domingo, 22 de julio de 2012

ADOLFO GONZÁLEZ.. POETA.


 Su nuevo libro UN SURTIDO. 





Una muestra del libro UN SURTIDO



TIENE QUE HABER DE TODO (pág. 3)

Versos desnudos, trajeados, de sport, en taparrabos
Versos que se caen, que se levantan
Versos atléticos, obesos, amorfos, esqueléticos
Versos con hambre, con empacho
Versos de vasta ignorancia, de vasta cultura
Versos inútiles, productivos
Versos que se manchan, que se lavan
Versos asturianos, gallegos, manchegos, universales
Versos que se dicen en prosa, que se dicen en verso
Versos republicanos, monárquicos (reyes de sí mismos)
Versos que se odian, que se aman
Versos de izquierdas, de derechas, de centro, apolíticos
Versos en predestinación, en libertad
Versos discretos, charlatanes
Versos que se duermen, que se despiertan
Versos tranquilos, de los nervios
Versos de lo más tradicional, de lo más moderno
Versos cristianos, paganos, ateos, hinduistas
Versos peregrinos de camino a la capilla de la unidad

****

SIEMPRE SE APRENDE ALGO (pág. 4)

Vayan pasando las musas
de una en una,
dijo el bardo.

Fue entonces
cuando todas lo abandonaron.

****

UN SURTIDO (II) (págs. 42, 43 y 44)

Enamorado
de la nada
presente en todo
surjo
para escribiros
para escribirme.

***

De sol a sol,
mera ilusión.

***

Caprichos del artista,
mientras no encuentra su lenguaje lo echa de menos
y cuando al fin lo encuentra piensa que está de más.

***

Reconquista el país de la inocencia.

***

Tú, tan guapa, eres fea. Tú, tan lista. Eres tonta.

***

Presente, Pasado y Futuro
Quedaron en este poema
Para tomar un trago eterno.

***

Seis veces cambia el punto
de vista para ver
cada lado del cubo
de la vida real.

***

Propio de un mundo de fantasía que haya gente en un mundo de fantasía creyendo que el poeta vive en un mundo de fantasía.

***

Doctor, doctor, la sangre que me saca usted, tomate de primera para Dios.

***

La gente que se toma muy en serio a sí misma, en verdad, no es nada seria. Por eso yo soy uno de los hombres más serios del mundo.

***

Ver tantas tierras como terrícolas, tantas Europas como europeos, tantas Españas como españoles, tantas Asturias como asturianos.

***

Por compartir un poco de mi sabiduría/os voy a dedicar unas palabras. Dijo eso y se calló.

***

Estar: hacer estancia sin hacer.

***

Le dio la vuelta a sus ojos
y vio dentro el universo
visto fuera.

***

Las salidas de tono de las musas.

****

HAY TAN POCO ALTRUÍSMO (pág. 52)

en la nada,
en todas partes,
en este lugar extraño
que las palabras lloran,
tan alegre tristeza,
que tienes que salvarlas
mientras te salvan ellas.

****

ARENGA A LOS INSENSATOS (pág. 55)

Lanzadme una pedrada,
meadme luego encima,
sacadme las entrañas
y cambiadlas por morcillas
en vuestros embustes,
en vuestros mercados.

Lanzadme una pedra
-una que me deje grogui-,
cantada victoria
y sonreíd, que yo
me río
de vuestras piedras,
de vuestra orina,
de vuestros mercados,
de vuestra victoria
y vuestra sonrisilla.

****

GLOSA DEL POEMA ANTERIOR (pág. 56)

El poema parece un agitador burlesco (y así es en cierto modo) pero se trata de un teléfono desde donde el autor hace una llamada a la sensatez. Ningún humano -ningún humano ser humano- desea verse reflejado en el espejo de lo bajo, lo mentiroso y lo asesino. Ninguno quiere ser un insensato.

