sábado, 14 de noviembre de 2015

UNO NORTE. SARCO LANGE

me asquea ya me cansa/ me agota/ me golpea/ me pudre y me aniquila
hablar de muertes y masacres
yo quiero hablar de todo
menos de las camas

de la tuya
de la mía
la de ellos
la de casi todos nosotros
porque saben a papel mojado
en el precipicio de una monstera
donde recién mataste el amor

boquean sanatorios
se arden de palizas
en la punta de la lengua
y abajo siempre hay un indigente

el que está perdido en sus harapos
tragando arena y dos de hielo
como si la vida
no fuese más que un vello púbico flotando sobre la sopa
o una mesa cuadrada
donde ya no come nadie

socia
me deprime estar horas y horas
buscando sinónimos de lo que quiero decir
cuando esa cabeza/ la de allá
la sin caspa pero sí aguaceros
la que vuela en el ataque y bajo el bosque
la de náuseas con 38 de fiebre/ la febril
se escapa invisible y nadie la ve
estando en todos los lugares
donde nunca está

la de bellezas sin moda ni vitrinas (alta pasarela muchachos, aprendan a mirarla)
bueno/ ella tiene los ojos ciegos
vista previa hacia su propia Teletón

¿mi aporte voluntario?: un guiño corrupto del que no la reposa
ni en el pésimo momento
de su Nescafé con taquicardia

es así,
no es más
pero tampoco es menos

es su baile ceniciento a las 12 de la noche
vomitando el ron porque estaba herida la botella
le falló el cálculo o se atrasó en la diplomacia
pues se fue a meter adentro de los urinarios
queriendo ella vaciarse
en una copa de cristal

en la sequía que me levanta cada día
para descender borracha
en el disco pare de una flor



los cobardes en mí
que ya no descansan 
por traerte tan arriba 



mirar fijamente al valiente torero
cuando la erección se salió de madre
derribando a pura garra
la sonrisa
del que no rió

o quizás de tanta caricia momificada ahí en sus hombros
se me anduvo retrasando la vida
y dije gracias,

por los paladares que no llegaron a tiempo
por la bífida lengua
cautiva y perturbada
en su debut

por enloquecer todo
menos lo obvio

tapiando puertas
antes que la lluvia
se aferrase a la indecencia
de quebrarme la brisa
y las ventanas


la carroza te la di siendo visita 
y tú la ópera
que se engrandeció rajándome el telón



sabes?
hay un pacto que no se puede pasar por alto entre personas de bien
entre "enemigos bien portados"
y es enaltecer lo albino que se traduce en el sexo
(o lo que tengamos debajo de la encía)
impregnando urgentes manchas
en la sábana que ya no cubre
que ya no ve/ y que no va
pero que se alborota
y no por no saber leer las líneas de la mano sangrada
ni por las estampidas llenas de asma y de conejos
o esa orgía de bochornos cuarentones
celebrando el gol que nunca se pateó

no sé
llego a la vinagre conclusión
que un poema
siempre estará embarazado en el reclamo

y cuando es parido
se queman los portales
(di cornisa/ y yo me lanzo)




se me reprodujo la piedra
en el desgarro 



¿me das agua?
¿me darías un poco de agua?
¿me lames un trago de vino adentro de la boca?

¿o también tú me vas a decir que ya no hay vasos pero que mañana puede ser?

regálame entonces la última gota de orina
o la primera de la mañana
cuando no fuiste al hospital

porque tengo una flor de grillos
que crece como piernas
y está loca


el poema se me desfiguró
igual que el rostro de un payaso 
en esas funciones con lluvia
donde no fue nadie


hay que escribir todos los días un poema
decía Pablo Neruda,
ese mórbido gorila de mierda
que dejó abandonada a la hija enferma
a su niña hidrocefálica/ su angelito maltrecho
la que dejó olvidada en un país lejano
mientras sus 20 Poemas de Hedor
y su puta Canción Enajenada
daban la vuelta al mundo
en coches tirados por caballos blancos
y servilletas manchadas con caca



mi 30 de octubre/ corazón
en tu 20 de llamas
Marilyn 


pero don Pablo
se me hizo fama
y no por poesía

se me hizo fama
por niebla
y por patada

no podía haber muerto en otro sitio
que no llevase el nombre de aquel balneario

el gordo sibarita no falleció en Cartagena
ni en París

se hizo muerte en Isla Negra

él quería una niñita rubia
para enseñarle piano y poesía
pero no fue así
le salió "una niña monstruo"
según sus propias y delicadas palabras

hay que escribir todos los días un poema
decía el vate

lo que hay que hacer
es nacer todos los días

o morir día tras muerte

da lo mismo la opción
mientras no te hieras los pies
bajo las moras
por último quién sabe,
mantener la nata y perjudicar a la saliva
en cada verso
o en tu verruga
que es también un dios/ tu hombre y mi mujer
hechos a mano
sin condición de género ni secta
y yo te digo BASTA!
no me duran más las plantas!
no las muerdes
muérdelas/ escúpelas
pero haz algo y hazlo ya
que no sea un puro ir y venir de árbol en árbol
usando las lianas como cepillos
o elásticos de bragas
que después de usarlas
ya no las podrás lavar jamás


en cada plegaria
donde sembraste la culebra
hay huevos

hay pisadas 



puta madre esta semana ando insoportable/ tengo ganas de romperme y no puedo porque me ataja el último vagón

tuve hambre/ me fui de casa
y me plantaron una anorexia de gatos
en la cerradura

perdí el punto y te juro que este invierno no me abrigué un solo día

recuerdo mi propio manoseo una mañana mientras me duchaba
me propuse no corregir nunca más un poema/ y el infarto del coso anterior lejos estuvo de ser la apología de una conquista obligatoria/ la historia no la escribí yo/ la hicieron otros y esos otros ya están muertos/ prefiero hacerme cargo de mis madres
y de encontrar la foto donde te escapé

sólo me delinquí en la misma ruleta rusa que ocupamos todos cuando queremos cagar en el baño de la novia
y te entra un pánico tremendo por el olor a pelo que saldrá hacia afuera
cuando ellos están cenando
y tú surfeas el pánico y el plan

entonces me follé impunemente a los Mapuches y los Araucanos/ traicioné la historia traicionándome yo mismo
porque los poemas traicionan
más que la pólvora
o el fuego
en un salvaje día
múltiplo de ti

escucha una cosa
y óyela bien

cuando sea el momento de los nidos
pienso ir a morirme a España
por dos razones muy claras
y son simples

la primera es porque lo deseo

la segunda
es porque uno tiende a irse a morir apartado de todo y de todos
igual que los perros enfermos
cuando no aparecieron una mañana
y los buscan
y acaban diciendo los dueños
"parece que se fue a morir lejos"

pero no lo haré en la calle

ni en un apartamento
menos aún en un hotel

lo haré en una casa
con murallas azules

será en la madre patria

y no por capricho



lo haré sólo para ver qué mierda leerás en el altar 













*dedicado a los poemas que no se lograron comprender





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...