sábado, 21 de noviembre de 2015

Sarco Lange. Uno Norte.

El Arma (primera parte)




la cosa es más simple de lo que piensas
o lo que no quisiste pensar
cuando pasó aquel convoy veloz como los impulsos
y la estación se convirtió
en una inquieta vorágine de besos inflamados
mientras ponías la mesa
con tu cuerpo en mi cuerpo
pero sin junios
ni manteles

dejó en el aire una grisácea estela de pus
de sorpresivos estigmas
sin código postal
ni carabelas

una miserable niebla ferroviaria

tu decisión fue la acertada
porque te quedaste abajo
privilegiando la tierra
y mirando absorta
aquel letrero de madera que decía "crece"
sin saber que ya habías crecido tan alto
que te empezaron a perseguir por todas partes
y tú ahí sin arrancar
ni por sabia
ni por excelsa valentía
ni por la ternura que te sobró como limosna

dejaste con la boca abierta
a los antiguos amores
cerrados

qué voy a saber yo de todo esto
si apenas logro sonarme los mocos
en tu pañuelo
y tu minuto

o quizás los trenes son los leves/ no tú
y delinques al pensar en la partida/ en el regreso/ en tu concepto agrónomo de las cenizas
ay poetas!
antes de incautar el lomo presidiario
pásenme un trago
y después sigan con su procesión de grandes balazos
cierren la puerta por fuera si me hacen el favor
que adentro ya estamos justos
y no somos pocos



vimos el video
ellos te humillaron
no eres víctima

eres la asesina



la cuestión es más clara todavía: la mujer de trenzas azules/ la azulada
con el amplio vigor del sexo en la mirada
ajusticiando al hombre en el hombre
ahí donde más le duele

en el medio del calvario

en la raíz noqueada
de una droga que se fue

pero ella
ebria/ alucinada
deambula vuelta loca mirando las estanterías
sólo para desclavarme en la pared
como si las habitaciones del amor
no fuesen otra cosa
que sitios eriazos
donde mean los perros
sin mirar atrás


dulce y bastarda agonía
fuiste la memoria
en lo marginal de las herencias
y el escándalo
se me quedó incrustado
en tu diente de oro


escarbada te vieron haciendo cima
cambiando escombros por lactantes

traficabas niños
con un arte maestro
digno de aplaudir

te llevaste al del mañana
pudiste haberlo dejado en Viena
o por último en Jerusalén

pero lo arrojaste al mar

de ahí la furia de las monjas
cuando te interceptaron camino a comprar tu cuota diurna de ron
ibas calmada por la avenida
tarareabas despacito una de Serrat
gafas violetas para ver las cosas violetas
y te cerraron el paso
te hicieron la emboscada
tomaron tu cartera
la abrieron
y vaciaron lo que había en su interior

había un rouge/ un frasco de esmalte de uñas/ un manojo de llaves/ una goma
de las de borrar
un incendio
y una fotografía de alta resolución
que no mostraba a nadie


tengo otro negocio mi amor 
que estar aquí diciendo la verdad


alabo el trabajo de los que no trabajan
se me enredan las manos en tu ramo de novia criminal
y me enerva usar las comas que ya no me comiste
o las urnas donde cavaste un agujero de pestañas
por tan satisfecha que ibas/ pelo suelto
en el margen asoleado
de cada vómito
y de cada de mí

fue mi ofrenda
el vaciarme la tripa
encima de tu falda

la limpiaste con cloro y acetona
pero ojo con los mimos
ojo con el soneto
mucho ojo con la rima

ojo con el respeto y el respiro
que ahí se juega
con las manos limpias

bah!/ verdad que estabas en la universidad
aburrida trazando versos sobre un cuaderno
arrancaste brusca la hoja
la hiciste una pelota de papel
abriste la ventana
y la lanzaste hacia abajo

abajo iba pasando alguien/ mariposa

y le rompiste el cráneo

le fracturaste media vida

la otra mitad son sólo recuerdos difusos
mira que yo a los 15 años ya conducía una Chevrolet Apache del 56
palanca de cambios de varilla
alzavidrios de manivela
radio no/ que no tenía radio
en esa época ni siquiera existían los casetes
y René me manoseaba la presbicia
y también los genitales

cuando supe que eso era una cochinada
y que también podría ser noticia
lo denuncié a la Inspección del Trabajo
estampé una querella en la justicia
pero no se lo llevaron preso
¿y sabes por qué no?

