martes, 5 de marzo de 2013

NEORRABIOSO


martes, 5 de marzo de 2013

POEMAS RAROS (54): Un poema de FRANCISCO J. SEVILLA


Las musas académicas,
las clases adecentadas,
and políticamente well,
las pencas bluseadas.

q 69 hueras misioneras,
q zotes, q bufonadas,
q greguescas, q pastos
de eolias conjugadas.

Q espantos, q lepantos,
q meandro de mamadas,
q jiráficas rifas nolas
q planteamientos jaranas.

q batánicas matagachas,
q na y tachas mamotretas,
obesas poesías pelusas,
pedorretas,cornamusas.

q melindres y meandros,
versionados los meados
verseos epistolados,
cargados y cagandros.

Modulados apretones
de capón y coloreros,
con las tintas goreros,
frasezuelas picatostes.

Cagajón, zullón, sifón,
puteriles carpinterías
del carpantismo rulón,
alfeñiques y olayías.

Restregadas testuces,
marifonas y manolas,
cerdas y cocacolas,
jaranas, altramuces.

Hideputas, hijaliendres,
cabezonas moleskinas,
caperuzos molestones,
piara de peces chuzos.

El sermón de los sermones,
y las poemas afeitadas
pitagóricas, confitadas,
patuleas de los quijotes.
.



Amigos


Con fecha 5 de marzo de 2013, martes lluvioso en Argüelles, y siguiendo mi falta de pudor habitual, quiero decir que llevo dos años y medio mostrándome por mi única culpa como un hombre frágil, errático y con mucha tendencia al desquiciamiento, un despojo tóxico de esos que es mejor mantener lejos y, sin embargo, ellas sabrán por qué, ha habido cuatro personas que nunca me han abandonado en este tiempo, escribo sus nombres en orden alfabético:

Giovanni Collazos
Ilkhi Carranza
Juan Luis Pérez Montoya
Verónica Gil

Estas cuatro personas me lo han aguantado todo, no permiten que nadie hable mal de mí en público o en privado, me envían mensajes cuando lo necesito y dos de ellas hasta me han prestado dinero. A cambio, yo no les he dado nada o casi nada y ya es hora de cambiar, por mucho que uno de los consejos sostenidos que me dio mi padre durante su vida fue el de que no tuviera amigos.

Claro que los tengo. Estos cuatro son amigos míos. Y voy a estar a la altura de ellos. Así que aita, perdona que te diga esto, y no pienses que me he olvidado de a qué he venido a Madrid, pero en este punto de la amistad voy a rectificar, aquí eras tú el equivocado.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...