viernes, 18 de marzo de 2016

LA MALQUERIDA. BLOG AMIGO.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Haz de mi lo que quieras

Bien, veamos. Vamos dándole movilidad a este blog. No puede quedarse pasmado. Moverse si si si. En círculos mareadores. Como péndulo de reloj antiguo. Metrónomo marcando pasos. Un dos tres pasito pa' delante, pasito para atrás.
Siendo dueña quién dice serlo, maestra del movimiento perentorio, la vida no se puede detener por un problemilla cualquiera como no poder escribir debido a que el acceso al blog no me fue permitido. Salve maese blogger. Estoy en tus manos. Haz de mi lo que quieras nomás procura no haya dolor. Mira que perder las letras debe ser algo parecido a perder la virginidad ¿No? Sepa la bola.

¿Por qué no hice el drama acostumbrado? No se me ocurrió averiguar. El escritorio en blanco me dejó patidifusa. No había tiempo para berrear, tenía cosas más importantes que hacer, ya después vería. Corre hay que peinar a La Bella, abróchate los zapatos. Deshaz los nudos en tú cerebro utópico. Lleno de sensaciones, escaso de sentido.
En otros tiempos me habría jalado de las greñas al punto de quedar calva. El blog, templo sagrado de mis tonteras cibernéticas era acotado por vallas imaginarias. Los aires intelectualoides se esfumaron. Abur señorita soflamera. 

Pedí a un amigo a ver si podía entrar. No hubo problema.
Mientras peinaba a Natalia, mi hija probó entrar y si pudo. Pedí a mi amiga lo mismo. Fácil, todo bien. A otro amigo no le salió el recuadro de comentarios.r368fr9yxyy666666dtrfy80'¡03aerx
(este es un mensaje escrito pot Natalia para su mamá en un instante que eché la computadora a un lado. No quise borrarlo. Se lo escribió a su mamá y listo).

Todo eso tomado con calma chicha. Total, si se perdía el blog pues ni modo. El mundo no se acaba por nimiedades.

Pensé podía ser problema del iPad, se ha vuelto obsoleto. Encendí la computadora. Apareció un letrerillo: Esta computadora dejará de recibir notificaciones porque es obsoleta. Blah, obsoleta su señora madre.

De la computadora grande ni hablar, hace mucho que se convirtió en adorno. Está más vieja que el blog. Para un aparato de esos, es mucho tiempo. Ancianidad.

Las cosas como todo van dejando de servir. Si se puede se cambian por otras y si no pues no. A todo se acostumbra uno menos a no comer.

El caso es que mientras se pueda, hay que darle al teclado, para eso está. En tanto se me ocurre algo lindo pa' escribir, trataré de explicar a La Bella porqué Babo Alejandro se la pasa abrazando mi pierna con súbito frenesí. Primavera a la vista y yo con estos pelos.


Siempre suya
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...