porque eso jamás pasó

lo que pasa son otras cosas
verbo idiota

hace dos semanas llevé a Conchita a ver Carmen/ una compañía española que estaba girando por aquí en Santiago
era en versión flamenco
Conchi/ así como una niña fantástica delante de una vitrina repleta de muñecas/ me dijo sarco crees me podrías acompañar a ver el show?
llevo 10 años sin salir de casa...

aquello fue hace tres meses

esa misma tarde fui a comprar las entradas

platea numerada
un chorro de plata
pero la vieja se lo merecía

para mis adentros pensaba que gastar 150 euros por ver zapatear a personas que no conozco de cerca/ ni de lejos/ era un despropósito/ en virtud que el abogado me quitó hasta los calzoncillos por vivir siempre de ingenuo
el tipo me la metió hasta las amígdalas y se largó
creo le financié las vacaciones
y un breve paseo por el infierno
cuando la parca lo venga a buscar

en fin
compré las entradas
con esos tres meses de anticipación
y hace dos semanas/ domingo era
domingo a las 5 de la tarde
cuando Conchi y yo
dos pájaros errantes en una jaula llena de muchachos veteranos
vimos el teatro apagar las luces
y ser testigos de un bailao de lujo conche tu madre
un canto rasgado en garganta rasgada
o no sé/ pero era una mujer gorda quien cantó un par de canciones que se me erizaron los pelos
y eso que soy calvo

como tu rodilla
cuando ya no te caíste

Conchi se emocionó hasta casi el aborto de quien tenía al lado
y que era su hijo



yo no quise morirme nunca
eso te lo prometo
pero no me lo prometas jurar


la fui a dejar a su casa/ su casa sola/ su casa de viudez/ su casa marchita
húmeda
la casa vacía/ la casa bipolar
la que le quedó enorme
cuando papá se fue a jugar allá arriba en las estrellas

ya era tarde
era de noche
no olvides que en los campos/ cuando es de noche
salen los demonios a jugar a los patios
y afuera había demasiado patio

y ellos estaban allí
agazapados
hambrientos
esperando su momento
para ponerse a lamer

esperaban detrás de los abetos
se arrastraban bajo las acequias
igual que las manchas de petróleo
cuando un barco naufraga en alta mar
y yo/ te confieso/ siempre le tuve miedo al miedo
así que preferí quedarme a dormir allí

llamé a casa
avisé que no iba a llegar
le dije a mi papá que se acostara tranquilo
que dejara la luz apagada
pero ya la había apagado
hace un año
mi viejo

me quedé en el campo
mami váyase a la cama
déjeme una manta y un rosario de besos
que hoy yo me quedo con usted
y con ninguno de vosotros

pero déjeme una manta por favor
que hará frío

esta noche será su paz
dormirá sabiendo que su esposo/ yo
se quedará entre las mismas cuatro paredes
donde ya no hay sueños
y si los hay
los compartiremos aterrados 

doña María Concepción feliz se fue a la cama/ llena su cabeza de flamenco
y yo de flamencos

contenta su corazón contento
me dijo sarco hoy dormiré en las bermas de la felicidad
por fin podré dormir tranquila
pues lo haré sabiendo que estarás aquí
te quiero hijo
(eso último lo dijo en un bostezo
así que no le di mucha importancia)

cerró su puerta/ encendió la radio donde escucha tangos
jamás me dejó la manta
y me quedé en el living a oscuras
con la tele y las luces apagadas
haciéndole un quite visual
a esa maldita silla de ruedas
que se quedó por siempre
reposando junto a la chimenea

para no derramarme en lo mismo que te abre cuando eres viñedo
me fui a la bodega
abrí la cajita de los porros
y descorché uno que fuese liviano

los unicornios

me quedé toda esa noche en la bodega

vi gente de inviernos
vestida de inviernos
bebiendo inviernos
manoseando inviernos
enamorándose inviernos
firmándolos/ masacrándolos
de inviernos
y había puertas por todos lados

también vi otras cosas
musulmanes locos/ gorilas albinos
poemarios escritos con sangre/ hombres corruptos
mujeres/ vi mujeres trastornadas
gatos/ quince gatos
y a Rodrigo Lira fumando hachís con Gabriela Mistral

