martes, 17 de diciembre de 2013

LA MONSTRUACIÓN

Aún hoy hay quienes creen que reproducir según que discos al revés, esconden una oscura invocación al innombrable. Si bien es cierto que el heavy metal en general no es culpable de la manifiesta imbecilidad de aquellos que creen a pies juntillas en semejante necedad, sí lo es de la innegable asociación, consciente o inconsciente, de toda la consabida temática satanista y anticristiana de la que cientos de grupos se declaran, abiertamente, precursores y adoradores, expresándola en todas y cada una de sus canciones.


Aunque a mis oídos nunca ha llegado ninguno, puede que sí exista un disco con tan siniestras rogativas (por supuesto, autofinanciado por los propios músicos y distribuido por una compañía independiente carente de todo prejuicio), pensando como otros muchos, que la realidad supera siempre la ficción. Tengo claro que una voz enfermiza o deshumanizada hablando al revés sobrecoge e impone mucho más que si lo hace en su sentido lógico, sobretodo por el misterio de lo que pueda estar diciendo y los motivos para ocultarlo.


Por poner un ejemplo de los muchos que podría utilizar sobre lo que os estoy contando, ilustraré el artículo haciendo referencia al segundo trabajo de Slayer titulado Hell Awaits. Un disco magnífico que creó escuela allá por un lejano 1985 y que aún hoy rezuma veneno y malevolencia por cada uno de sus surcos. La famosa introducción para los que amamos esta música, es de las más escalofriantes que recuerdo y solo dura un minuto y cinco segundos. Escalofriante digo, si te atreves a escucharla sin ruidos de ningún tipo y en la más completa oscuridad. Si lo haces, te digo lo que están diciendo.


Eso sí, no me responsabilizo de lo que veas cuando enciendas la luz.







Publicado Por Cabronidas @ 18:42

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...