtener,
que si te fuese dado volver a nacer
y poder empezar otra vez desde cero,
cometerías de nuevo cada error
cada cagada, cada estúpida acción
que ya tuviste ocasión de cometer
durante los últimos setenta años
saber tal cosa y todo cuanto sabes ya sin la menor sombra de duda
a estas alturas del partido
es difícil que de vez en cuando no te lleve a pensar
que quizás tu preciosa vida no haya sido

más que un puto desperdicio de la chingada



2 comentarios:

  1. Cada uno elige la mejor forma de vivir, equivocada o no fue su elección.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...