apagué la luz de la bodega
me senté en la humedad de ese suelo que es radier
y en posición fetal
cerré los ojos
y la vida

se me turbó la mirada cuando me vi por dentro viajando de la mano con todos tus muertos

no alcancé a poner el piloto automático

se me olvidó

así que el idiota desnudó a Roberto
y le dijo oye macho/ quítate los pantalones/ bájate los bóxer/ déjame olerte la piel cuando te vuelves así de palmeras y afonías
ponte en 4
pa metértela toda/ huerfanito mío
y agárrate bien fuerte a las barandas del asco
que me está creciendo el tumulto

me di vuelta

me abrí

me la metió

fue una noche travesti de lunas escandalosas
cuando te colocas la herida
antes que el parche
y sangras por dentro
tu frágil cenicero de cristal

total/ qué importa todo
qué te importa si las ovejas
te las di para esquilmar mi lana
para adornar tus prados
o para comerte sus lenguas
que se agitan crudas
en el asador genial que te flamea
adentro

pero debía reposar
antes que saliera el sol

yo me automedico responsablemente
con tres de hielo
un ballet patrocinado de escorpiones
y un Tampax
por debajo del insomnio
para denigrar lo que nunca te pude comprender

por cierto
mira

ésta es la bodega de la que te hablo







de día no es escalofriante
incluso puede llegar a ser hasta serena/ y honesta
pero de noche te encargo un par de guantes
para que los ratones
no te dibujen un recuerdo de perlas roedoras sobre las mejillas
y no me vengas a decir que por las caras
corren más lágrimas que maratones
o que me viste revolver una loción de esquizofrenias
en virtud que aún suelo hacer buenos negocios
para alimentar a los demás
desde mi propia y humilde hambre

no es fea esa bodega

es horrible

pero es lo más lindo que he visto en la vida

quizás la encuentres una porquería
y tienes razón mujer

es un verdadero pecado
si lo ves así

ahí adentro meo
y duermo cuando voy al campo
y no me da el cuero
para ir a aliviarme afuera
allá entre la maleza


(los demonios/ cenicienta en paz)


luego
los ojos rojos
como una marea tentada de ignorantes
robando cigarrillos desde un hospital

¿porque te enteraste que no teníamos vida?

¿y que cuando callamos
los perros se volvieron locos
en una curva que está frustrada
                       pues él no puede
                               y no le sale?

trata de hacer las cosas bien
se mete los Clona como caramelos
le esconde los vibradores a las mujeres mentirosas
regala arcadas/ habla lo que no le hablan
manda libros por correo
se pajea apenas la tele anuncia que mañana será un día lluvioso
se mueve lento/ se cayó tres veces
y la princesa lo acostó
le lavó el hocico
con espuma y atentados
hasta dejársela limpia

tus bichos

pero al otro día
le plantó la cachetada

por eso se separan hoy los matrimonios


la cama
la de las rotondas que no sorteaste/ cirujana
te atragantaste entera dichosa
con un pedazo de carne
te quedaste sin poder respirar/ agitando los brazos en medio del ahogo
pues la manía y el morbo en un poema
es hacerte un Heimlich
para que escupas la tragedia
y también el grillo



(soy una maricona de la madrugada
una puta feliz
no cobro/ ya cobré
cuando te limpié el arcaico zodiaco
y tú dale que dale en los harapos mugrientos del tarot
creyendo todo lo que te decían los ases
y los tréboles de siete risas
adivinanzas en pijama
perdidos como niños pobres
durmiendo en cajeros automáticos
y no faltó el hijo de puta
que bañó en gasolina a uno de ellos
y le dijo fuma
pero fúmatelo después que yo me arranque
en la paz de esa mujer)

estaba en esa bodega
y tenía que salir de allí

me levanté

salí

afuera hacía el típico frío del amanecer

me fui al fondo del campo

en el fondo del campo
hay un nogal

allí al fondo
hay un nogal

y es grande

pasan cosas increíbles
que te juro no las creerías
después de las 05:00 am
cuando te sientas apoyada la espalda en el tronco
sacas un Winston
y alguien te golpea el hombro

oye,
allí afuera pasan cosas

y yo te las quiero contar







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...