domingo, 7 de mayo de 2017

ninfómanas intergalácticas adictas al sexo


cuando me pongo hasta el culo de peyote
suelo establecer contacto por vía telepática
con un ser de inteligencia superior extraterrestre autodenominado gilopollo
que habita en la ciudad flotante de sar-wot, al oeste de furzzian
un planeta gaseoso del cuadrante alfa 21 de andrómeda
distante sus buenos 1.98 millones de años luz de mi casa
-si los cálculos no me fallan-
/qwertymdq123blablablaj6/ me saluda gilopollo
en ese extraño idioma que hablan en su mundo
qué tal, gilo, cómo va todo por allá, respondo
/bvcertaññopq#b&&&p/ dice gilopollo
que traducido significa "igual que siempre:
trabajo como un puto negro toda la semana
y el sábado me tiro en el sillón a ver futbol y tomarme unas heladas
y mi mujer me grita que soy una jodida mierda inservible de cabrón
porque sólo puedo echarle 15 palos diarios"
según lo que me ha contado gilopollo en otras ocasiones
las mujeres en aquella región de la galaxia
son todas unas putas ninfomaniácas aquejadas de fiebre sexual crónica
que necesitan como el aire tener una verga metida en el cuerpo
y agobian a sus maridos para que estos se hinchen a tomar viagra
y puedan así ser capaces de culeárselas a todas horas
"a veces no tengo chance ni de cagar -me cuenta gilopollo-
porque laimely anda con la puta brama a tope
y si me atrevo a sacarle la verga se encabrona y me escupe y me rasguña la cara;
cuando nos casamos hará ya cosa de cinco años
se contentaba con que me la culeara sólo unas 70 veces por semana
y me dejaba ver el futbol tranquilo y hasta me llevaba cerveza y botana a la sala,
sin embargo no tuvo que pasar mucho tiempo
antes de que se volviera una completa y absoluta adicta a la cogida
que ahora ya no puede aguantar siquiera media hora sin que se la enchufen:
estoy pensando seriamente en suicidarme, pinche villa"
la primera vez que gilopollo me habló de estas cosas
yo no entendía qué puta necesidad tenía el pobre pendejo
de seguir casado con aquella insaciable gorgona sexual:
"acá en mi planeta no existe el divorcio, villa
-me aclaró gilopollo tiempo después-,
y si acaso se te ocurre cometer la pendejada de huir de tu casa
la policía te persigue para cortarte los huevos y encarcelarte en una celda aislada de por vida;
para acabarla de chingar -siguió poniéndome al corriente gilopollo-
por cada 500 mujeres furzzianas hay un promedio de sólo 3.4 hombres
de tal manera que, como criterio de asignación de pareja
el gobierno tiene que organizar periódicamente
combates sin límite de tiempo entre batallones de mujeres armadas con espadas y tridentes
que se enfrentan unas a otras indiscriminadamente y sin ningún tipo de reglas
sobre la arena de enormes estadios atestados de gente
hasta quedar despedazadas en su mayoría y hechas una masa sanguinolenta de carne picada
exceptuando quizás dos o tres de ellas que sobreviven de milagro
y obtienen de esta forma el derecho inalienable y divino
de poder casarse con alguno de los pocos hombres disponibles;
laimely se tuvo que cargar a más de 600 tipas en transmisión en directo
antes de poder aplacar por fin susinfernales ansias vaginales conmigo"
nunca duran mucho tiempo mis esporádicas conversaciones con gilopollo
los efectos del peyote suelen atenuarse en cuestión de minutos
y la voz de gilo empieza a desvanecerse gradualmente en las infinitas explanadas vacías del espacio;
algunas veces, sin embargo, antes de perder por fin el contacto telepático
alcanzo a percibir un lejano eco resonando al fondo de mi cerebro
de una voz aguda propia de una loca del manicomio
gritando algo que suena como /$$$####"&&?¿!!!/
y que traducido al español sería:
¡se puede saber qué estás esperando, hijo de la chingada
para desabrocharte la puta bragueta y venir a meterte en la cama!

luego me termino haciendo una paja rápida y me duermo




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...