****

ME DECLARO MARCIANO (pág. 63)

Me declaro marciano
por ser normal,
por no hacer nada raro,
por no considerarme un genio,
por caminar despreocupado,
por no ser el sumiso ni el tirano ni el rebelde,
por no rendir cuentas a nadie,
por saber sobrevivir como nadie,
por no estar en guerra con nadie,
por ser completamente libre y no hacerle caso a nadie.

Me declaro marciano,
se me vuelven antenas los cabellos
y mi corazón, como platillo volante,
vuela de noche bien acompañado
por los espacios siderales.

****

SÓLO SERÁ UN ABRIR Y CERRAR DE OJOS (pág. 76)

Mira el vario paisaje
reflejado en tus ojos:

el paisaje te mira
mirándose a sí mismo.

El paisaje eres tú.

Que te pinte un retrato.
No te muevas.
Sólo será un abrir y cerrar de ojos.

****

QUIERO SER OTRA VEZ AQUEL JOVEN POETA (pág. 80)

Quiero ser otra vez aquel joven poeta que retaba al papel en blanco con miradas desafiantes, porque el papel en blanco al que retaba se quedó con mi cara y me dejó con cara de papel amarillento.

****

EL MEJOR COCINERO DEL MUNDO (pág. 99)

El mejor cocinero del mundo es el cariño.

Si no te gusta la cenita, chica,
la culpa es del mejor cocinero del mundo.

****

ALGO ZEN (pág. 103)

Vete a la playa, siéntate en la arena y mírate desde las olas.

Ese cuerpo en la arena no es todo tu cuerpo.

****

ESCUCHA EN EL SILENCIO (pág. 114)

Que todo queda dicho:
un gato gris,
el mar,
una comedia triste,
las horas y sus décadas,
una armónica vieja,
el infinito
etcétera
de la enumeración caótica del Tiempo.

****

CARTA AL TIEMPO (pág. 115)

Querido amigo:

en el alfiler de un momento
cabe la eternidad
tuya
como una aguja,
pero te dividimos,
con lo bien que tú sumas, restas y multiplicas
-te lo agradezco mucho-
nuestra estancia
en tus nalgas
como incómodos granos
o como hormigas
a la altura de tus pies.

Es porque nos extirpas o nos pisas
-te lo agradezco mucho-
que podemos vibrar con grandes elegías.

Te pusimos caretas
-calendarios y agendas-
pintándote así un rostro
de pared y escritorio que sin duda no tienes.
Te lo agradezco mucho,
porque ya son
-o somos-
muchos los caraduras.

Muchas gracias
también
por el día y la noche,
ese par de relojes que jamás te has quitado
y para sí quisieran las altas joyerías.

Y, sobre todo, gracias
-gracias, Tiempo, mil gracias-
por ese don de darnos recuerdos y proyectos,
inventor de pasado y futuro en la mente,
siendo
tan sólo
un tiempo.

****

VERSO PEREGRINO DE CAMINO A LA CAPILLA DE LA UNIDAD (pág. 121)

Soy libre como el agua que se escapa de estas manos.

****

LA MUERTE NO ME ROBARÁ (pág. 134)

La muerte no me robará, jamás, nada que no le pertenezca.

Qué más da que este corazón un día deje de latir.
Mi corazón es algo más que el músculo que late.
Es pulso de otro mundo.
Es un ladrón astuto que a la muerte dejó sin blanca.

Cuando yo muera por última vez,
ella podrá recuperar sus cosas y morirse bien a gusto.
No opondré resistencia. Le diré:
Ahí tienes lo tuyo. ¡Salud, hija de puta!

Y esto no ocurrirá en la vida, ni en la muerte,
sino en la inexistencia de ambas,
como ahora, como siempre.

****

NO SE HABLE MÁS (pág. 140)

En el cielo de esta tierra -que no es otro que el de no entrar al trapo- siempre es verano. Por eso, en lugar de escoger palabras rebuscadísimas para lucir palmito, mejor escoger la palabra toalla, ponérsela al hombro del pensamiento, e irse, sin complejos, a la paradisíaca playa nudista del poema.

