lunes, 11 de enero de 2016

divagaciones al final de un triste domingo intrascendente y jodido


el sol se oculta tras el horizonte y yo
me oculto en mi madriguera
hoy tampoco fui feliz
ni un poquito
ni por asomo
ni en el lapso de esas dos horas que pasé en la playa
y estuve viéndole el culo a las bañistas que
tomaban el sol tiradas en la arena
(en realidad sospecho que andar viéndole el culo a las bañistas
y percatarme de lo que me estoy perdiendo al no tener
una mujer a quién meterle la verga al final de cada día
me causa más infelicidad que otra cosa)
en fin, el caso es que se ha hecho ya de noche y
estoy solo en mi cuarto y
tengo los huevos a reventar de sustancia láctea
¿podré sublimar esa energía sexual bloqueada en mi organismo
transfiriendo el ímpetu de mi lujuria
a la elaboración de un poema?
bueno, veamos si logro hacerlo
¿de qué podría escribir, entonces?
¿de la vez que me quedé sin dinero a mitad de una borrachera
y cambié mi bicicleta de montaña por una pinche botella de tequila?
¿de aquella otra vez en que, totalmente alcoholizado
intenté arrojar del balcón de un apartamento en el quinto piso
a la mujer que en aquel entonces vivía conmigo?
¿del día que mi compadre melito quedó hecho mierda
al chocar en su carro contra un árbol
y yo, a su lado en el asiento del copiloto
en lugar de llamar a la puta ambulancia para que nos auxiliara
me puse a rebuscar en sus bolsillos la bolsita de coca que llevaba
y antes de cualquier otra cosa me dediqué a meterme unas rayas?
¿de cómo en el velorio de melito
donde me apersoné más alcoholizado que una puta araña fumigada
aproveché la vulnerabilidad emocional de la viuda del difunto
para llevármela a la cocina y cogérmela de pie contra el lavadero?
la noche se va sumiendo en una negrura implacable
y un vientecillo frío se cuela por la ventana de mi cuarto
¿qué clase de pinche poeta de mierda -me pregunto-
puede llegar a plantearse seriamente escribir
un poema donde hable de cómo se cogió a la mujer
de su mejor amigo mientras lo velaban?
"eres un cerdo degenerado, pinche villa
y por eso estás solo y ninguna mujer querrá jamás vivir contigo"
(y allí arriba queden esas deshilvanadas líneas
para todos aquellos que no pueden estar un día
sin leer las pendejadas que escribo)

¿y si me pusiera mejor a escribir poemas 
donde hablara sobre las maripositas y los pajaritos soñadores 
que vuelan alegremente en el jardín de los corazones enamorados?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...