el manual del despechado aconseja


emprender un largo viaje te hará olvidar a esa cruel mujer
vivirás nuevas experiencias, encontrarás gente interesante
quizá por fin conozcas a tu verdadero amor


la idea me pareció de puta madre
¡alejarme de las calles por donde ella y yo caminamos juntos
con mi brazo alrededor de su cintura!
pedí vacaciones adelantadas en el trabajo
solicité un préstamo bancario
con google earth busqué un lugar a 15000 kilómetros de méxico
salió noruega
busqué en wikipedia
país de europa donde viven los noruegos
ideal para conocer mujeres noruegas
el vuelo duró 20 horas
en el aeropuerto de oslo me hicieron un par de preguntas
motivo del viaje: corazón roto
película favorita: la última de spiderman
busqué un hotel céntrico
me instalé en el cuarto
salí a cenar
terminé tragando una puta big mac
di una vuelta por ahí
oslo resultó ser una hermosa ciudad
los edificios viejos estaban muy bien conservados
en algunas calles había adoquines
regresé al hotel
la chica de recepción me llamó al pasar
"¿do you need sex?"
me le quedé viendo como idiota
le dije que no entendía
ella se inclinó entonces sobre el mostrador
se bajó la parte superior de la blusa
tenía las tetas como dos melones gigantes
"fifty dollars, one hour"
casi lo mismo que la puta big mac
i´am a mexican poet, le dije a la nena
una expresión de desencanto se dibujó en su cara
de pronto entendí que hubiera podido cogérmela gratis
pero ya era tarde
"oh, i see, you are a fucking gay"
se guardó los melones y me dio la espalda
subí al cuarto
la imagen de los melones me perseguía
me di un baño y me masturbé con jabón
dormí mal
la luz de la mañana era gris y melancólica
en otras circunstancias hubiera escrito un poema
me vestí y bajé a la calle
desayuné unos putos mac huevos
salí del macdonalds y caminé por el rumbo
los noruegos eran altos y pálidos
las noruegas tenían los ojos azules y cierto aire triste
la gente caminaba sin mirar a los lados
llegué a una plaza llena de árboles y fuentes
me senté en una banca
más allá de los árboles se divisaba el mar
pensé que aun encontrándome a 15000 kilómetros
lejos de la mujer que me había roto el corazón
seguía sintiendo sin embargo aquella pesadumbre
aquel maldito desconsuelo
nada cambiaba por el hecho de que uno cambiara de lugar
ya lo había dicho hemingway en alguna parte
uno puede huir de cualquier lugar
pero nunca podrá huir de sí mismo
no sé qué coño había supuesto que ocurriría
el caso es que no había ocurrido
abandoné el parque embargado por una gran tristeza
la gente iba y venía a mi alrededor
decidí volver al hotel
detrás del mostrador de recepción había ahora un tipo
pedí la llave y subí al cuarto
abrí el minibar y saqué todas las botellitas
me senté en la cama y prendí la tele
daban la última de spiderman
la última película que vi con aurora
-la última vez que fui al cine con aurora-
abrí una de las botellitas y me la tomé de un trago
luego abrí otra 
y otra más
spiderman luchaba por salvar nueva york
yo luchaba por acabarme las botellitas
quizás viajar no fuese la mejor medicina para olvidar
allí estaba yo, a medio mundo de distancia de aurora
metido en un puto cuarto de hotel en noruega
alcoholízándome y llorando como un idiota por aquel amor perdido
al final me acabé todas las botellitas
bajé a recepción a conseguir unas cuantas más
la tipa de las tetas como melones estaba de vuelta
"oh, here comes the fucking shit mexican gay poet!"
oír aquello en mi estado alcohólico no me gustó
¿de modo que en noruega ser poeta significa
que uno tiene necesariamente que ser puto?
voy a demostrarle a esta perra qué tan puto soy, pensé
salté por encima del mostrador de recepción
-me sentía de alguna manera inspirado por peter parker-
la mujer gritó alguna cosa que no entendí
la cogí del cuello y la empujé contra el tablero de las llaves
le arranqué la blusa y le agarré las tetas
se sentían duras y calientes
me dispuse a chupar aquellos pezones hinchados
en ese momento algo me golpeó en la espalda con fuerza
caí al piso y perdí la conciencia
no sé cuánto tiempo estuve sin saber de mí
desperté encima de un camastro adosado a una pared
eché un vistazo alrededor
me hallaba en una especie de celda no muy grande
había otro camastro adosado a la pared contraria
la puerta era estrecha y de barrotes
afuera corría un pasillo iluminado a medias
en el otro camastro estaba sentado un tipo gordo
me guiñó un ojo al verme reaccionar
unas horas más tarde fui conducido a la presencia de un juez
básicamente se me informó de dos cosas
una: estaba condenado a permanecer 425 días preso
dos: mi compañero de celda era el violador gay
más degenerado y cachondo de toda escandinavia
una de esas cosas yo ya la sabía


el manual del despechado recomienda


mantén tu mente abierta a cada nueva experiencia personal
sólo así sabrás qué tan profundo puede ser el amor