****

NO ME DA VERGÜENZA (pág. 163)

No me da vergüenza ninguna
dedicarte un poema de mi falo.
De qué iba a avergonzarme
si mi falo nació conmigo,
si también soy él desde siempre.
Mi falo es el caballo que tú montas,
el poni tierno que acaricias
cuando duermo, amazona.
Mi falo,
mi falo adictivo y enganchado,
mi falo malo de la película.
Mi falo maquinista del tren de tu amor.
Mi falo daga penetrante en tus tierras elásticas.
Mi falo servicial, tan tuyo, tan a tu disposición.
Mi falo hecho para que le saques jugo.

****

DESPUÉS DE VER (pág. 173)

Después de ver
oscuro
al día
la noche le parece clara.

****

UN SURTIDO (VIII) (págs. 174, 175 y 176)

La palabra, en la voz, como un ave en su nido.

***

Gracias, presencia,
por darme certidumbre
de mi ausencia.

***

De pronto, el mar es un conferenciante inexplicable, ante asistentes inexplicables, dando una conferencia inexplicable en la que explica lo poético como un fenómeno que no debe explicarse. De pronto, sí, el mar se llama Antonio Gamoneda.

***

Escritura, vía de conocimiento.

***

Ahora que el poeta no hace planes
-es inútil hacerlos-
la musa quiere plan para esta tarde.

***

No te creas a ciegas que es honrada
la ignorancia vestida de desprecio;
recuerda que la envidia siempre es reina
del carnaval de muchos sentimientos.

***

La existencia es una escuela.
Y el maestro -aprendiz-
da clases de inexistencia.

***

Por sensatez,
se hizo la loca
la lucidez.

***

Yo sé que el cielo tiene un corazón
De agua clara en contraste con la piedra
Oscura del latido de esos hombres
Jamás esclarecidos en la tierra.

***

Choca, al afan del necio que se engaña
Crecido al margen de la propia vida,
La calma del que sabe estar viviendo
La verdadera vida que le vive.

***

Tras las dos anteriores estrofas, José Martí asentiría en silencio tocándose el bigote.

***

-Mi soledad, profunda compañera. Cuando me quedo solo, recibo a la cigüeña de los versos que me envía el Señor y los crío con ella.
-¿Con la soledad o con la cigüeña?

***

Delante de un fotógrafo muy serio,
lo complicado y lo sencillo
sonríen a la cámara.

***

Gracias, ausencia,
por darme certidumbre
de mi presencia.

***

Espadas que florecen
y flores que se clavan.

****

CON EL PASO DE LOS AÑOS (pág. 182)

Con el paso de los años
admiro cada vez más
a los perros,
a los burros,
a los lobos,
a los cucos...

A todos los animales
que son sólo lo que son,
que son de la honestidad
natural sin poner poses.

Al contrario,
desprecio cada vez más
a los perros,
a los burros,
a los lobos,
a los cucos...

A todos los animales
que no son eso que son,
que son del aparentar
ser lo mismo que los hombres.

****

COMO TE VEO YO (pág. 196)

Si fueras tan bonita como te veo yo,
ese gato callejero no sería esquivo contigo,
esa nube se quedaría quieta a contemplarte
y ese pájaro cantaría tan sólo para ti.

Esto era lo que iba a decirte,
pero resulta que ese gato, esa nube y ese pájaro,
igual que todo lo que vemos,
son pedazos de mí
-también de ti-
como lo son mis orejas, mis pies o mis costillas.

Y por eso
-y porque eres tan bonita como te veo yo-
ese gato ahora se está acercando,
esa nube se ha parado un momento a contemplarte
y ese pájaro está cantando tan sólo para ti.

1 comentario:

  1. Un buen libro, inteligente y ameno. Se lee de un tirón. Abrazos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...