viernes, 1 de enero de 2016

TORO SALVAJE

1 de enero de 2016

ESTA HERMOSA NADA

Recién horneado el nuevo año
disfruto agradecido
del maravilloso espectáculo
de las calles vacías y deliciosamente huérfanas.
No hay ruido.
No hay maldad.
No hay voces.
Sus propietarios duermen ahora
el sueño fallido de cada año
que de aquí unas horas les explotará en la cara
cuando despierten aturdidos
y el espejo burlón les devuelva un anticipo de su ceniciento futuro.
Y sucumbirán como cada año
ante una realidad que juega con ellos
como si fueran tristes marionetas del sádico teatro de los timos.
Esa es una guerra perdida
en la que los soldados muertos
brindan por un futuro que no existe
entre ridículas lluvias de confeti 
y lentejuelas ahora catastróficamente deprimidas.
Mejor me abrazo a este seductor vacío
y sigo disfrutando de estas horas.
Un susurro de aire inmaculado 
vuela atónito entre toda esta hermosa nada.
Es como si la ciudad estuviera por bautizar
y su corazón latiera una dulce canción de amor.
Quizás así debió ser el principio de todo
cuando no había ciudades
ni aberraciones humanas.
Una madrugada.
Un gran silencio.
Una promesa de sol.
Y un mundo por descubrir.
Un mundo donde todo era posible
y la naturaleza silbaba felicidad cada mañana.
Sin embargo poco durará este milagro de paz y belleza.
De aquí un rato despertarán las fieras 
y rugirán malhumoradas su desencanto.
Y envenenarán el silencio 
y profanarán esta paz sagrada.
Y volverán a llenarse las calles de egoísmos y envidias.
Y el mundo consternado otra vez
abandonará la bendita tregua
con el corazón apenado
y seguirá girando otro año más
con su pesada y lamentable carga de humanos y maldad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...